Los talibanes decapitaron a una deportista afgana - LA GACETA Tucumán

Los talibanes decapitaron a una deportista afgana

La denuncia, que hizo una entrenadora del equipo voley femenino, se suma a las acusaciones de persecución a otras mujeres atletas.

22 Oct 2021
1

HORROR. Mahjabin Haikai jugaba en el seleccionado juvenil y en el equipo municipal de Kabul.

KABUL, Afganistán.- “Mahjabin Hakimi, jugadora de la selección juvenil afgana de voley, fue asesinada por el régimen talibán, en Kabul. Fue decapitada”. Ese es el contenido del tuit que difundió la cineasta afgana Sahraa Karimi, una denuncia que se publicó en el “Persian Independent”.

En una entrevista con el periódico, la versión en Medio Oriente del “Independent” británico, una de las entrenadoras del equipo, bajo el seudónimo Suraya Afzali, confirmó que la atleta fue asesinada, pero que nadie más que la familia de Mahjabim sabe la fecha exacta de la ejecución.

Se cree que su asesinato pudo suceder a principios de octubre y que permaneció oculto porque su familia había sido amenazada de no hablar con nadie al respecto.

Mahjabin jugaba para el equipo municipal de voley de Kabul antes del colapso del anterior gobierno afgano y la toma del poder por parte de los combatientes fundamentalistas. Era una de las jugadoras estrella.

Los talibanes llegaron de nuevo al poder en Afganistán el 15 de agosto este año, con una actitud de mostrar una cara más “amable” y con promesas de respetar los derechos de las minorías étnicas, de las mujeres y de los que no participan de su religión, para ganarse a la opinión pública.

Las promesas pronto se revelaron como mentiras, cuando el gobierno de los talibanes reabrió sólo las escuelas secundarias para los varones y prohibió las clases mixtas en las universidades.

Algunas deportistas de distintos equipos femeninos han huido de Afganistán, bajo la condición de refugiados o con ayuda de organizaciones humanitarias, temerosos de la persecución de los talibanes, que durante su gobierno anterior -entre 1996y 2001- prohibieron casi toda actividad pública de las mujeres y sometieron a toda la sociedad a su interpretación de la Sharía, su versión radicalizada de la ley islámica.

Los combatientes ahora en el poder registraron las casas de varias atletas en varias ciudades. Muchas de ellas, especialmente las integrantes del equipo de voleibol femenino afgano que han competido en competiciones nacionales y extranjeras y han aparecido en programas de los medios de comunicación, están gravemente amenazadas.

El entrenador del equipo nacional de voleibol femenino afgano dijo que sólo dos de las jugadoras del equipo pudieron salir del país y que el resto está en peligro y en pánico. “Todas las jugadoras del equipo de voleibol y el resto de las mujeres atletas están en una mala situación, desesperadas, asustadas”, dijo la Affzali.

Hasta ahora, los esfuerzos de los miembros del equipo nacional de voleibol femenino afgano para salir de Afganistán no han tenido éxito.

Con los talibanes con el control de Afganistán, todas las actividades de las mujeres en las esferas deportiva, política y social han cesado, y todavía existen preocupaciones sobre las continuas restricciones a la vida, el trabajo y la seguridad de las mujeres activas en el ámbito social.

La semana pasada se logró la evacuación de un segundo grupo de 57 deportistas de Afganistán, en este caso, vinculados al fútbol y al básquet femeninos, principalmente mujeres y niñas. La FIFA dijo que trabajó con el gobierno de Qatar para evacuar a casi 100 futbolistas y sus familias de Afganistán. Las 57 personas del segundo grupo también fueron trasladadas a Qatar en un vuelo chárter.

A principios de mes, la FIFA ayudó a la organización ciclista UCI en la evacuación de 165 refugiados a través de Albania.

“Nos gustaría expresar nuestro más sincero agradecimiento tanto al emir de Qatar (...) como al primer ministro de Albania (...) por ayudarnos con esta misión humanitaria y por toda su ayuda para reubicar de manera segura a esos miembros de la comunidad futbolística en circunstancias difíciles”, dijo el presidente de la FIFA, Gianni Infantino.

“También pido a todos nuestros amigos en los gobiernos y en la comunidad del fútbol de todo el mundo que nos ayuden a obtener permisos de residencia y visas para las evacuaciones, de modo que puedan comenzar una nueva vida en circunstancias seguras”, agregó. Australia evacuó a más de 50 atletas afganas y sus allegados, después de presionar a figuras destacadas del mundo deportivo, mientras que varias jugadoras del equipo nacional de fútbol juvenil femenino afgano obtuvieron asilo en Portugal. (Reuters)

Comentarios