En 2021 hubo más femicidios que crímenes por inseguridad

Destacan que hubo avances, que el caso Tacacho visibilizó la problemática, pero que aún así las muertes y la violencia de género no se detienen.

31 Oct 2021 Por Gustavo Rodríguez
1

VÍCTIMA DE FEMICIDIO. La docente de Inglés, Paola Tacacho.

Dos días antes de que se cumpliera un año del femicidio de Paola Tacacho se conoció otro caso que conmovió. Lourdes Díaz es una joven de 18 años que denunció a su pareja por amenazarla. La Justicia le dictó medidas protección y hasta tuvo la suerte de que se le otorgara una pulsera dual para que estuviera protegida. Pero el acusado violó dos veces las medidas y un juez le dictó la prisión preventiva en varias oportunidades. El martes, el acusado, se estacionó en la puerta de la casa de la joven. La víctima llamó a la Policía y nadie hizo nada por protegerla. “Tengo miedo de que me mate. Quedó claro que ya no hay manera de frenarlo. Desde haces meses que vivo esta pesadilla”, declaró.

Yanina Muñoz, de Mujeres de la Matria Latinoamericana (Mumala), fue categórica. “Es cierto que hubo avances, pero no fueron los suficientes. Creo que el caso de Paola llegó a visibilizar el problema, pero las muertes no se detienen. En lo que va del año se produjeron 17 femicidios y 17 tentativas de femicidios. Son cifras que asustan”, aseguró la representante de la organización. “Y ahora todos nos damos de bruces con el caso de Lourdes. Es desgarrador pensar que una chica de 18 años tiene una pulsera. Pero es mucho más preocupante saber que no todo el Estado la está protegiendo”, agregó.

Fueron tan fuertes las declaraciones de la joven, que hasta el mismo ministro de Seguridad Eugenio Agüero Gamboa se presentó en las oficinas del servicio 911 y de las seccionales 6° y 7° para conocer lo que había ocurrido.

“Sobre el tema está trabajando el fiscal Augusto Zapata. Según consta en el acta, el día 26 de octubre a las 18.20 la joven realizó la denuncia en la seccional 6° contra su ex pareja por la cual se informó de manera inmediata a la fiscalía, por consiguiente, la situación ocurrida, ya se encuentra siendo investigada por la fiscalía correspondiente”, señaló el ministro. “Es importante aclarar que todas las comisarías deben tomar la denuncia”, recalcó con tono enfático

Cifras en rojo

El temor de la referente de Mumala tiene su razón de ser. Los 17 femicidios (14 muertes directas, un transfemicidio y dos femicidios vinculados) representan casi el 20% de los 87 de los crímenes que se registraron en lo que va del año. En lo que va de 2021 hubo más crímenes contra mujeres que de inseguridad. En los 10 primeros meses del año, 10 personas murieron en manos de sus asaltantes. Pero esa cifra se torna mucho más importante si se tiene en cuenta que se registraron 17 casos de tentativas de femicidios.

“Estas cifras son alarmantes. Pone en evidencia la gravedad de la problemática de la violencia de género. Urge que sea concreto un abordaje integral para transformar y revertir está realidad”, opinó Muñoz.

A nivel nacional, nuestra provincia tiene la tercera tasa más alta de femicidio del país. Ese número lo confecciona Mumala teniendo en cuenta los casos cada 100.000 mujeres. La lista la encabeza Santiago del Estero con 2,4 y después le siguen Formosa 2, Tucumán 1,7, Salta 1,6, La Rioja 1, Chaco 1,1 y Neuquén 1,2.

En Argentina, según el informe de Mumala, hasta el 29 de octubre, se produjeron 189 femicidios, por lo que nuestra provincia aporta casi el 10% de los hechos registrados.

Según esos datos estadísticos, el 22% de las víctimas había denunciado a su victimario antes de ser asesinada. De ese número, el 59% de las mujeres tenía medidas de protección y el 8% contaba con pulseras.

En la Justicia

“Se logró un importante avance con la creación de una tercera fiscalía especializada, pero entendemos que se necesitan más. Están repletas de trabajos por la cantidad de denuncias que reciben y por esa razón no siempre están atentas a los casos más graves”, señaló la representante de Mumala.

Según los datos dados a conocer por el Ministerio Público Fiscal, desde el 1 de septiembre de 2020, día en el que se puso en vigencia el nuevo digesto, hasta el 30 de septiembre de 2021 se abrieron 23.641 expedientes. Da un promedio de 1.818 por mes, 455 por semana y 91 por día.

