El editorial de Van Mameren: "Tucumán y el país están patas para arriba"

El conductor del ciclo Panorama Tucumano analizó los vertiginosos cambios en la política provincial y nacional.

29 Septiembre 2021

"Han pasado solo 17 días. Pareciera que hubiera pasado toda una eternidad y todo está patas para arriba", con estas palabras comenzó el análisis Federico van Mameren.

El periodista señaló que a nivel nacional nadie esperaba esos resultados, ni siquiera la propia oposición.

A nivel provincial, todo también está pata para arribas: los ganadores se sienten perdedores y los perdedores parecen ganadores.

La pieza distinta de este rompecabezas es Juan Manzur, que se siente de otra manera. "Manzur no es el mismo ministro de Salud que llegó de la mano de Cristina Kirchner a integrar el gabinete hace unos años. Es otro Manzur, mucho más poderoso que el que imaginábamos en Tucumán. Empresarios, gobernadores, todos le rinden pleitesía. Todos, todo el día. Y de alguna manera está eclipsando al mismo presidente de la Nación", dijo.

Sobre el futuro de Manzur, Federico van Mameren señaló que, si le salen bien las cosas, ya en Buenos aires empieza a hablarse de Juan 23, se habla de sus intenciones para ser candidato a presidente.

Pero, para eso, falta mucho: demasiado apuro tienen los peronistas cuando todavía no han llegado al 14 de noviembre.

¿Qué significaría que le salgan bien las cosas? Significaría que aprenda a restar: si en Buenos Aires, que es el centro de nuestra Argentina, logra reducir la diferencia que sacó la oposición, de alguna manera le habría ido bien como Jefe de gabinete. "Es difícil porque al peronismo nunca le fue mejor en las elecciones generales que en las PASO", indicó.

En este sentido, remarcó que la  poilítica es caprichosa y Manzur es hoy el hombuer fuerte de la Nación, después de salir de Tucumán, donde su gestión no era de las mejores.

Otra pieza del rompecabezas es Osvaldo Jaldo. "Es lo más parecido a un rey que reina pero no gobierna. Conduce un gabinete que tiene a su jefe a 1.200 kilómetros de distancia", observó Federico van Mameren. Afirmó, además, que Jaldo,  para diferenciarse de la gestión de Manzur en la provincia, hace lo mismo que hace Manzur en la nación: muestra gestión y trata de ser muy prolijo como gobernante.

"Jaldo tiene una necesidad imperiosa: mostrar un referente nacional que lo termine consolidando. Necesita que el kirchnerismo le dé alguna señal", dijo.

Finalmente observó que "las viudas y viudos" de Manzur empezaron a hacer asado para lamerse las heridas. "Ellos le están echando más leña el fuego, cuando Manzur les dijo a los Ministros que no quería problemas, que aseguren la gobernabilidad. Parece que el ministro de seguridad no lo entendió bien", concluyó.


Comentarios