Desconfianza y cierre - LA GACETA Tucumán

Desconfianza y cierre

05 Sep 2021 Por Gabriela Baigorrí
1

El final de la primera etapa está cerca. Una instancia que definirá más quiénes serán los candidatos y los partidos y frentes que podrán participar de las elecciones generales del 14 de noviembre. La dirigencia local de todos los espacios sabe que hay mucho en juego y que el lunes 13 la provincia se despertará con una configuración política nueva. Aunque en público renieguen de ello, puertas adentro las fuerzas saben que los resultados serán clave para las provinciales de 2023. Las internas en el oficialismo provincial y en el opositor Juntos por el Cambio dan cuenta de esto y generaron una campaña particularmente competitiva e intensa que terminará este jueves.

Los distintos competidores trabajaban durante estas horas para definir la modalidad de cierre de campaña, que se concretarán en su mayoría entre el miércoles y jueves. Además, los protagonistas están abocados y lo seguirán estando a la logística del día de los comicios.  

Dos sensaciones cruzaron por la dirigencia en general: desconfianza e incertidumbre. En los armados que manejan encuestas dicen que cuentan con números bastantes disímiles y todos se manifiestan optimistas respecto de las previsiones. Sin embargo, las fuentes coinciden en que la suerte está echada porque los consultores y asesores sostienen que el 80% de votos ya está definido y que el restante no es gravitante para las agrupaciones más numerosas porque solería dispersarse. Hay un asunto que sí preocupa a quienes manejan las campañas y es que en las contiendas que se van llevando adelante durante este año hay una tendencia en baja del número de votantes.

Con la mirada en Alfaro  

Los frentes más grandes que tendrán internas, del oficialismo provincial y de Juntos por el Cambio, tuvieron un aluvión de respaldos nacionales y también de cruces. La semana cerró con un hecho político que se llevó la atención. El conflicto entre el manzurismo y el alfarismo por la licencia del intendente capitalino y precandidato a senador Germán Alfaro abrió una serie de especulaciones. En términos generales, hasta en el propio entorno del gobernador Juan Manzur creen que subió a Alfaro al ring como su principal contendiente ¿Por qué? Hay opiniones distintas.

En el espacio de Alfaro dicen que los tomó por sorpresa el “ataque” y descartan de manera tajante cualquier acuerdo estratégico con el mandatario provincial. Pero festejan porque pudieron sacarle provecho y afirman que les resultó sumamente fructífero. De hecho, creen que les regalaron un gran final de campaña y especulan que en los sondeos de esa facción pueden estar también bien posicionados. En las huestes del gobernador Juan Manzur hay dos posturas. Unos creen que fue un acierto subrayar la figura de Alfaro para “hundir” la de Osvaldo Jaldo, que venía siendo el principal opositor. Otros, con la mirada puesta más adelante, están convencidos de que fue un grave error potenciar a otro peronista aunque juegue en otra puja interna.

Dentro del espacio confiesan que los ediles insistieron con el proyecto vetado con la venia de Manzur, pero que no les permitió en cambio llevar adelante la idea de denunciarlo en la Justicia por presunta malversación de fondos. Hay concejales que sospechan que se emplearían fondos de la Ciudad para beneficiar a vecinos de ciudades del interior -mencionan obras, servicios y subsidios- y lograr así adhesiones el domingo en las urnas.  

Entre los cercanos a Osvaldo Jaldo hay también división. Algunos sospechan de un acuerdo Manzur-Alfaro para polarizar la pelea y dejar de lado en el protagonismo a Jaldo. Otros insisten en la postura del vicegobernador y sostienen que es una muestra más de que “Manzur va por todo” y de que pretendería “avasallar” a la institución municipal. De todas maneras, aseguran que el entuerto no les afectó.

En Juntos por el Cambio no tienen dudas de que hay un pacto Alfaro-Manzur y que es sólo un puntapié para 2023.

¿Qué pasará el lunes tras el cuarto intermedio en el Concejo? Probablemente Alfaro presentará otro pedido de licencia para generar que el presidente del cuerpo Fernando Juri tenga que reemplazarlo y dejar sin los votos necesarios al manzurismo para aprobar la iniciativa. La oposición a Alfaro sabe de esto y aseguran que están dispuestos a estar en sesión y hacer cuartos intermedios todo el día hasta que el intendente se reintegre.

Control y movilización

Hay distintos asuntos que desvelan a las fuerzas políticas mayoritarias y que las mantendrá ocupadas esta semana: el control y los dirigentes. Serán alrededor de 3.700 los fiscales que se requerirán para poder revisar todas las mesas de votación. En general, el pago ofrecido varía entre $ 2.000 y $ 3.000, dependiendo de si se incluye o no el almuerzo. Conseguir a estos actores es más dificultoso para la oposición. Los espacios más pequeños apuestan a los voluntarios o a las alianzas con otras fuerzas. La fiscalización es clave cuando se prevé un comicio reñido, porque en el escrutinio se peleará literalmente voto a voto.  

En el manzurismo y el jaldismo la preocupación pasa por otro lado. Según referentes de ambos, están concentrados en evitar el pase de dirigentes territoriales. Saben que el sábado y el domingo los circuitos electorales bullirán por este motivo. También sostienen que el dinero en efectivo será importante ¿Por qué? Porque esos pases implican recursos, según reconocen desde ambas veredas.

Varios dirigentes de la Casa de Gobierno estaban preocupados por la efectividad que tendrá una medida inédita que se habría tomado. Off the record reconocían que una de las tandas de los cuestionados subsidios que se pagan mediante la Caja sería supuestamente destinada para pagar a los movilizadores que cuentan con autos y motos para llevar a los votantes hasta las escuelas y clubes. La intención sería, siempre según estas versiones, que los encargados del traslado no manejen efectivo. Los políticos más veteranos desconfían de que esta modalidad, si se aplica, funcione porque, según explicaron, habitualmente suele pagarse una parte antes y otra después de la elección para garantizar que se cumpla con el trabajo.    

El final de la primera etapa está cerca y  esta semana final promete nuevos episodios y polémicas.

Comentarios