La misma fuente estableció que en el mismo periodo se dictaron unas 12.900 medidas de protección, ya sean prohibición de acercamiento o exclusión del hogar. Proteger a una víctima también atenta contra la seguridad pública. Al no haber suficientes pulseras, muchos magistrados disponen consignas policiales durante las 24 horas. Fuentes del ministerio de Seguridad confirmaron que hay más de 1.600 efectivos destinados a realizar esta tarea a poco más de 500 víctimas, ya que cada uniformado cumple turno de ocho horas. ¿Ese número es mucho o poco? Representa el 20% del total de la fuerza.

También se informó que a 720 personas se las privó de la libertad, ya sea dictándoles prisiones preventivas, arrestos domiciliarios u ordenando su internación. También se derivaron 9.500 expedientes a otros organismos para que se les busque una solución alternativa. En el mismo informe estadístico del MPF se destacó que en ese mismo lapso de tiempo se dictaron 683 condenas. Según los cálculos que manejan en el MPF, el plazo promedio desde la imputación hasta la lectura de la sentencia es de 70 días promedio.

“Por la enorme cantidad de causas que ingresan diariamente se implementó una planificación estratégica para atender a las víctimas. Lo primero que se hace es brindarles protección. Si los especialistas de cada una de las fiscalías especializadas entienden que hay casos de alto riesgo, avanzamos velozmente y el autor en un plazo promedio de 70 días tiene una condena en su contra”, explicó el secretario judicial Tomás Robert.

El funcionario agregó: “Nuestra misión es castigar el delito, es decir, actuar penalmente contra los violentos. Aun así, y entendiendo la gravedad del problema estamos colaborando para revertir esta situación. Por ejemplo, desarrollamos el plan para la producción de nuestras propias pulseras y ahora estamos gestionando con otras áreas del Estado para que las personas que sean denunciada realicen talleres contra la violencia de género”.

Transformación

“Hay un cambio importante. En los órganos del Estado ahora se visibiliza más el problema. También hay un mayor empoderamiento de las mujeres que se animan a denunciar más. Esos cambios netamente positivos”, dijo Eduardo Rufino, director del Cuerpo de Abogados para Víctimas de Violencia contra la Mujer que depende de la secretaría de Derechos Humanos. “Estamos atravesando una etapa de transformación. Hay una respuesta más rápida por parte de la Justicia ante estos casos. Obviamente quedan muchas cosas por hacer, pero estamos encaminados a conseguirlas”, agregó el profesional.

¿Cuáles son esas cosas? “Hay que hacer un abordaje integral de la problemática. La Justicia tiene que hacer lo suyo, pero las otras partes del Estado no pueden quedar afuera”, respondió.

“Luchar contra la violencia de género no es una cuestión únicamente judicial. Nos tenemos que hacer cargo los tres poderes del Estado. Es un grave problema cultural que debe erradicarse teniendo una mirada mucho más amplia que la persecución penal”, agregó Robert en la entrevista con LA GACETA.

La creación de refugios para mujeres; un programa de asistencia económica para ellas y sus hijas; asistencia psicológica para la víctima y el victimario y más capacitación a todos los empleados públicos, especialmente policías y operadores judiciales sobre perspectivas de género; son algunas de las cuestiones que aparecen en la larga lista de reclamos de las organizaciones que luchan por los derechos de las mujeres. “El Estado tiene que involucrarse mucho más en esta problemática. Tienen que dar respuestas porque está claro que lo que está haciendo no alcanza. La apuesta debe ser fuerte y tiene que llegar al área de Educación para dar vuelta la historia. Está claro que aquí hay una cuestión cultural que debe revertirse”, concluyó Muñoz.

Cifras

17

Femicidios se registraron en lo que va del año.

10

Crímenes en ocasión de robo se llevan contabilizados.

17

Tentativas de femicidios se llevan contabilizadas en el año.

1,7

Es la tasa de femicidio de la provincia, la tercera más alta del país.

1.818

Es el promedio de causas que se abrieron por mes.

992

Medidas de protección se dictaron cada 30 días.

1.600

Efectivos están destinados a cuidar a víctimas de violencia de género.

720

Personas fueron privadas de su libertad en los últimos 13 meses por violencia de género.

683

Condenas se dictaron en igual período de tiempo.

Comentarios