Emilia Attias contó cómo es la educación no tradicional que recibe su hija - LA GACETA Tucumán

Emilia Attias contó cómo es la educación no tradicional que recibe su hija

La conductora televisiva también habló de la formación con perspectiva de género.

19 Sep 2021
1

Emilia Attias y el “Turco” Naím Sibara son padres de Gina, de cuatro años. La niña, que acompaña a su madre en las grabaciones de Resto del mundo (eltrece), comenzó nivel inicial y la conductora reveló que eligió anotarla en una escuela de educación no tradicional y complementar su formación con perspectiva feminista.

En diálogo con revista Gente, la actriz habló de su rol de madre y remarcó la importancia que le dan tanto ella como su marido a la formación de la niña. “Es un desafío ser madre y ser padre en esta época, y teniendo la conciencia que yo tengo es un desafío más criar a una hija cuando ya se te despierta el feminismo. Mi conciencia está bastante puesta en criar a una hija con herramientas para un futuro de igualdad”, comenzó explicando Emilia.

Luego, la protagonista de Esencial (WHO), la película que grabó junto a su familia durante la pandemia, reveló que visitó más de 25 colegios desde que Gina era muy chiquita, y afirmó: “Me tomé mucho tiempo en entender un poco las propuestas educativas y las pedagogías que tenían disponibles en Buenos Aires. Decidirse por un colegio no es algo menor”. Frente a esto, reveló: “Después de esa búsqueda exhaustiva tuve mis preferencias. La Waldorf y la Montessori eran algunas de ellas”.

Sobre la primera, Attias describió: “Es algo hermoso. Es más cercano a la integridad del niño o niña, centrada más en su emocionalidad y, a partir de ahí, explora la parte académica. Me parece muy valioso y sigue resultando atractiva e interesante para mi hija”.

La educación Waldorf fue creada por el filósofo austríaco Rudolf Steiner y se puso en práctica por primera vez en Stuttgart, Alemania, cuando en 1919 se creó la primera escuela Waldorf para formar “seres humanos libres, que puedan por sí solos dar a sus vidas propósito y dirección”. Esta pedagogía ofrece al niño didácticas que favorecen su desarrollo en el mundo del hacer, el del sentir y el del pensar, interrelacionándolas. Según este tipo de educación, cada persona aprende de una manera diferente y los chicos encuentran un espacio donde pueden elaborar y crear a través del juego, además de desplegar su imaginación por medio del cuento y las historias.

En diciembre pasado, Naim contó en una entrevista que Gina terminaría el nivel inicial en un jardín Waldorf. El humorista contó en esa oportunidad que iría al Cristóforo Colombo, un prestigioso colegio internacional italiano que busca crear lazos entre la comunidad argentina y la de ese país.

En este sentido, Emilia indicó: “Ahora no está yendo a un colegio de ese estilo (Waldorf), pero sí asiste a uno con una visión bastante abierta, aunque académicamente más tradicional”. Aunque, agregó que la institución “tiene valores de evolución social interesantes” y asumió que “tal vez, en algún momento, vuelva a esa pedagogía”.

Educación con visión feminista

Emilia es feminista y contó que también busca criar a su hija “con herramientas para un futuro de igualdad”. En este sentido, explicó: “Me gusta enseñarle que a veces las cosas son desiguales, de que hay que hablar cuando uno está incómodo o inconforme, o se siente que no tiene lugar”.

Luego, la conductora resaltó: “Yo creo que cuando sea más grande la voy acompañar en contextos donde se entere la lucha que hicieron muchas mujeres y así haya una reivindicación también de por qué hoy gozás de los derechos que gozás. Me parece que la educación feminista para con ella y para con cualquier otra hija o hijo que tenga, ya está marcada en mi personalidad como mamá y hay una orientación hacia ese lado”.

Consultada en torno a qué estrategias utiliza para educarla con estos valores y perspectiva de género, Emilia detalló: “Lo primero que hago es criarla de manera igual, enseñarle que ella es igual que un hombre, que los hombres y las mujeres tienen los mismos derechos, tiene que hacer y aprender las mismas cosas, a tolerar todas las diferencias. Yo le hablo de todo, pero todo está referido a su edad. La estoy criando con una visión de muchísima tolerancia social y entendimiento de que todos somos una comunidad y hay que tolerarnos, entendernos y así ella misma se tiene que hacer respetar por su individualidad y por lo que ella elija hacer en el futuro”.

Comentarios