Caso Dominé: “Trabajar, para ellos, es salir a robar en la Alem”

Cinthia Villavicencio, la testigo que aportó los primeros datos para dar con los acusados del crimen, ratificó ayer su declaración ante los jueces.

“Ellos decían que iban a ‘trabajar’ siempre en la (avenida) Alem. Trabajar para ellos es robar. Yo me entero de este hecho por (Exequiel) Tous, con quien tenía mucha confianza”, aseguró Cinthia Villavicencio, la testigo que aportó la punta del ovillo para que la investigación del crimen de Ana Dominé llevara a juicio a siete acusados. La mujer desde hace unos años está radicada en Salta, por eso declaró por Zoom y ratificó todo lo que había dicho durante la instrucción del caso.

El 12 de septiembre de 2020 a las 21, Dominé fue asesinada por una banda de rompevidrios que le efectuó un disparo en la cabeza para desapoderarla de un bolso que tenía la recaudación de su comercio. El homicidio ocurrió en la esquina de avenida Alem y Crisóstomo Álvarez. Al juicio llegaron acusados como coautores: Cristian Raúl “Pety” Godoy (señalado como el autor del disparo), Federico “El Loco Fede” Sánchez, Edgar Visuara y Antonio Greco. También están acusados de haber tenido alguna participación: Tous, Sebastián “Hormiga” Quiroga y Brian “Hijo de Zenón” Leguizamón.

“Lo que debo aclarar es que en ningún momento me referí a (Brian) Leguizamón, yo hablé de Zenón, es decir, del padre de este chico”, resaltó la testigo. Villavicencio manifestó tener miedo de seguir declarando. “No puedo hablar de ciertas cosas, mis hijos viven en Tucumán, en el mismo barrio que los acusados ¿quién me garantiza su seguridad? Si me quitan a un hijo no me lo devuelve nada”, planteó. Además aseguró que sufrió amenazas por parte de la familia de uno de los acusados. El juez Dante Ibáñez, en nombre del tribunal, le pidió que se tranquilizara y le aseguró que velarían por la seguridad de su familia.

La salteña explicó entonces que había un video grabado en la casa de un familiar de Quiroga, lugar en el que los miembros de la banda se habrían repartido el botín (cerca de $200.000) que le robaron a Dominé. “En el video aparecen Quiroga, Tous y Zenón padre”, señaló.

En el juicio se exhibió como prueba los chats que Villavicencio habría intercambiado con Tous (el acusado dice que son falsos) en los cuales la mujer le reclamaba que habían matado a una persona. “Lo que puedo decir es que Tous y Quiroga quizás no fueron (los asesinos) pero sí tuvieron participación. Además Tous es muy amigo de Sánchez, que es conocido en todo barrio Victoria porque su banda ‘trabaja’ haciendo robos y las ‘entregadas’ que le avisa la Policía. En realidad son dos bandas que a veces atacan juntas en esas ‘entregadas’”, detalló.

El defensor de Tous, Guillermo González, le preguntó a la testigo por qué le había enviado audios a la madre de su defendido desmintiendo esta versión. Dos de esos audios se reprodujeron en la sala. “Todos los audios que le envié a la madre de Tous fueron bajo amenazas. Me llamaban diciendo que pagarían mis hijos, lo llamaban a mi hijo mayor también para amedrentarme”, respondió Villavicencio.

Otro testigo que declaró ayer fue el abogado Carlos Garmendia, que fue relevado de su secreto profesional para poder dar su versión. Explicó que conocía a Villavicencio porque él había defendido a su ex marido en otra causa. Dijo que ella se comunicó con él para pedirle ayuda para venir a declarar en Tucumán de manera segura, dado que temía por su vida y la de sus hijos. “La fui a buscar acompañado por custodia policial y la llevamos a Tribunales. Allí le ofrecieron también el Sistema de Protección de Testigos para que estuviera más tranquila”, informó el profesional.

Tamaño texto
Comentarios