“A cocochito” de canciones para los chicos y los grandes - LA GACETA Tucumán

“A cocochito” de canciones para los chicos y los grandes

Desde Santa Fe hoy llega Canticuénticos, con su última producción, pura alegría y compromiso.

17 Oct 2021 Por Alicia Liliana Fernández
1

UNA DÉCADA. Cada vez más afianzado en su propuesta, el grupo santafesino hace música que celebra la infancia libre y la adultez comprometida.

“Felices por el reencuentro, hoy traemos las canciones de nuestro nuevo disco ‘A cocochito’. Y van a estar también nuestros temas más queridos, que nos piden en cada función”. Gonzalo Carmelé es el vocero de el grupo santafesino Canticuénticos, que vuelve al teatro Mercedes Sosa (San Martín 479) hoy a las 16.

- ¿Cómo encontraron a los chicos en la vuelta a los shows presenciales?

- En los primeros shows la ansiedad nos ganó hasta a nosotros mismos en la carga de energía. La interacción se viene dando naturalmente, y con un público renovado, con chicos y chicas que por primera vez entran a una sala de teatro con música en vivo.

- ¿Creen que la pandemia empeoró las condiciones de las infancias víctimas de trabajo o de abuso? Ustedes abordan los aspectos más duros en sus canciones.

- Lamentablemente, recrudecieron situaciones de abuso o violencias hacia las infancias y también hacia las mujeres. Se han profundizado desigualdades, la falta de oportunidades, la deserción escolar, y numerosas circunstancias que no debemos naturalizar. Muy por el contrario, hay que tomar participación activa como sociedad y entender que educación, salud e igualdad de oportunidades son fundamentales para construir una sociedad inclusiva. Desde Canticuénticos queremos que nuestro aporte al cancionero popular para la niñez venga a acompañar desde el juego, desde lo lúdico pero también a las situaciones más difíciles de abordar; siempre desde del arte, a través de la poesía y de la palabra.

- ¿”A cocochito” es su quinto álbum y es también libro?

- Este es el nuevo disco, que ya está disponible en todas las plataformas digitales. Ya tiene varios videos nuevos en nuestro canal de YouTube; viene con libro nuevo de la canción “A cocochito” y también con libro disco, en un nuevo formato con ilustraciones para cada una de las canciones.

- ¿Siempre a partir del folclore argentino y latinoamericano?

- Nuestra propuesta desde los inicios se basa en esa premisa. En nuestro repertorio se van a encontrar con músicas de nuestros ritmos folclóricos argentinos y también con ritmos latinoamericanos que vamos, de alguna manera, descubriendo, analizando y aprendiendo e incorporando. Siempre en nuestro idioma, siempre con un contenido que queremos sea fiel a nuestra identidad, al lugar que habitamos. Siempre en la búsqueda de que la canción, la poesía, tenga una conexión con la música; encontrar el soporte que mejor lleve la canción.

- Ustedes son litoraleños, ¿cómo se conectan con el paisaje de un chico del Noroeste?

- Buscamos que nuestro contenido hable de historias que tengan que ver con nuestro entorno, con nuestra identidad como habitantes de este suelo. En ese sentido, en Canticuénticos no se van a encontrar con historias de princesas; sino por el contrario, por ejemplo, a través de una historia de bichitos con nombres en guaraní como es “El mamboretá”, podemos hablar un idioma que es de alguna manera común a todas las regiones de nuestro país. Y esto nos ha sucedido tanto en Argentina, como en otros países que hemos visitado como Uruguay, Chile o Colombia, adonde no tenemos la necesidad de adaptar el guión o las canciones, sino que desde el juego podemos entendernos perfectamente e interactuar con total naturalidad. Creemos que el juego, el desafío, el asombro y el descubrir son transversales de alguna manera a la niñez de todas las latitudes.

- ¿Cómo es la formación actual de Canticuénticos?

- La misma desde los inicios, hace ya más de 10 años; Ruth Hillar en flautas, voces y acordeón; Daniela Ranallo en voz; Laura Ibáñez en voz y flauta; Nahuel Ramayo en batería, voz, melódica y arreglos; Daniel Bianchi en guitarra, cuatro y voz; yo en bajo, contrabajo y voz; Sebastián Cúneo en la producción general, animación de videos, iluminación y muchas cosas más; Darío Zini en charango, sikus, quena y asistente de escenario y Javier Escandell como operador de sonido.

Comentarios