Recomiendan crear un ente que controle y regule la gestión integral del agua

Especialistas proponen modificar el organigrama provincial para el manejo de los recursos hídricos. La Comisión Especial de Emergencia Hídrica de la Legislatura lo anticipaba en 2019.

Recomiendan crear un ente que controle y regule la gestión integral del agua

El agua es un recurso renovable, pero finito. Por eso es necesario planificar y administrar racionalmente su uso y aprovechamiento. Lo que sucede es que en Tucumán, eso se ha vuelto un problema porque conviven los perjuicios causados por los excesos de agua (las inundaciones) y los generados por el déficit hídrico (sequías o falta del servicio en algunas zonas).

Las políticas públicas al respecto son desordenadas y discontinuas y solo atienden el tramo final del problema central. Tucumán no cuenta con un Plan Director actualizado para el manejo de un recurso esencial para los pobladores.

El tema se expuso hace algunos días en el marco del Pre Foro ClimActivo, coorganizado por el Ministerio de Salud y el Ministerio de Desarrollo Productivo de la Provincia de Tucumán del que participaron distintas instituciones y especialistas. Entre ellos Eduardo Martel, que es ingeniero hidráulico y actualmente se desempeña como Vicedecano de la Facultad de Ciencias Exactas de la UNT.  “El tratamiento del agua tanto para su provisión para consumo humano, riego o uso industrial como para su evacuación/desagüe está disperso en numerosas reparticiones públicas, mixtas o en manos privadas”, analiza el especialista que integró la Comisión Especial de Emergencia Hídrica de la Legislatura (CEEH), creada por  Resolución HLT 60/2017 después de la peor inundación en la historia de La Madrid en el año 2017.

La gestión del agua hoy en Tucumán se encuentra en manos de la SAT, La Dirección Provincial del Agua, que depende de la Secretaría de Obras Públicas (dentro del Ministerio de Economìa) y La Dirección de Recursos Hídricos de la provincia que depende de la Secretaría de Medio Ambiente (bajo la órbita del Ministerio de Desarrollo Productivo).

“Sería necesario pensar en la creación de un organismo que tenga una visión holística del agua y que centralice el manejo de este recurso, con criterios unificados”, sugiere.

“Los permisos que se otorgan para desmontes, para urbanizaciones, para cultivos, dependen de la repartición que toque. Ante transgresiones, no hay sanciones porque tampoco existe quien controle”, agrega Martel.

La propuesta planteada por el experto implica un cambio profundo, que obliga a las autoridades a pensar en una modificación del organigrama provincial y a atender las problemáticas de manera diferente.

Pero ¿Cuáles son los principales problemas diagnosticados por esta comisión especial y las soluciones propuestas?

Han pasado dos años desde que el trabajo encomendado se presentó a las autoridades (la Comisión se disolvió en 2019) y esta semana, la realidad dejó otra vez al descubierto la falta de políticas de estado en el manejo de los recursos hídricos.  Muchos vecinos denunciaron la falta del servicio en numerosos puntos de la provincia. El reclamo enfrentó a los responsables y las culpas se trasladaron de una repartición a otra, con promesas de solución inmediata.

El drama de un pueblo

La Comuna de La Madrid ha sufrido entre el 28 de marzo y la primera semana de

abril de 2017, la peor inundación de su historia. El 80 por ciento de la población tuvo que ser evacuada durante varios días y los vecinos perdieron todas sus pertenencias. El sector productivo, también se vio afectado, con consecuencias que hoy son notorias. El desborde del Río Marapa fue el principal causante del escenario descrito, fenómeno que afectó también a otras poblaciones situadas en la cuenca baja hasta la desembocadura del río en el Embalse de Río Hondo, en la vecina provincia de Santiago del Estero.

Por eso, el objetivo planteado en el seno de la comisión especial creada ese año en la Legislatura era sentar las bases para el desarrollo de un Plan Hídrico Estratégico para la provincia de Tucumán.

La UNT asumió la asistencia técnica del trabajo del que formaron parte numerosos profesionales convocados para realizar un diagnóstico de situación y plantear las posibilidades de solución.

El informe técnico final fue entregado el 30 de abril de 2019 después de más de dos años de deliberaciones e investigación. En el texto, la Comisión advierte a los poderes públicos  sobre “el impacto y los costos que involucra la inacción en el campo tratado, en términos de salud, bienestar social y producción económica”.

Y recomienda conformar un ente que coordine las acciones vinculadas al manejo del agua en toda la provincia que hoy se encuentra totalmente atomizada; realizar un relevamiento planialtimétrico de sectores productivos de toda la provincia con mayor detalle del pedemonte y áreas de llanura; conformar un banco de datos públicos de acceso directo que refuerce a los existentes y avanzar en convenios con provincias vecinas que comparten las cuencas.

El documento toma como eje de trabajo la cuenca de los ríos Marapa - San Francisco para el resto de las cuencas de la provincia desarrollando Planes Directores bajo el concepto de cuenca. Y destaca la falta de relevamientos precisos de las cuencas ubicadas entre RPNº301 y RNNº157 y entre los ríos Seco y Pueblo Viejo.

El crecimiento de las ciudades en el pedemonte

Los expertos se ocuparon también del estudio de las cuencas hídricas en ciudades que han crecido notoriamente en los últimos años como Yerba Buena o Villa Carmela por ejemplo. Los datos analizados se encuentran, a nivel conceptual,  desarrolladas en el Plan Director de los Desagües del Faldeo Oriental de la Sierra de Javier y de su sistema de canales Troncales elaborado por la UNT en el 2002 -2003.

“Suponiendo que el canal troncal de desagües es el canal Sur, queda claro como la modificación de los usos del suelo por impermeabilización, incrementan los caudales de pico, disminuyen el tiempo de respuesta de la cuenca e incrementan el volumen de agua superficial”, se menciona en el informe final.  Por eso los canales terminan teniendo una capacidad insuficiente.

La recomendación planteada es desviar el canal, crear espacios de laminación temporaria, y uniformizar la capacidad de conducción de los canales evitando estrangulamientos.

Sectores Productivos: ¿Cómo aprovechar el recurso hídrico de manera responsable?

El informe elaborado por la Comisión Especial de Emergencia Hídrica de la Legislatura (2017-2019) plantea diferentes alternativas de solución para otro de los problemas vinculados al manejo del agua en Tucumán. “En las cuencas Marapa - San Francisco, la gran transformación del espacio la realizó el área agrícola con el desmonte de no menos de 1000km² con fines productivos realizadas durante los últimos 25 años”, detalla el documento. Por eso, entre las alternativas presentadas se propone: crear espacios verdes de detención temporaria; uso de barreras verdes que permitan filtrar y retener agua ubicadas a distancias prudenciales; en el caso de plantaciones de citrus, dejar crecer las gramíneas entre filas de plantas de citrus en verano para aumentar la resistencia a la erosión del agua incrementando la rugosidad. También se sugiere, en vez de conformar zanjones de desagüe excavados con retroexcavadoras angostos y profundos, conformar canalizaciones de baja altura y de radio hidráulico bajo (muy anchos).

Tamaño texto
Comentarios