Homicidio en El Manantial: “No descarto que fuera un ajuste de cuentas” - LA GACETA Tucumán

Homicidio en El Manantial: “No descarto que fuera un ajuste de cuentas”

Dictaron la prisión preventiva por cuatro meses contra Rocío Belén Medina. Buscan a su eventual pareja, Juan Cruz Pérez, y a tres hombres más.

26 Oct 2021 Por Santiago Re
3

UNA BALACERA. El ECIF cortó la esquina de Entre Ríos y 20 de Junio, en El Manantial, para recoger todas las vainas servidas que había tras el crimen.

“Si bien antes del crimen las víctimas habían discutido con los agresores por un accidente de tránsito, por la violencia con la que los atacaron, no podemos descartar que pueda haberse tratado de un ajuste de cuentas. Las víctimas no estaban armadas y les hicieron 10 disparos”, subrayó el auxiliar fiscal Lucas Maggio durante la audiencia en la que se ordenó la prisión preventiva de Rocío Belén Medina (23 años), una de las acusadas por el crimen de Walter Arnaldo Pigüela (28 años) quien fue asesinado de un disparo en la cabeza el domingo a la madrugada en Entre Ríos al 700, en El Manantial.

Con esa frase, el auxiliar que responde a la Fiscalía de Homicidios I, a cargo de Ignacio López Bustos, despejó las dudas de los familiares de la víctima y de los vecinos que consideraban inverosímil que desde una camioneta hubiesen realizado 10 disparos contra dos motociclistas sólo por un accidente de tránsito.

La teoría del caso

Según explicó Maggio, el domingo a la madrugada Pigüela y Sergio Maximiliano Juárez regresaron un viaje de trabajo en el que habían transportado garrafas a Jujuy. Tras dejar los elementos de trabajo en la empresa, emprendieron la vuelta a casa en una moto. A las 4.30 tuvieron un accidente de tránsito con una camioneta Renault Kangoo gris, razón por la que el conductor de ese vehículo se bajó y discutió con los motociclistas.

Según habría declarado Juárez, el conductor de ese vehículo era Juan Cruz “Cacu” Pérez (está siendo buscado por la Policía), y con él estaban Medina, quien sería su pareja, y Camila Abigail Monteros, quien declaró en calidad de testigo.

Monteros declaró en comisaría que “Cacu” las traía a ella y a Medina del trabajo y que les cruzó la camioneta a los motociclistas para luego bajarse a insultarlos. “Medina me dice que baje a ver qué pasaba y ellos siguen sin mí unas tres cuadras más. Pensé que eso había sido todo, porque no había motivos de que pasara algo más. Al rato escuché cinco disparos y más tarde me entero por Juárez que habían matado a Pigüela”, indicó la testigo.

Del testimonio de Juárez, según el auxiliar fiscal, se desprende que Pigüela dejó una mochila en su casa y que salían nuevamente para comprar una gaseosa cuando apareció nuevamente la camioneta Kangoo, se abrió la puerta lateral y escuchó cuando uno de los tripulantes -previo a que comenzara la balacera- gritaba: “hacele, hacele, pegale”.

El sobreviviente también indicó que vio a Pérez junto “a cuatro ‘vagos’ dentro de la camioneta”. También aclaró que sólo vio que Monteros se había bajado cuadras antes. Juárez atinó a agacharse y acelerar pero uno de los proyectiles impactó en la cabeza de su compañero, que cayó sobre la calle de tierra.

Maggio solicitó 4 meses de prisión preventiva por considerar que Medina había sido partícipe del hecho y recalcó que no se puso a disposición de la Justicia, ya que la Policía tuvo que averiguar su domicilio e ir a aprehenderla. Agregó que hay siete cámaras de seguridad para analizar, un mechón de pelo para comparar los ADN y que aún falta encontrar el arma homicida, la camioneta, y a otros tres sospechosos cuyos nombres aún no se dieron a conocer. Consideró que la imputada podría entorpecer la investigación estando libre.

La defensa

Medina optó por el silencio; sólo declaró que entendía el hecho de que la acusaban y que no estaba de acuerdo; luego dijo que declararía en otra instancia.

El defensor, Roberto José Vicic, no se opuso a los cargos, pero destacó que “ningún testimonio la vincula directamente con este hecho. Juárez habla de que había cuatro ‘vagos’ y nadie la vio a ella. Medina no puede entorpecer el proceso: le están allanando la casa en este momento y van a comparar muestras de ADN. Pido que le den la domiciliaria y que quede protegida con una consigna policial porque aquí aún hay prófugos y ella se convertirá en una testigo clave. Su vida está en riesgo y debemos protegerla”.

Resolución

“La prueba que tengo de que Monteros se bajó de la camioneta es la misma por la cual entiendo que Medina pudo haber estado a bordo, por la inmediatez en la que pasó todo. Además es evidente que hubo una conducta de no querer entregarse a la Justicia”, explicó la jueza Carmen Rosa López, que dio lugar a la prisión preventiva por cuatro meses, como pedía el fiscal.

Comentarios