Un federal mató a un joven e hirió a otro cuando intentaron robarle la moto - LA GACETA Tucumán

Un federal mató a un joven e hirió a otro cuando intentaron robarle la moto

El violento atraco se produjo en Colombres, al este de la provincia.

28 Oct 2021 Por Gustavo Rodríguez
1

Foto Ministerio Público Fiscal

A las 23 no circulaba casi nadie por la avenida Islas Malvinas a la altura del galpón de la Scania. Los sonidos de la noche y la oscuridad se habían apoderado del lugar. Por esa arteria transitaba el efectivo de la policía federal Daniel Osvaldo Bravo (27 años). Se trasladaba hacia su hogar de Colombres en moto con su pareja después de haber prestado servicios. Fueron rodeados por seis jóvenes que, según declaró, intentaron robarle la moto. Hubo un enfrentamiento. Se escucharon varios disparos y gritos desesperados. El resultado de ese tiroteo fue un joven de 19 fallecido y al menos un herido. Son dos los detenidos por el caso.

“Fue una locura. Se escucharon varios tiros y después gritos. Parecía una película”, declaró Luis Helguera, taxista de Banda del Río Salí. “Y pasó lo que siempre pasa. Los changuitos de mierda intentaron a robar la moto a un ‘cana’. Y le dieron para que tenga”, agregó.

Bravo contó como se había desencadenado el hecho. Dijo que el grupo de jóvenes lo rodearon y después de amenazarlo con armas de fuego, le pidieron que le entregara la Motomel 110 en la que se trasladaba junto se pareja y su celular. Relató que se bajó del rodado sin ofrecer resistencia y les pidió que no le hicieran nada. Al parecer, los asaltantes descubrieron que la víctima del robo era un efectivo. “Quemalo, quémalo. Es ‘rati’ mirale la chapa”, era el grito que uno de los supuestos asaltantes gritó, según consta en las actuaciones policiales.

Ahí se produjo un fuerte tiroteo. El federal sacó su arma y comenzó a repeler el ataque. En el lugar cayó sin vida Lautaro Autalán (19 años). Sus compañeros lo dejaron abandonado y huyeron efectuando más disparos. Bravo, según los testimonios, siguió repeliendo el ataque.

La pistola del federal

Los vecinos denunciaron el hecho y en minutos llegaron al lugar policías y Vigías que actuaron bajo las órdenes del comisario Fabio Ferreyra y luego los de Homicidios, que trabajaron bajo las órdenes de Juana Estequiño, Diego Bernachi y Jorge Dib. Decidieron realizar un rastrillaje y encontraron a un joven empujando una motocicleta. No pudo precisar que hacía en el lugar y, al sospechar que había participado del robo, fue aprehendido.

Minutos después los investigadores recibieron un llamado del Centro de Salud donde se daba cuenta de que un joven había ingresado con una herida de bala en la espalda. El herido tampoco pudo precisar cómo había recibido el disparo, por lo que también quedó aprehendido por el hecho.

El fiscal Carlos Sale comenzó a investigar el caso. Se entrevistó con Bravo para conocer su versión del hecho. Prácticamente confirmó sus dichos por dos razones: el joven fallecido tenía en su bolsillo un teléfono que sería el que le sustrajeron al federal. Luego, los efectivos encontraron abandonada la moto que le habían robado. En la escena del hecho, a la par del cuerpo del adolescente, los peritos hallaron una pistola 11.25 y dos vainas. Por esas razones, no ordenó ninguna medida en su contra.

Comentarios