Apuntes sobre la novela Mal Trato, de Guillermo Ferreyro

La historia de una mujer, que decide matar a su marido, es el eje del libro.

Guillermo Ferreyro y la tapa de su nuevo libro. Guillermo Ferreyro y la tapa de su nuevo libro.
21 Octubre 2021

                                                                  Por Daniel Medina

La trama parece simple: una mujer mata a su marido, cansada de los malos tratos. Hastiada de los insultos y de los golpes. Eso, que en cortos o películas, significa el desenlace, en la novela Mal Trato, de Guillermo Ferreyro, es el punto de partida.

Lo que a Ferreyro le interesa es la transformación en esa mujer que acaba de cometer un asesinato: con la muerte del otro algo en ella también ha dejado de existir; ya no puede seguir siendo quien era. Ahora deberá ser otra. 

Párrafo a párrafo, capítulo a capítulo, Ferreyro va sumando vueltas de tuerca, sorpresas inesperadas, tanto para el personaje principal, como para el lector, que en este caso pueden llegar a confundirse, pues la novela está escrita en segunda persona, algo poco común en la literatura (véase Lorrie Moore y Carlos Fuentes, por citar los más conocidos).

Citemos el comienzo:

"Cierre el ventanal de vidrio y abra las cortinas de tela.

En la calle algunos vecinos pasan apurados.

Despiérteles la curiosidad. Camine. Muéstrese en movimiento sin que le vean la cara. Eso es. Que los de afuera tengan la certeza de que adentro hay una mujer imposible de identificar, haciendo las cosas de la casa, probablemente acomodando el living para esta ocasión tan especial. Listo. Siéntese en el sillón".

La prosa no solo agrega una capa de extrañeza, sino que convierte al potencial lector en el protagonista: el narrador te habla a vos.

Cuando el manuscrito ganó el premio internacional Kipus, el jurado, compuesto por Willy Muñoz, Homero Carvalho y Mario Bellatín, destacó su "uso pertinente de la segunda persona, y realismo al hablar sobre la equidad en un contexto violento". En el prólogo de esta cuidada edición realizada por AñosLuz Editora, la escritora María Insúa destaca la valentía del libro para denunciar la violencia machista.  "Este es un libro que vamos no solo a recordar, sino a citar cada vez que se hable sobre el maltrato a las mujeres", dice.  

Lo expresado es preciso. Cabe indicar que Ferreyro añade a esa denuncia dosis o chispazos de un humor negro que arrancarán al lector carcajadas, mientras no deja de empatizar y querer cada vez más a esta mujer que acaba de matar a su marido.


Esta nota es de acceso libre.
Tamaño texto
Comentarios
Comentarios