La Feria de Arte y Antigüedades de FAI se extiende por un día más

Por pedido de los clientes, la venta continuará abierta hasta mañana incluido. El fin de semana entraron nuevos objetos.

PARA TODOS LOS GUSTOS Y BOLSILLOS. Se ofrece una gran variedad de antigüedades y de cuadros. PARA TODOS LOS GUSTOS Y BOLSILLOS. Se ofrece una gran variedad de antigüedades y de cuadros.

Si no pudiste recorrer este fin de semana la tradicional feria y venta de FAI (Fundación para Albergues Infantiles), tenés dos días más para visitarla. Las autoridades de la fundación resolvieron prolongar un día más, es decir, hasta el miércoles inclusive, la actividad.

Así lo informó a LA GACETA Dolores Alfieri, presidenta de la institución. “Lo hicimos a pedido del público, y debido a la situación tan especial que estamos atravesando con esto de la pandemia. La idea es colaborar”, explicó.

Esta XXI edición de la feria FAI de arte y antigüedades se encuentra habilitada en el predio de la Sociedad Rural de Tucumán (Camino del Perú 1.050, Yerba Buena) y se puede visitar de 10 a 20.

Y aquellos que hayan concurrido a la exposición y venta los días jueves o viernes pueden volver hoy y mañana ya que se encontrarán con una gran cantidad de objetos nuevos que entraron este fin de semana, informó la presidenta.

¿Qué pueden encontrar los que vayan, qué hay para comprar?, se le preguntó a Dolores. “¡Qué no hay!”, fue la enérgica respuesta. “Tenemos de todo”, aseguró.

Luego enumeró que hay muebles tanto antiguos como modernos, en excelente estado; objetos de decoración, algunos muy curiosos, juegos de jardín, lámparas arañas, juegos de comedor, sillas, sillones, cristalería, vajilla. “En este caso hay vajilla antigua, de esa que se adquiere para usar en situaciones especiales, pero también vajilla muy bonita para uso diario”, aclaró la presidenta.

En cuanto al arte, subrayó que hay para todos los bolsillos, desde cuadros de firmas importantes hasta pinturas que son sólo decorativas.

“Como es habitual, la solidaridad de los tucumanos sale a la luz en estas circunstancias y nos ha ido muy bien con las ventas. Por eso es que si abrimos un día más, lo hacemos por pedido de nuestros clientes. También queremos destacar que con esto también se benefician los que venden -y dadas las circunstancias de la pandemia también la gente necesita vender-, ya que los objetos que recibimos los tenemos en consignación”, explicó Dolores.

Asimismo, respecto del dinero que queda como recaudación para FAI, indicó que se destinará a las obras en beneficio de los chicos a los que asisten.

“En la capital tenemos un albergue, donde viven 17 chicos -aunque hay cupo para 22-. Ellos van a la escuela, van al médico, como los niños de cualquier hogar”, especificó.

En Lules, en cambio, funciona un centro comunitario al que asiste una cincuentena de chicos (el número no es fijo), a los que se les dictan clases de apoyo escolar y diversos talleres, como para hacer huertas y conservas, por ejemplo. También hay charlas para padres.

Tamaño texto
Comentarios