Encuentro de las historias de Mavys y de “Marita” - LA GACETA Tucumán

Encuentro de las historias de Mavys y de “Marita”

En una teleconferencia entre Susana Trimarco y la joven que denunció haber sido captada para ser amante de Maradona en Cuba, ambas se reconocieron por su valentía.

20 Oct 2021
2

“REPRESENTA A LAS MUJERES DEL CONTINENTE”. Mavys contó su historia y agradeció el apoyo a Susana Trimarco LA GACETA / FOTOS DE ANALÍA JARAMILLO

María de los Ángeles Verón tenía 23 años cuando, el 3 de abril de 2002, fue raptada por una red de trata de personas en Tucumán. Su madre, Susana Trimarco, todavía lucha por encontrarla, mientras reclama una respuesta de la Justicia por la desaparición de su hija.

En septiembre de 2000, Mavys Álvarez había festejado sus 16 en un barrio humilde de Matanzas, en la Habana, cuando la persuadieron sobre los beneficios y privilegios que obtendría por convertirse en amante de Diego Armando Maradona, quien por entonces se había afincado en Cuba para afrontar un tratamiento contra las adicciones. Más de dos décadas después, ya instalada en EEUU, la mujer de 37 años aún sufre por las secuelas que le dejó aquel mundo de drogas y descontrol, y reclama una respuesta de la Justicia.

Ellas nunca se conocieron. Pero ayer las historias de “Marita” y de Mavys se unieron en Tucumán.

En una teleconferencia que se extendió por unos 15 minutos, Álvarez y Trimarco cruzaron palabras de agradecimiento y se reconocieron mutuamente por su valentía. Autoridades del Ejecutivo, del Poder Judicial -de la Provincia y de la Nación- y de la Legislatura fueron testigos del intercambio, y luego se quedaron debatiendo durante cerca de dos horas sobre las deudas y los logros en la batalla contra las mafias dedicadas al tráfico de personas.

El diálogo se dio en el marco de la jornada por los 14 años de la creación de la Fundación “María de los Ángeles”, que está ubicada en 25 de Mayo al 1.000 y preside Trimarco.

“Quisiera comenzar contándoles que yo venía de un barrio humilde. Me robaron todo eso. Yo tenía novio, estudiaba. Y fue difícil para mí. Pasaron cinco años de mi vida en los que estuve sometida a drogas, al alcohol, a abusos de todo tipo. Fue muy duro salir de todo eso. Pero ahora que mi hija tiene 15 años, me sentí en la obligación de hablar de esto, para evitar que niños como ella, como lo fui yo a su edad, pasen por las mismas situaciones. Mi esposo, que es el padre de mis hijos, me ayudó muchísimo en este proceso. Gracias a él dejé el alcohol, lo dejé todo. Fue duro, pero lo logramos entre los dos”, relató Mavys, a través de la videollamada.

Además, agradeció “el apoyo de Susana” y de “todas las personas que me han enviado sus comentarios, dándome mucho ánimo”. “Hoy tengo una vida más tranquila, gracias a mi familia, pero a veces pienso en todo lo que pasó. Es difícil para mí. Pero estamos aquí; hay que seguir adelante, y espero poder ayudar con mi caso en todo lo que pueda”, agregó Álvarez, quien expuso su drama semanas atrás mediante una entrevista televisiva que repercutió en todo el continente.

Trimarco, por su parte, reconoció a Mavys como “una mujer muy valiente”. “Sé de todo el sufrimiento que pasaste, siendo una niña. Sos un ejemplo, tenés que seguir adelante, tenés que hablar, para curar y sanar tu alma. Y tenés un ejército de mujeres que te van a apoyar”, enfatizó, mientras la cubana rompía en llanto por la emoción. Además, recordó que “Marita” tendría “casi tu edad”. “Mi nieta, Micaela, también te manda un beso grande. Me dijo: ‘ella podría ser mi mamá, abuela, así que tenés que apoyarla y fortalecerla’. Adelante, Mavys, que todos estamos acá para apoyarte”, añadió la presidenta de la fundación.

En la sala, junto al proyector donde aparecía Álvarez, estaban el abogado Gastón Marano y Fernando Míguez, presidente de la Fundación por la Paz y el Cambio Climático, quienes representan a la mujer cubana en el país. “Mavys representa a las mujeres del continente. Y no se la puede no escuchar; la Justicia no puede buscar artilugios, porque la ley es clara. Y no vamos a dejar de luchar, Susana; no vamos a dejar de patear las puertas. Estamos por estos chicos, que tienen la edad de nuestros hijos, y los tenemos que defender”, aseveró Míguez.

Trimarco retomó el diálogo con Álvarez, y le habló con tono maternal, como si no hubiera nadie más escuchando. “No te cuelgues con lo que te digan. Yo no me colgué nunca de los comentarios de los demás, porque me trataron de prostituta, que mi hija era prostituta; miles de cosas”, le aconsejó. E insistió: “No importa lo que otra gente diga. ‘Ah, recién habla porque quiere plata’. No te cuelgues de eso. Vos seguí adelante, hablá, contá. Porque todos estos delincuentes (que te explotaron), que por suerte están vivos, y que han sido cómplices de lo que a vos te hicieron, siguen haciendo lo mismo actualmente. Con lo que vos estás haciendo, hablando, vas a salvar a miles de mujeres”, remarcó Trimarco.

Mavys agradeció las palabras de la madre de “Marita”. Y la despidió con dulzura. “Muchas gracias, cielo. Gracias, mi amor. Muchas gracias. Chao a todos”, saludó la cubana, mientras finalizaba la transmisión de la videollamada.

Comentarios