Incendios en Tucumán: algunos pobladores de Las Cejas perdieron todo - LA GACETA Tucumán

Incendios en Tucumán: algunos pobladores de Las Cejas perdieron todo

Se investiga el origen de las llamas, que arrasaron con campos y animales, afectaron a pobladores y causaron pánico en la escuela

27 Oct 2021 Por Edu Ruiz

“Dios ha sido el que nos ha protegido”, decía Vanesa Suárez (30), aún nerviosa, para relatar lo que vivió ayer a la tarde. Es que el fuego estuvo a punto arrasar su casa, ubicada en el paraje conocido como “El Once”, un lugar donde viven unas 60 personas, todas de la misma familia, a más de 10 kilómetros de Las Cejas.

Según la mujer, el viento hizo que las llamas cambien de dirección y su propiedad no haya sido consumida. Diferente fue la suerte de su primo, Diego Suárez (33), que fue el principal damnificado por el siniestro. Dos galpones de su criadero de cerdos quedaron completamente destrozados. “Había cerca de 90 animales, la mayoría murió calcinado. Algunos quedaron agonizando y luego perdieron la vida. Con mi familia vivimos de esto. Es muy duro lo que nos ocurrió”, le comentó Diego a LA GACETA mientras mostraba cómo quedó su única fuente de trabajo.

El pequeño productor porcino contó que el incendio se registró alrededor de las 14.30. Fue sorpresivo y avanzó rápido. “No pudimos hacer nada, temimos por nuestras vidas. Con mi papá y mi mamá nos subimos al autito y nos fuimos para estar a salvo en la ruta”, recordó.

A los minutos, cuando regresaron para ver cuál era la situación en su hogar, Diego se encontró con una imagen que lo dejó paralizado por algunos segundos: “yo pensé que mi casa se había quemado porque no se veía nada, estaba tapada por una inmensa nube negra”. Sin embargo, las llamas no alcanzaron el inmueble. “Gracias a Dios la casa no se quemó, pero perdimos la inversión de toda una vida. Nunca pensé vivir algo así, es muy triste”, se lamentó el trabajador de la humilde zona del este tucumano.

El incendio generó temor en la localidad de Las Cejas, que quedó envuelta en una gigante columna de humo. Los vecinos indicaron que el fuego se habría generado en Finca Coromama y que se expandió con rapidez por el viento zonda. Hasta el cierre de esta edición, no había una versión oficial sobre el origen del siniestro.

“Nosotros atendimos a unas 10 personas, entre niños y adultos mayores, que llegaron con problemas respiratorios como consecuencia de la inhalación de monóxido de carbono. Afortunadamente ninguno de los pacientes revistió gravedad y fueron enviados a sus casas a los pocos minutos”, comentó Laura Duarte, una agente sanitaria del Centro de Atención Primaria de Salud (CAPS) de la mencionada localidad.

“Estábamos arriando la bandera cuando el conserje nos hacía señas desesperadas para que sacásemos los chicos de la escuela; no habíamos visto el fuego”, contó Mariana Daniela Parra, maestra de nivel inicial. Contó que luego llegaron los padres a toda prisa, algunos llorando para llevarse a sus hijos. “El cielo se oscureció por las cenizas, el sol se tapó, el viento avivó las llamas y el fuego se acercó rápido”, dijo la docente que luego de cerrar la escuela se subió a su auto y debió huir marcha atrás por la ruta para alejarse del incendio.

Situación controlada

El jefe de la Unidad Regional Este, Walter Fabio Ferreyra, aseguró anoche que el fuego había sido controlado: “en general la situación está controlada, con un importante trabajo del personal de Bomberos de la Policía, personal de Las Cejas, de Jefatura de la Zona 2, de Infantería, Bomberos de Tafí Viejo, y pobladores que están colaborando al igual que el personal de las fincas”.

Relevamiento

El vicegobernador en ejercicio del Poder Ejecutivo, Osvaldo Jaldo, se comprometió a ayudar a las personas que fueron afectadas. “Estamos cuantificando los daños, pero más allá de eso, vamos a brindar asistencia a esos productores”, anticipó. “Creemos que se trata de un fenómeno natural, que afectó de mayor sequía en la provincia, aunque el personal que trabaja en estos momentos determinará si el origen ha sido ese o si hubo otro”, sentenció Jaldo.

Comentarios