La Divina Comedia: una invitación a mirar nuestros propios abismos - LA GACETA Tucumán

La Divina Comedia: una invitación a mirar nuestros propios abismos

El poema épico de Dante Alighieri cumple 700 años. Miradas de alumnos de la cátedra de Literatura Medieval Italiana de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNT sobre esta obra universal.

25 Oct 2021 Por Roberto Espinosa
4

Eco de llamas. Calvario de almas. Gritos alados. Abismos de dolor. Una zozobra de angustias. Sombras purgantes. Promesa de firmamento al final del camino. El amor acecha en alguna encrucijada. Beatriz, pero también Francesca. El temor revolotea. El insomnio medieval parpadea. La esperanza, también. Un poema épico sopla las velas de siete siglos de juventud. La Divina Comedia y su soñador, Dante Alighieri, le han ganado la pulseada al tiempo y son memoria universal.

Distintas sensaciones produce la lectura de esta feraz imaginería del poeta nacido en Florencia en 1265 y muerto en Rávena el 14 de septiembre de 1321, a los 56 años. ¿Cuál fue el pasaje de la Comedia que más le impactó? ¿En dónde lo ubicaría a Dante: Infierno, Paraíso o Purgatorio? A 700 años de haber sido escrita, ¿la Divina Comedia tiene actualidad?, les preguntamos a alumnos de la cátedra de Literatura Extranjera Italiana, a cargo de la doctora Elena Acevedo, en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional de Tucumán.

“Resulta fácil, pero, a la vez, complejo elegir qué canto me impactó más, pero sin duda fue el canto V con la historia de Francesca de Rímini y Paolo Malatesta; la angustia y piedad que siente Dante por ellos es contagiosa: sentir el dolor ajeno como propio creo que es una de las tantas lecciones que nos da Dante en su obra. La actitud que tiene el autor en este canto es pasmosa: llevan a querer leer una y otra, y otra vez la fascinante obra”, dice Andrea Chávez (20 años). Según la joven estudiante, Dante-personaje es el yin y el yang. “En la obra y, sobre todo, en el Infierno, diversos personajes tienen su yang, es decir, son personajes pecadores, pero aun estando allí les queda esa minúscula porción de yin, el lado humano. Ubicaría a Dante en el Infierno, ya que por su personalidad misericordiosa puede generar arrepentimiento en aquellas almas pecadoras y así puedan pasar al purgatorio”, señala.

“¿Cómo no va a ser actual?”, se pregunta la alumna. “Hace 700 años atrás, Dante hablaba de corrupción, traiciones y demás temas que hoy siguen sucediendo. Nuestro autor nos muestra la real degradación y ambición humana que se genera sobre todo en el ámbito político”, sostiene.

Los poetas no mueren

Álvaro Luna (21) afirma que en cada uno de nosotros vive Dante porque Dante somos todos. “En él se reflejan el dolor, la lucha, la esperanza, el miedo, la búsqueda, los amores imposibles… porque Él es la imagen de lo profundamente humano y ¿qué más actual que ello? ¿Qué más actual que el miedo y el desasosiego? ¿El amor, la fe y la esperanza? ¿Qué más eterno que la poesía? ¿Dónde cabe más eternidad si no es en unos cuantos versos? El expatriado logró hacerse del corazón de cada uno, un hogar y su poesía no pasará jamás. Dante vive hoy porque los poetas nunca mueren: los resucitamos con cada lectura, cada vez que nos reencontramos con la palabra”, comenta.

Julio Ale Corbalán (24) ubicaría al vate en el Purgatorio. “A pesar de haber incurrido en el pecado del orgullo y haber sido juez de sus enemigos y algunos contemporáneos, opino que merece la posibilidad de redimirse porque estas acciones que tomó fueron influenciadas por el contexto y los dictámenes que regían sobre él: el destierro y la condena de muerte en la hoguera. Condenarlo al Infierno sería un acto precipitado como así también ubicarlo en el Paraíso puesto que, como todo humano, pecó, pero tiene la posibilidad de limpiar su alma”, dijo.

