Si Rejas dice dónde están los cuerpos, el tribunal reconsideraría la condena - LA GACETA Tucumán

Si Rejas dice dónde están los cuerpos, el tribunal reconsideraría la condena

Los jueces sentenciaron a prisión perpetua a Roberto Carlos Rejas y absolvieron a su ex novia, Estefanía Ávila. Los detalles de un fallo inédito.

23 Sep 2021 Por Santiago Re

Mediante un fallo inédito, Roberto Carlos Rejas tendrá la posibilidad de que se reconsidere la condena en su contra si aporta datos certeros para que la Justicia halle los cuerpos de Milagros Avellaneda y de su hijo Benicio.

Por unanimidad el tribunal, integrado por los jueces Stella Maris Arce, Alicia Freidenberg y Eduardo Romero Lascano, determinó condenar a Rejas a prisión perpetua por las desapariciones y crímenes de Milagros y de Benicio. El bebé de dos años y su madre fueron vistos por última vez con vida el 28 de octubre de 2016, día en el que fueron a ver a Rejas. Según la acusación fiscal, el ex guardiacárcel los mató porque los consideraba una amenaza en su vida.

La fiscala Estela Giffoniello, en su alegato, enumeró entre las pruebas que había chats en los que Milagros contaba que Rejas le estaba pegando; que él lavó detalladamente su auto después del hecho y que aún así las pericias de luminol dieron positivo en el vehículo; que mintió respecto de la compra de una funda para el auto; que pidió información a un policía sobre algunas cámaras de seguridad y que googleó cómo descomponer un cadáver.

ABSUELTA I: Estefanía Ávila (izquierda) fue sobreseida por el tribunal.

ABSUELTO II: Marcelo Gómez fue sobreseido por pedido fiscal.

También los magistrados decidieron ayer absolver a Estefanía Ávila, quien era novia de Rejas en ese entonces, y quien llegaba acusada por encubrimiento. Además, Marcelo Fabián Gómez, que fue absuelto el martes, escuchó hoy la resolución que lo favorece. Previo a eso, los tres ex procesados dijeron sus últimas palabras.

“Lo di todo, me vacié”

“Acá hay dos familias que están destruidas. Quiero tener la tranquilidad, señores jueces, de que ustedes puedan apartarse de toda la tergiversación mediática que rondó en este proceso”, sostuvo Rejas frente al tribunal.

El guardiacárcel agregó: “mi familia y yo necesitamos saber la verdad, necesitamos encontrar a mi hijo y a Milagros. No les pido que estén de mi lado, señores jueces, pero sí que estén en el medio. Que sean imparciales. Las pruebas y el expediente no mienten. Siempre se debió ir tras la verdad, y no tras la presión mediática. Las familias Avellaneda y Rejas necesitan la verdad”.

“Desde el día uno estuve aquí, a disposición de la Justicia y voy a seguir viniendo las veces que haga falta, pero ya lo di todo: mis movimientos, mis horarios y más no puedo hacer”, remarcó.

A LA ESPERA. Manifestantes acompañaron en Tribunales a Amalia Ojeda, madre de Milagros y abuela de Benicio, en su reclamo de Justicia.

Rejas también les dedicó unas palabras a la Fiscalía y a la querella. “En el fondo saben que se han equivocado (los acusadores). Yo estoy en sus manos, señores jueces. No soy lo que ellos intentan hacerle ver a la sociedad. En cada paso procesal que dieron yo les fui demostrando que se equivocaban; pero siguieron intentando inculparme”, aseveró.

“Sufrí condena social”

Estefanía Ávila, al igual que lo había hecho la primera vez que declaró ante ese tribunal, lloró angustiada. “Aún no entiendo por qué estoy aquí. No conozco a la familia de Milagros y nunca le haría daño a alguien”, sostuvo.

“Estos cinco años la condena social fue terrible. Cada Navidad subieron mi foto con un montón de mentiras, mostrándome como a la peor asesina”, reclamó. Luego agregó: “yo entiendo que la mamá de Milagros habló con el dolor de una madre, pero nadie pensó en cuánto sufrimos mi madre y yo injustamente. Tras la detención de ‘Bertín’ (Rejas) todo se volvió un infierno, me allanaron la casa y me detuvieron. Por favor, sólo pido Justicia”.

Marcelo Gómez fue muy breve. “Estos cinco años realmente fueron una pesadilla para mi familia. Gracias a Dios finalizó, porque se hizo Justicia”, sostuvo.

El caso y la sentencia

El 28 de octubre de 2016 Milagros Avellaneda y su hijo Benicio fueron vistos con vida por última vez. Habían ido a ver al padre del niño y jamás volvieron

Roberto Carlos Rejas, padre de Benicio, habría dicho primero que no la veía a Milagros desde 2015. Luego cambió su declaración y fue detenido

La Fiscalía acusó además por encubrimiento a la por entonces novia de Rejas, Estefanía Ávila, a Marcelo Gómez (fue absuelto) y a otro sospechoso (prófugo)

Ayer concluyó el juicio. Rejas fue condenado a perpetua, pero su pena podría reducirse si colabora con la Justicia. Ávila fue absuelta por el tribunal.

Crimen de “Betty”: hubo condena, pero el cuerpo de la docente Beatriz Argañaraz jamas apareció

El 31 de julio de 2006 Ángela Beatriz “Betty” Argañaraz, docente del primario del colegio Padre Roque Correa, salió de su casa de El Manantial hacia su trabajo pero nunca llegó. En un fallo dividido, Nélida Fernández (hoy Marcos Fernández) y su esposa Susana Acosta fueron condenadas a 20 años de prisión por la desaparición y el homicidio simple de “Betty”, cuyo cuerpo aun no fue encontrado.

ABSUELTO II: Marcelo Gómez fue sobreseido por pedido fiscal.

En todo el país: antes del caso Argañaraz, había tres antecedentes de condena por homicidio sin que se encontrara un cuerpo

Antes del caso de “Betty” Argañaraz, en el país se conocían tres antecedentes (en tiempos de democracia) de sentencias por homicidio sin que se encontrara el cuerpo de la víctima. En 1993 el estudiante Miguel Bru fue asesinado por dos policías que lo detuvieron ilegalmente, por lo que fueron condenados a prisión perpetua en 1999.
En 2004 el empresario hotelero Alcides Cuevas fue penado a 18 años de prisión por el crimen de la bióloga y turista suiza Annagreth Wurgler, registrado ese mismo año.
Finalmente, mientras se desarrollaba el juicio por el caso Argañaraz, en 2009, el remisero Estanislao Hervatín recibió la pena de prisión perpetua por haber asesinado a su pareja Stella Maris Pugliesse en mayo del año 2007.

Antecedente: ya se había propuesto un acuerdo en otra etapa

Cuando se investigaba el caso, la fiscala María del Carmen Reuter, con el apoyo de la querella, le ofreció a la defensa de Roberto Rejas la posibilidad de mejorar su situación procesal a cambio de que dijera dónde estaban las víctimas. “No quiso, pero la fiscalía siguió avanzando con su trabajo que fue impecable”, explicó Silvia Furque. ”Se consiguió la condena sin haber encontrado una mancha de sangre de ellos, pero hubo otras pruebas que fueron determinante. Fue una tarea titánica de la fiscalía”, concluyó.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios