Tercer detenido por el crimen de Walter Pigüela - LA GACETA Tucumán

Tercer detenido por el crimen de Walter Pigüela

Dos de los acusados culpan a un joven del “Juan XXIII” como el autor.

28 Oct 2021
1

La jueza Carmen Rosa López resolvió ayer la detención por cuatro meses de Javier Alexis Ramos, de 20 años, hasta tanto avance la investigación por le crimen de Walter Arnaldo Pigüela, de 28. Se trata del tercer detenido que tiene la causa.

El domingo 24, antes de las 5, Sergio Maximiliano Juárez y Pigüela iban a bordo de una moto por Entre Ríos al 700, de El Manantial, cuando los tripulantes de una camioneta (se investiga si una Renault Kangoo o una Peugeot Partner) abrieron fuego contra ellos. Juárez, que sobrevivió al ataque, declaró que en el vehículo iban Juan Cruz Pérez (26) y su novia Rocío Belén Medina (23). Ambos quedaron detenidos por el mismo plazo que Ramos.

Medina fue detenida en su casa y su defensor negó que ella hubiera estado en el momento del hecho, sino que se bajó antes. Pérez, por su parte, se entregó el lunes y sostuvo que el día del hecho conducía una Partner y discutió con los motociclistas por un accidente de tránsito; se bajó a pelear pero una amiga en común los separó. Dijo que luego fue a una fiesta a buscar a cuatro amigos, vecinos de barrio 2 de Septiembre, Ramos y Abel Rodríguez; y un tal “Chema” y Nahuel Rojas, de “La Bombilla”. Explicó que debía dejar a su novia en casa (vecina de Pigüela y Juárez) y que llevaba a sus amigos por si había pelea.

Ayer Ramos dio otra versión sobre eso. Explicó que Pérez y su novia estaban en una fiesta, se fueron y regresaron. Dijo que el conductor de la camioneta le dijo que subiera porque ya se iban todos y que en el camino sólo hablaron de dónde podían comprar alcohol para seguir tomando. Ramos y Pérez coincidieron en un punto: dijeron que al llegar al lugar del hecho fue Nahuel Rojas quien abrió la puerta del vehículo y desenfundó un arma. Ambos dijeron que no sabían que esa persona iba armada.

“Yo ni siquiera lo conozco a Rojas más que de esa noche. Cuando veo que se baja y empieza a disparar no entendía nada. Se subió y Pérez aceleró y nos fuimos. Le recriminé a Rojas por lo que había hecho, le dije que si tenía un problema con otra gente que tenía que resolverlo solo, no implicar a nadie”, sostuvo Ramos.

En vano, la defensora Teresita Mendilaharzu, solicitó que Ramos fuera acusado por encubrimiento y no por homicidio. El auxiliar fiscal Lucas Maggio le recriminó que debía haberse presentado de inmediato, y no dos días después del hecho. La jueza López, tras oír todos los argumentos, ordenó la detención de Ramos por considerar que el imputado habría sabido a qué iban con Pérez a El Manantial esa noche.

Comentarios