La musicoterapia se potenció en la pandemia y es clave en la rehabilitación de pacientes tucumanos

Un profesional del hospital Del Carmen destacó que la música que "ayuda a las personas a mantenerse en un estado de bienestar general".

El uso de la música y de los sonidos en un ámbito de salud. FOTO ILUSTRATIVA TN.COM El uso de la música y de los sonidos en un ámbito de salud. FOTO ILUSTRATIVA TN.COM
04 Noviembre 2021

En el hospital Del Carmen utilizan la música en todas las etapas de rehabilitación.

El musicoterapeuta Antonio Díaz, quien forma parte del servicio de rehabilitación del hospital de Clínicas Nuestra Señora del Carmen, resaltó que la música contribuye a la salud de las personas y que se ha revalorado a partir de este momento donde la humanidad está viviendo un cambio de prioridades.

“La música nos viene acompañando desde siempre porque es un estímulo, una acción, una posibilidad de comunicarnos, de evocar y de identificarnos con otros. En determinadas situaciones de salud, ayuda a las personas a mantenerse en ese estado de bienestar general”, resaltó el profesional.

En este sentido, Díaz sostuvo que en la pandemia la música apareció para que los espacios se vuelvan saludables, dando una posibilidad de remirar y repensar los espacios que ocupamos.

“Dónde estamos, con quiénes estamos y en qué modo estamos con otros. Para muchos la música empezó a ser importante en sus espacios, con las personas que nos ha tocado estar aislados, o como una manera de acercarnos a los que tenemos lejos por medio de mandar una canción o cantar algo”.

El profesional indicó que hay muchas maneras de trabajar porque hay distintas poblaciones. “Cuando arranqué en el sistema empecé trabajando en el servicio infanto-juvenil con niños y adolescentes, principalmente con dificultades vinculadas a la escolaridad o en búsqueda de un diagnóstico. Y después con adultos por consultorio externo y con pacientes adultos que son mujeres residentes en el efector, que vienen de la época donde el hospital era un auspicio. Ellas reciben otro tipo de taller, como grupales para ver la comunicación, la escucha la memoria y como una actividad necesaria en su vida diaria”, detalló.

No alcanza con realizar un tratamiento de musicoterapia para conocer sus resultados positivos. Sin embargo, hay estudios que dan evidencian de que escuchar música puede tener los siguientes efectos positivos:

1.    Mejorar el estado de ánimo. Los estudios demuestran que escuchar música puede beneficiar el bienestar en general, ayudar a regular las emociones, y crear felicidad y relajación en la vida diaria.

2.    Reducir el estrés. Escuchar música “relajante” (considerada generalmente con un tempo lento, bajo tono y sin letra) ha demostrado reducir el estrés y la ansiedad en personas saludables y en personas que se someten a algún procedimiento médico (por ejemplo: cirugía, procedimiento dental, colonoscopía).

3.    Disminuye la ansiedad: Estudios han demostrado que escuchar música disminuye la ansiedad.

4.    Mejora el ejercicio: Algunos estudios sugieren que la música puede mejorar el ejercicio aeróbico, aumentar la estimulación mental y física, y mejorar el rendimiento en general.

5.    Mejora la memoria: Investigaciones han demostrado que los elementos repetitivos de ritmo y melodía ayudan al cerebro a formar patrones que mejoran la memoria.

6.    Calma el dolor: En estudios en pacientes en recuperación tras una cirugía, los que escucharon música antes, durante o después de la cirugía tuvieron menos dolor y una mayor satisfacción en general comparado con los que no escucharon música como parte de su manejo.

7.    Aporta comodidad: La terapia con música también ha sido usada para facilitar la comunicación, mejorar las interacciones, y expresar sentimientos como miedo, soledad, o enojo.

8.    Mejora la cognición: Escuchar música puede ayudar a recordar cosas que se creían perdidas e incluso ayuda a mantener algunas habilidades mentales.

9.    Ayuda a niños con trastornos del espectro de autismo: En estudios en niños con algún trastorno del espectro de autismo que recibieron musicoterapia se demostró una mejoría en las respuestas sociales, en las habilidades de comunicación, y en la capacidad de atención.

10.    Calma a los bebés prematuros: La música en vivo y las canciones de cuna pueden tener un impacto en los signos vitales, mejorar los comportamientos y patrones de alimentación en niños prematuros, y puede aumentar los periodos prolongados de estado alerta en silencio.

Comentarios