Recibió un garrotazo en una riña y murió días después - LA GACETA Tucumán

Recibió un garrotazo en una riña y murió días después

24 Oct 2021 Por Gustavo Rodríguez
1

EL INVESTIGADOR. El fiscal de Homicidios Carlos Sale. la gaceta / foto de jorge olmos sgrosso (archivo)

El sábado 16, en una vivienda de 7 de Abril, al noreste de la provincia, se realizaba una reunión. Al tratarse de una localidad ubicada en zona fronteriza, se habían reunido trabajadores oriundos de Santiago del Estero, Salta y los locales tucumanos. Mientras la música sonaba a todo volumen y los vasos con vino y cerveza iban y venían, se produjo una violenta pelea que terminó cuando agresores y agredidos se marcharon del lugar. Pero la situación cambió cuando uno de los participantes murió días después por haber recibido un garrotazo.

La santiagueña Lorena Rojas denunció que su esposo se dirigió junto a sus hermanos a este lugar para participar de una reunión en la que se desarrollaría riñas de gallos. Sus familiares lo llevaron mal herido porque, según le explicaron, había participado en una pelea que se desarrolló en nuestra provincia. Fue internado en un hospital del departamento Pellegrini, donde falleció el jueves a raíz de las lesiones que había sufrido en la cabeza.

La policía de Santiago del Estero le comunicó a la fiscalía de esa provincia del homicidio. Los investigadores se comunicaron con el fiscal Carlos Sale para informarle que debía realizar la investigación porque el hecho se había registrado en nuestra provincia. Le avisaron que estaban ultimando los detalles para enviar el cuerpo para que le realicen la autopsia.

El investigador les solicitó que, por una cuestión humanitaria, al estudio lo realicen allí para que el cuerpo sea entregado a los familiares de manera más rápida para que pudieran sepultarlo.

Sale ordenó que una comisión de Homicidios, al mando de los comisarios Juana Estequiño, Diego Bernachi y Jorge Dib se dirigieran hacia esa localidad ubicada en Burruyacu para investigar el hecho. Los pesquisas recorrieron los 125 kilómetros que separan nuestra ciudad con 7 de Abril. Allí lograron entrevistarse con los familiares de la víctima, que viven en un paraje ubicado a menos de un kilómetro del límite con Tucumán.

Los testigos explicaron cómo se había producido el hecho y confirmaron que el autor le había aplicado un golpe seco con un palo. Sobre el móvil del hecho dijeron que ya existían antecedentes de pelea con el sospechoso. Al tenerlo identificado, solicitaron una orden de detención que se concretaría cuando una autoridad judicial lo autorice.

Según fuentes judiciales, el autor del crimen sería un salteño que, por cuestiones laborales, desde hace años está instalado en 7 de Abril, que también está a muy pocos kilómetros de “La Linda”. Mañana, un equipo viajará para analizar la escena del hecho.

Comentarios