En Salta, Rejas se hacía pasar por un estudiante jujeño que necesitaba paz para rendir un examen - LA GACETA Tucumán

En Salta, Rejas se hacía pasar por un estudiante jujeño que necesitaba paz para rendir un examen

Con la ayuda de otras personas, reservó la cabaña, sin presentar documento. Se hacía llamar Leo y al dueño del camping le había dado una buena impresión.

14 Oct 2021
1

Cuando Roberto Rejas fue detenido en un alejado camping de Salta, Dardo Verchán, el dueño y encargado de las instalaciones, ni siquiera sabía su verdadero nombre. Para él, era Leo. Y no era un femicida prófugo de Tucumán, sino un pobre estudiante jujeño, que necesitaba paz para estudiar.

En la finca hay cabañas y un espacio donde guardan lanchas.

Estuvo 13 días en el camping. Dardo dijo que era "un chico" detallista, siempre con barbijo, protegiéndose de la covid.

Dardo dijo a LA GACETA que "Leo" ni siquiera hizo escándalo cuando la policía de Salta ingresó al camping para detenerlo: estaba lavando una lancha, como changa, para ganarse unos pesos y se entregó de manera pacífica. Resignado. 

La llegada de Rejas al lugar muestra que tuvo cómplices: antes de pisar el camping, tres personas fueron y dejaron pagada la primera noche. Se hospedaron los cuatro. Tres se fueron y recalcaron que lo dejaban a Leo para que se concentre en sus exámenes. Esos tres dejaron todo pago.

"Vino con otra gente, nos pagaron por adelantado nueve días de cabaña y se fueron y lo dejaron a él. Dijeron que tenía que rendir una materia, que tenía que estar tranquilo y que encontraron este lugar, que es acogedor, bello, tranquilo", resaltó Dardo.

Dardo se enteró por qué era buscado Rejas, cuando habló con LA GACETA. "Nosotros trabajamos con familias", dijo.

También explicó que por lo general no piden documentos cuando hacen el check in porque suele ir gente que ya conocen. Personas que sólo quieren paz y tranquilidad.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios