“Nos sentimos agraviados”, respondió EDET a las acusaciones por la falta de agua

Las autoridades de la empresa prestadora del servicio de electricidad consideraron injusto que la SAT los pretenda responsabilizar de los problemas del suministro de agua que hay en Tucumán. Reconocieron que hubo reclamos por fallas en pozos de agua, pero afirmaron que no de la magnitud que se planteó. Calificaron como desproporcionado el comunicado que dio a conocer la SAT.

Injusto. Desproporcionado. Una ingrata sorpresa.

Esas fueron algunas de las definiciones que utilizaron las máximas autoridades de EDET (Empresa de Distribución Eléctrica de Tucumán) para referirse al comunicado que emitió la Sociedad Aguas del Tucumán (SAT) el fin de semana, en el que les endilgan responsabilidades directas por la falta de suministro de agua en distintos puntos de la provincia. “Nos sentimos agraviados, esa es nuestra sensación”, reconoció a LA GACETA Luis López, gerente general adjunto de EDET.

En medio de una ola de calor y ante numerosos reclamos por falta de agua, el directorio de la SAT emitió el domingo un comunicado en el que reconoció que “es imposible” cumplir con el suministro y la distribución del agua. Se planteó que la crisis hídrica de 2021 sólo se equipara a la vivida en 1960, con el verano más cálido en las últimas seis décadas. Sin embargo, en los párrafos siguientes, dispararon contra EDET: afirmaron que los pozos no pueden producir agua por la falta de suministro de energía en alguna de las fases y por la permanente baja tensión de electricidad. “Tenemos un equilibrio inestable de consumo excesivo versus la falta de producción, a lo que se suma el desinterés de la empresa distribuidora de energía. Exigimos a EDET que regularice la situación para que no falte agua”, expresaron.

Culpas por la crisis

En la empresa de electricidad tomaron con asombro lo comunicado. “El tratamiento de la información es como si EDET fuera responsable de la crisis hídrica de Tucumán, de que los tucumanos no puedan tener un servicio tan esencial como el del agua. Nos parece injusta esa calificación de la SAT”, dijo López.

Las máximas autoridades de EDET recibieron ayer a este diario para dar su versión de lo sucedido. Horacio Nadra, gerente general, apeló a la base de datos para brindar precisiones. Afirmó que en la empresa cuentan con 588 suministros de titularidad de la SAT en toda la provincia, de los cuales 413 son bombas o pozos de agua. “De esos 413, tenemos 84 reclamos en el mes de octubre. El tiempo de reposición promedio es de cinco horas, pero la gran mayoría es de menos de dos horas”, dijo. Agregó que el tiempo involucrado en dichos reclamos respecto al total de horas de operación de los pozos representa un 0,16% en el mes. Reconoció que aunque hubo fallas, no fueron en la proporción de lo que comunicó la empresa de aguas y cloacas.

El gerente de operaciones de EDET, Daniel Nicoloff, afirmó que desde las áreas operativas de la SAT le manifestaron sorpresa por las expresiones vertidas en el comunicado. Analizó que la crisis de la sequía provoca que muchos pozos de aguas superficiales dejen de funcionar y que puede haber un efecto multiplicativo por fallas eléctricas habituales. “Creo que han querido plantear eso por un lado, y lo han configurado como un desinterés; como para que quede en la mente de las personas que el problema de la falta de agua es un problema eléctrico y no de falta de agua”, dijo.

López opinó que, tal vez, el comunicado ha sido “una declaración realizada con ligereza, sin cuidar los calificativos”. A su vez, indicó que el norte de EDET es dar respuestas en el menor tiempo posible cuando ocurren las fallas, y que los centros de salud, los electrodependientes y la SAT son clientes de prioridad uno cuando hay una falla. Planteó entonces que si tuvieran un problema eléctrico generalizado, como manifestó la SAT, no se hubiesen enterado por el diario sino que ellos hubiesen sido los primeros en saberlo.

Nadra, en tanto, dijo que espera que las autoridades de la SAT pongan lo expuesto en su verdadera dimensión. Agregó que pidieron al Ente Regulador que realice una auditoría de cada reclamo de la SAT para que se conozca “la verdad de los hechos”.

El vicegobernador a cargo del Ejecutivo, Osvaldo Jaldo, pidió a ambas firmas trabajar en conjunto para garantizar los servicios a los usuarios. Planteó que el clima hizo que se resintieran servicios como el del agua en algunos sectores, lo que generó preocupación.

Tamaño texto
Comentarios