A Agustina Gatti (27) le resulta complicado ubicar a Dante en algún lugar en específico porque es un ser que nos demuestra su sensibilidad ante las almas sufrientes en el infierno, su impulso a purificarse en el purgatorio. “Sin embargo, es el amor que siente por Beatriz el que me hace desear que, al menos en esta historia, termine a su lado y pueda completar su deseo de amarla. Y qué mejor que al lado de las almas de los bienaventurados, luz cálida y música dulce. Creo que Dante merece estar al lado de su donna angelicata, como quien llega a su casa luego de un viaje largo en busca de descanso para su alma que le pesa”, asegura. “¿No es acaso La Divina Comedia una invitación a que nosotros miremos hacia nuestros abismos y luchemos contra nuestros monstruos internos antes de terminar de volvernos uno?”, se pregunta la estudiante. Y agrega: “no creo que la literatura en general sea capaz de decir que ‘pasa de moda’. Cada obra siempre en su vastedad encuentra una vuelta de tuerca para ser aplicada en la realidad inmediata del lector que acude a ella. Por esto me resulta imposible que la literatura pueda dejar de tomarse lugar en las diversas realidades que nos aquejan y hacernos vivir experiencias extrasensoriales entre página y página”.

¿Qué escribiría hoy?

Aixa María Ale (30) se pregunta qué escribiría hoy el florentino, a quiénes ubicaría en cada círculo infernal, cómo se adaptaría la estructura de la Comedia a la cosmovisión post revolución copernicana. “Y, sin embargo, aun habiendo cambiado tanto nuestra mirada del universo y las relaciones interpersonales, pensamos que los temas que hacen a la obra siguen vigentes y la hacen universal. Todavía tenemos crisis en nuestro camino por la vida, las preocupaciones son las mismas (el amor, la vida espiritual, el equilibrio entre razón y sentir, la política, el destino de la humanidad, el bien y el mal, las consecuencias de nuestros comportamientos), nos detenemos a preguntarnos si estamos haciendo lo mejor para nosotros y qué dejaremos para las próximas generaciones. Cuando leemos a Dante podemos identificarnos con sus conflictos, con su curiosidad por el más allá, con sus inquietudes y turbaciones, además de reconocer, por supuesto, su grandeza como poeta y la perfección de su obra”, reflexiona Ale.

Literatura: Jornadas en homenaje a Dante Alighieri

La XXI Settimana della la Lingua Italiana nel Mondo, en homenaje a Dante Alighieri, organizada por el Proyecto PIUNT H601 “Glotodidáctica del italiano y del español como lenguas extranjeras: discursos, textos y contextos” (Insil-Facultad de Filosofía y Letras de la UNT), se realizará el 27 y 28 del corriente en forma virtual, de 9 a 13.  

Participarán como invitados los doctores Nora Sforza (UBA), Alfredo Luzi (Università di Macerata), Daniel del Percio (UCA-UBA), Hideyuki Doi (Ritsumeikan University), Ruth Ramasco (UNT), Daniel Capano (UBA-USal-UCA) y la profesora Rosana Manrique (UNT). La coordinación está a cargo de Elena Acevedo, María del Carmen Pilán, Carlos Castilla y Fulvia Lisi.

La apertura de las jornadas tendrá lugar el miércoles 27 y hablará en la ocasión la decana de esa casa de estudios, la doctora Mercedes Leal. Luego, Nora Sforza y Pilán dialogarán acerca de “Dante y su contexto histórico”, y Alfredo Luzi expondrá con Lisi sobre “Dante padre della patria: su alcune edizioni ottocentesche della Divina Commedia”. El enlace es http://y2u.be/zc02U5HNFSs.

El jueves, a las 9, Elena Acevedo dialogará con Daniel del Percio acerca de “Claroscuros del exilio o el ejercicio de imaginar los libros no escritos por Dante” y Hideyuki Doi sobre “Interrogare Dante oggi in Giappone”. A las 10, Ramasco y Castilla se referirán a “Las coronas de los sabios en la Divina Comedia: ¿una recapitulación de la filosofía medieval?” y, a las 10.30, Capano hablará con Acevedo sobre “El camino de Dante y Virgilio coprotagonista de la Comedia”.

A las 11 será presentado el libro “El camino de Dante” y luego habrá una intervención artística a cargo de Rosana Manrique. El enlace es http://y2u.be/j2cos08BMio.d

Comentarios