En 15 días, hubo condenas por varios hechos de sangre - LA GACETA Tucumán

En 15 días, hubo condenas por varios hechos de sangre

Varias de las causas se resolvieron en juicios abreviados. Algunas pertenecen al régimen conclusional y otras al adversarial.

17 Oct 2021 Por Santiago Re
2

TRIBUNALES. El palacio de Justicia, de La Madrid al 400.

Muchas causas por diversos hechos de sangre llegaron a su fin durante la primera quincena este mes. Estas son algunas de las condenas que comunicaron tanto el Ministerio Público Fiscal como también algunas de las Salas Conclusionales del Poder Judicial.

Pablo Maximiliano Lescano fue condenado a 30 años de prisión por una acumulación de causas en las que figuran los homicidios en ocasión de robo de las víctimas Julio Nahuel Brito y Julio Alberto Almirón, y por numerosos robos agravados. Por el crimen de Brito, también fue condenado a 15 años de prisión Mauricio Matías Romero.

El 4 de octubre, mediante un juicio abreviado, Walter Orlando Rodríguez fue condenado a prisión perpetua por el crimen de su ex pareja, la productora de radio Noelia Vanesa Lobo Noble (foto). El femicidio había ocurrido el 5 de febrero y la víctima había recibido numerosas puñaladas.

El 5 de octubre fue condenado a 16 años de prisión José Gustavo Toledo por el homicidio de Miguel Ángel Correa. El asesinato ocurrió en la noche del 2 de agosto de 2020 en una casa de El Saladillo, en El Cadillal. Durante una reunión familiar, Toledo y Correa discutieron; el primero ingresó en la vivienda y regresó con una escopeta, con la que le disparó en el rostro a la víctima.

Carlos Miguel Pedraza y Ángel Alfredo Soria, también en juicio abreviado, recibieron las penas de 12 años y de 10 años respectivamente por el homicidio en ocasión de robo en perjuicio de Luis Alberto Rodríguez.

El hecho ocurrió el 30 de octubre de 2018, cuando los condenados, según admitieron, llegaron a bordo de una moto Honda CG hasta la casa de la víctima, en un asentamiento de Los Pocitos, irrumpieron en la vivienda con fines de robo y tras forcejear con Rodríguez, Pedraza lo hirió de muerte de un disparo.

En otro juicio abreviado, Fabián Alberto Pezzano fue condenado a 9 años de prisión por el delito de homicidio simple. El hecho ocurrió el 28 de octubre de 2018 y la víctima fue Martín Alberto Blanco.

Emanuel Leal fue condenado a 17 años de prisión por el homicidio de José Adrián Cuevas. Por este hecho ya había sido condenado también Facundo Maximiliano Soria. El 25 de agosto de 2018, cuando la víctima detuvo su auto frente a una quiniela, en el barrio Villa Muñecas, fue interceptada por los condenados que lo amenazaron con un arma de fuego. Cuevas se resistió y recibió un mortal disparo en el abdomen.

Por dos asesinatos, David Exequiel Orellana fue condenado a 17 años de cárcel. El primer hecho fue en ocasión de robo, ocurrió el 2 de noviembre de 2014, y la víctima fue identificada como Marcelo Exequiel Figueroa. El segundo hecho por el que se lo condenó fue por el homicidio simple de Miguel Luis Díaz, registrado el 22 de abril de 2019. Orellana reconoció la autoría en los hechos de sangre y acordó arribar a esa pena.

Otros graves delitos

A comienzos de este mes, Alejandro Raúl Posse Graneros fue condenado a cinco años de prisión efectiva por un robo agravado que se acumuló con otras causas que tenía pendientes. El 8 de mayo de 2020, había asaltado a un hombre a la vera de la ruta 331 a quien golpeó con la culata de su arma para desapoderarlo de sus pertenencias. Las causas pendientes eran también por acciones similares, y todos cometidos en la localidad de Los Sarmiento.

Un joven fue condenado a 10 años de prisión por tentativa de femicidio. El nombre del condenado no se informó para preservar la identidad de la víctima, con quien mantenía una relación. El 31 de diciembre, durante los festejos de fin de año, el agresor de 25 años irrumpió en casa de su pareja, de 22, y la hirió numerosas veces con el pico de una botella. El ministerio Público Fiscal pedía una pena de 14 años por la tentativa de homicidio, que consideraban agravada por el vínculo y por mediar violencia de género.

Nelson Darío Rojas llegó a un acuerdo con el Ministerio Público Fiscal por el que reconoció su autoría en un violento hecho y aceptó la pena de tres años de prisión por el delito de abuso de armas. El 31 de agosto, el acusado, que iba a caballo por una calle de La Trinidad, se cruzó con un joven y una adolescente que iban en una moto. Según admitió Rojas, les gritó a los motociclistas por lo que el conductor aceleró su marcha. El condenado desenfundó un arma y realizó varios disparos contra la pareja, provocándole una herida leve en la muñeca a la muchacha. Al día siguiente, fue hasta la casa del joven y le exigió que saliera de su vivienda, pero ante la negativa de la víctima, Rojas realizó varios disparos, cuatro de los cuales impactaron en una pared. La Justicia le fijó normas de conducta y una orden de prohibido acercarse a las víctimas. De incumplir iría a prisión (3 años) y sería imputado por desobediencia judicial.

El 7 de octubre Luis Costilla, de 26 años, fue condenado a seis años y seis meses de prisión luego de que reconociera su autoría en un robo agravado y por otro robo simple cometido en 2020. El 16 de septiembre de ese año Costilla junto a por lo menos cuatro personas más, irrumpieron en una casa de Concepción y encerraron al dueño de casa en una habitación. Familiares del propietario llegaron en su auxilio pero fueron amenazados de muerte con armas de fuego y golpeados por dos de los delincuentes mientras sus cómplices desvalijaban la propiedad por una puerta del fondo. Por este hecho fue detenido, y se le sumó un robo simple cometido en la vía pública contra un transeúnte.

Por otro lado, Claudio Germán Aranda, de 21 años, fue condenado a tres años de prisión condicional más el pago de una reparación de $ 200.000 a la pareja a la que había atacado. Según reconoció en un juicio abreviado, el 16 de abril Aranda irrumpió en una casa del barrio 11 de Enero. Allí discutió con el dueño de casa y le efectuó dos disparos en la pierna que le ocasionaron fracturas. El agresor luego recogió las vainas y amenazó de muerte a la esposa y a los hijos del herido.

Comentarios