San Martín: se pone loco de sólo pensarlo - LA GACETA Tucumán

San Martín: se pone loco de sólo pensarlo

De Muner celebró la victoria en Mendoza y ahora sueña que su equipo se suba a lo más alto.

26 Oct 2021 Por Bruno Farano
1

TODO ES FELICIDAD. De Muner valoró muchísimo el triunfo de ayer y sueña con un gran final de campeonato para el club. LA GACETA / FOTO DE FRANCO VERA

“Ahora tenemos un partido importantísimo y la posibilidad de subirnos a la punta. Eso es fantástico, se me pone la piel de gallina de sólo contarlo porque era algo impensado”. Durante el mano a mano con la prensa, en la vereda del estadio Omar Sperdutti, Pablo De Muner se mostró emocionado, ansioso y feliz. Sabía que el triunfo que su equipo acababa de llevarse de Mendoza le había dado alas para ir en busca del primer objetivo y las señales corporales que daba, dejaban en claro que no podía manejar la alegría.

“Tomate” salió del vestuario visitante, saludó amablemente y río con ganas ante la primera pregunta de LG Deportiva, sobre si la victoria les había caído del cielo. “Qué manera de sufrir”, dijo el entrenador antes de comenzar un análisis desmenuzado. “Fue un partido muy difícil. Habíamos arrancado muy bien, tuvimos varias situaciones de gol y después se nos complicó. Ellos hicieron un buen planteo; pero tratamos de llevarnos lo que necesitamos como pudimos. No es fácil jugar este tipo de partidos, en una cancha muy complicada, pero el equipo los sacó adelante y eso es importantísimo. Ahora tenemos que corregir lo que no hicimos bien en esta ocasión porque quedan tres partidos por delante”.

Durante el juego, en el corralito, De Muner pareció un león enjaulado. Estaba como loco, se movía mucho, gritaba, gesticulaba y movía la cabeza cada vez que sus pupilos no hacían lo que la situación requería. “Por momentos sentía que se nos podía escapar el partido. Ellos nos generaron muchas situaciones cuando íbamos 1-0 arriba y el equipo no podía agarrar la pelota. Nos acompañó la suerte. Son esas señales que como equipo necesita tener. Ha habido partidos en los que merecimos más y no ganamos; esta vez llegó y bienvenido sea”, aseguró advirtiendo que la felicidad fue por la actitud que tuvo el equipo para ganar el partido que necesitaba, más no por el rendimiento. “El cómo para mí es muy importante y en esta ocasión no jugamos como me hubiese gustado. Pero no es fácil jugar este tipo de partidos. La obligación de ganar, de achicar la distancia fue todo un tema. Al principio el equipo lo hizo bien, pero después se nos complicó. Eso sumado al estado de la cancha, a la desesperación, a la falta de inteligencia, al cansancio y la virtud del rival; todo se nos hizo cuesta arriba”, admitió, resaltando lo negativo de la tarde mendocina. “Nos generaron muchas llegadas y eso es un punto a corregir. El costado izquierdo de nuestra defensa estuvo complicado”, agregó.

San Martín se puso a dos puntos de Almirante Brown y a uno de Quilmes, equipos que se cruzarán la próxima fecha en Isidro Casanova. Un empate en ese duelo sumado a un triunfo del “Santo” contra Agropecuario, eyectaría al “Santo” a la cima de la zona A. Sin embargo, De Muner advirtió que no es una tarea sencilla. “Vamos a jugar el partido más difícil. Agropecuario juega realmente muy bien y está con un gran impulso porque ganó varios partidos en el último tiempo; además ha sumado gente de jerarquía, a diferencia del equipo que enfrentamos en la primera rueda. Pero bueno trataremos de recuperar a los muchachos y tener a todos disponibles, porque en esta instancia, si bien no es excusa, es importantísimo”, dijo.

De Muner es un fiel creyente de las posibilidades de su equipo y lo grita a los cuatro vientos. “Después del partido en Río Cuarto dije que había que creer, que teníamos con qué. Sigo pensando lo mismo y los chicos lo saben. Creo mucho en las señales que ha tenido este equipo y en los momentos que los tuvo. Esperamos seguir creciendo, el tiempo dirá”, concluyó un De Muner que sigue creyendo, ahora más que nunca, que el primer objetivo es posible.

El cumpleaños se palpita desde ya

El próximo martes, día del cumpleaños número 112 de San Martín, se celebrará la tradicional cena de cumpleaños del club. Será en Pacará Center (Córdoba 417) desde las 21. Las entradas anticipadas ya se pueden comprar en el mismo salón de lunes a viernes de 17 a 21. En esta ocasión, el festejo será en homenaje a José Costanzo, el fundador de este evento, fallecido este año.

Comentarios