Apuntes sobre "Hay cosas peores que estar solo", el libro sobre el año más oscuro en la vida de Fito Páez - LA GACETA Tucumán

Apuntes sobre "Hay cosas peores que estar solo", el libro sobre el año más oscuro en la vida de Fito Páez

Federico Anzardi reconstruye el momento más duro en la vida de Fito Páez: una matanza que le cambió la vida.

27 Sep 2021
3

Por Daniel Medina

Un libro sobre cómo se relaciona un incidente en la vida de Fito Páez con un disco. Planteado así, suena soporífero. Peor, suena a algo académico: uno se imagina una tesis, fría y llena de citas de legitimación, sobre la necesidad de no separar la vida de un autor de su obra y bla, bla, bla.

Por suerte Federico Anzardi no toma ese camino en su libro "Hay cosas peores que estar solo", publicado por Gourmet Musical Ediciones. El periodista se apoya en el género policial para contar, primero, los asesinatos que desencadenaron el disco más oscuro de Fito Páez y luego continúa, como un detective, buscando las huellas que contribuyeron o fueron parte de esa metamorfosis.

En la introducción, a lo Truman Capote, narra los últimos momentos de la tía y la abuela de Fito Páez, antes de ser asesinadas el 7 de noviembre de 1986. La reconstrucción es precisa, detallada, atrapante. Nada de ahí está inventado: para realizar el libro Anzardi entrevistó a 78 personas, revisó archivos judiciales y policiales, leyó todo lo que los medios publicaron en ese momento. “Estuve 4 años escribiendo el libro y si no lo hubiera entregado a la editorial, todavía estaría investigando porque siempre hay algo más”, dijo el autor en una entrevista.

Los asesinatos quedan en un segundo plano. De hecho, recién 100 páginas después Anzardi retomará el tema. El verdadero enigma que a él le interesa es cómo esas muertes cambiaron a un ser humano. Cómo se pasa de escribir "¿Quién dijo que todo está perdido?/Yo vengo a ofrecer mi corazón" en 1985 a "En esta puta ciudad todo se incendia y se va/Matan a pobres corazones. Lo que Anzardi busca conocer en el libro es cómo un joven de 23 años, que sufre en un breve tiempo las pérdida de toda su familia, logra exorcizar o canalizar ese dolor a través de un tema que compone dos semanas después de los crímenes.

FITO PÁEZ, declarando en la comisaría. FOTO LA CAPITAL.

En el libro se notan tres vetas muy presentes en el autor: el cronista que consigue, con pocas palabras, una descripción precisa. Un ejemplo, con esto que dice sobre Fito Páez: "Una estrella de rock delgada, dark y anfetamínica que parecía más apropiada para el callejón húmedo de un comic noir que para las playas del Caribe".

La otra veta es de Anzardi como crítico musical: "Fito sumaba puntos en la categoría "autenticidad", tan alta al sentimiento rockero argentino. Su forma visceral de expresarse era un gesto que se aplaudía. El enojo parecía más difícil de fingir que el amor".

La tercera es la capacidad de notar la frase precisa que define un momento o a una persona. No se podía esperar menos de alguien que en 2006 empezó un blog que recopilaba entrevistas y frases.

El libro tiene muchas virtudes, pero la principal es que lo va a disfrutar tanto un fanático del rock argentino, como alguien que no tenga ni idea de quién es Fito Páez.

Temas

Fito Páez
Comentarios