Usura en Tucumán: secuestran más de 700 tarjetas de débito retenidas por prestamistas - LA GACETA Tucumán

Usura en Tucumán: secuestran más de 700 tarjetas de débito retenidas por prestamistas

La investigación comenzó a partir de un robo perpetrado en Yerba Buena. La operatoria se llevaba a cabo en Villa 9 de Julio.

16 Oct 2021
1

EL SECUESTRO. Además de más de 700 tarjetas de distintas entidades financieras, encontraron armas y municiones. Foto: Comunicación Pública

Una causa que había comenzado a partir de un asalto perpetrado en Yerba Buena derivó en un sorpresivo hallazgo en una vivienda de Villa 9 de Julio, San Miguel de Tucumán.

En el marco de dos operativos por robo, efectivos de la Unión de Unidad de Investigaciones Criminales y Delitos Complejos con sede en la "Ciudad Jardín" lograron el secuestro de 741 tarjetas de débito que habían sido retenidas de manera ilegal por prestamistas, informó la Policía.

El expediente se inició luego del atraco sufrido el 15 de septiembre por un joven en Gobernador del Campo y Solano Vera. Dos hombres que se movilizaban en una moto lo amenazaron con un arma de fuego, y le sustrajeron su celular y su billetera, donde llevaba documentos y tarjetas.

El padre de la víctima -cuyos datos no fueron revelados- realizó la denuncia en la comisaría de Yerba Buena.

"Se inició la investigación y se logró identificar dos domicilios: uno, perteneciente a uno de los sospechosos; y el otro, en Villa 9 de Julio, de otra persona que adquiría estas tarjetas para uso ilegal”, explicó Nicolás Marchant, segundo jefe de la Unidad, quien comandó el operativo junto al titular de la repartición, Héctor Marín.

Marchant detalló que, como resultado del operativo ordenado por la Justicia, en el inmueble allanado se encontraron los más de 700 plásticos. "Eran tarjetas de débito de diferentes bancos; en su mayoría, de los Bancos Nación y Macro, correspondientes a planes sociales, como Asignaciones Universales por Hijo, y de empleados privados registrados. También se hallaron anotaciones, registros y tickets de extracciones de dinero, lo que hace sospechar que en ese domicilio funcionaba un lugar de préstamo ilegal de dinero", indicó el subcomisario.

Además, explicó que todos los indicios apuntan a que esa vivienda estaba especialmente "acondicionada para dicha actividad". "Contaba con un ingreso a través de un portero eléctrico monitoreado por cámaras de seguridad, que conducía a la planta alta del inmueble donde había una sala de espera para la atención de los clientes”, detalló. Y precisó que le resultó llamativa la cantidad de tarjetas, así como el registro minucioso de toda la actividad.

¿Cómo operaba este local? Marchant aseguró que todo comienza con el requerimiento de un préstamo informal por parte del tenedor del plástico bancario. “El prestamista, a cambio, le retiene la tarjeta de débito, y es él quien se encarga de cobrar y retener el dinero por la suma pactada. Una vez que finaliza el pago del préstamo, recién le devuelve la tarjeta. Hace tiempo que venimos investigando distintos hechos relacionados a estafas y maniobras ilegales con el uso de tarjetas. En este caso se iniciará una investigación por el delito de usura, debido a que estos préstamos se realizaban con cobros ilegales de los montos prestados”, señaló Marchant.

Además, en un domicilio allanado en la zona sur de San Miguel de Tucumán se secuestraron 50 cartuchos y una pistola calibre 9 milímetros, debido a que su propietario no tenía la documentación correspondiente.

Todos los elementos incautados en las medidas ordenadas por la jueza Carmen López fueron puestos a disposición de la Unidad Fiscal de Decisión Temprana.

Comentarios