El amor, enredado en los contratiempos que provoca un celular - LA GACETA Tucumán

El amor, enredado en los contratiempos que provoca un celular

Esta noche se estrena la ópera-filme “El teléfono”, por la página de YouTube del Ente Cultural y por la pantalla de Canal 10. El objetivo.

05 Sep 2021 Por Alicia Liliana Fernández
1

LA ESPERA DE BLAS. Ramón Poliche, en una escena con el fondo majestuoso del dique La Angostura. prensa

“El teléfono” es una obra que ha sido concebida para ser montada con un solo decorado en un escenario teatral. Nuestro concepto partió de romper esa estructura y trasladar la ópera a una puesta cinematográfica.

En ella revelamos los hermosos paisajes de nuestro querido Tafí del Valle y sus alrededores, y hasta agregamos un nuevo personaje propio de nuestra cultura, como es la Pachamama.

La adaptación llevó consigo también la transformación de nuestro personaje principal (Mechi), que en su versión original es una mujer obsesionada con el teléfono, el nuevo gran invento de la época de la composición. Ella no se da cuenta de que su pareja intenta decirle algo importante.

Aquí, el teléfono tampoco deja de sonar, pero los motivos de Mechi para atenderlo son distintos; es una excusa para ganar tiempo ante la expectante mirada de todos sobre si volverá a contraer matrimonio o no con la persona que ama desde niña. Es así como la cámara “baila” al son de la música compuesta por Gian Carlo Menotti, y acompaña las acciones de los personajes en cada momento del filme.

Respecto del documental sobre el backstage de la ópera, el rodaje principal se realizó en las antiguas estancias jesuíticas. Este trabajo es una mirada sobre la cultura antigua del lugar, que a su vez convive y se integra al mundo. La fusión entre lo nuevo y lo antiguo, lo industrial y lo artesanal, va generando la particularidad de este paisaje, escenario integral de la obra.

Blas intenta obtener de Mechi la respuesta de compromiso antes de un viaje inminente. Pero no logra que ella atienda el teléfono, que suena a cada rato por asuntos familiares y empresariales. Los empleados de la estancia y una presencia ancestral lo ayudarán a conquistar a Mechi.

El 61° Septiembre Musical presenta el estreno de “El teléfono”, basada en la ópera cómica de Gian Carlo Menotti hoy, a las 22, por el canal oficial de YouTube del Ente Cultural, y a las 23.15 por la pantalla de Canal 10. Al final del debut se emitirá un documental que registra el backstage de la propuesta fílmica.

La sinopsis contiene spoilers a propósito: se trata de una ópera-filme, y como en toda ópera, se sabe el final porque lo que importa es ver de qué manera se la interpreta, sobre todo cuando fue rodada en un escenario tan imponente como Tafí del Valle.

Protagonizan la ópera-filme la soprano Cynthia del Carril y el tenor Ramón Monchi Poliche acompañados por personajes pintorescos.

Se trata de una propuesta musical a canto y piano, a cargo de Oscar Buriek. Oscar Zamora adaptó el texto; la versión cinematográfica es de Melina Dulci y la dirección general está a cargo de Matías Safarsi.

Tradición

Es tradicional, en cada Septiembre Musical tucumano, la presentación de -por lo menos- una ópera.

En 2020, las limitaciones que impuso el contexto de pandemia llevaron al Ente Cultural a producir la ópera-filme “Rita”, que se rodó en Tafí Viejo, a cargo de elenco, dirección y equipo técnico íntegramente tucumanos.

Aquella experiencia exitosa llevó a proponer, nuevamente, la realización de otra producción similar. “Después de analizar distintas propuestas vimos unas relaciones inmejorables entre la óbra de Menotti y la locación Tafí del Valle, por historia, cultura y paisaje. A Blas y Mechi se suma el Valle de Tafí como otro personaje”, explica Zamora los ejes de la adaptación del texto.

“Nos guió en la elección el sentimiento del espíritu femenino. La cultura calchaquí es netamente matriarcal. Y frente a la versión original de la ópera, donde el personaje femenino es caracterizado como banal, queremos rescatar el espíritu pujante de la mujer de los Valles, cuya representación mayor es el culto a la Pachamama, como madre, creadora y fuerza vital. Además nos encontramos con mujeres empresarias defensoras de la cultura calchaquí. Se hace un cruce interesante entre ese espíritu matriarcal sumado al otro conflicto que se plantea en la obra, el que se da entre lo natural y lo tecnológico”, agrega.

Zamora hace hincapié en que desde el comienzo de la realización se siguió “la premisa de apostar por el diálogo, a saber, superar el ruido que en el diálogo directo supone en nuestros días el uso del celular. Y en ese camino hacemos intervenir como personaje místico también a la Madre Tierra”.

Ópera contemporánea

“Salimos de la estética de la Commedia dell’Arte con ‘Rita’, que es muy sencilla de entender, para entrar con ‘El teléfono’ en la ópera contemporánea, en la cual la estructura de arias es difusa. Ese lenguaje se plasma en la música, en el texto y hasta en la técnica de filmación”, aporta Safarsi.

El director recalca que la consigna básica del proyecto es “llevar la ópera hasta el oyente más distraído”.

En ese sentido Zamora recuerda que este proceso se inició “en el marco del Programa de Ópera Federal en 2020, con el objetivo de poner al alcance de todo el público un género que por lo general no está habituado a ver; y para los cantantes significa acceder a partituras y a escenarios. Es trabajar para que la ópera vuelva a su esencia como género popular”.

“‘Rita’ fue muy vista no sólo en la provincia sino todo en el mundo, y sigue rodando por las redes sociales y las plataformas -afirma con orgullo Safarsi-. Con ‘El teléfono’ mantenemos el objetivo de exportar cultura más allá del territorio local, a través de una producción que involucra a 60 profesionales tucumanos, desde los cantantes hasta el último técnico, e involucramos a una comunidad entera para que sea parte del proyecto”.

Sortear dificultades

Para llegar al estreno de hoy, el trabajo musical y de guión se inició hace meses, siempre marcado por protocolos sanitarios. “Todo comenzó trabajando a distancia el texto, primero vía plataformas y videoconferencias; lo mismo que el desarrollo musical, junto a Buriek. Luego vinieron los ensayos, en burbujas, en el teatro San Martín -cuenta el director-. Del Carril es soprano y daba perfecta con su papel, pero Poliche es tenor y no conseguíamos, por la circunstancia de pandemia, quién interpretara el rol masculino principal que originalmente es para un barítono. Fue otra dificultad que sortear, pero el cantante pudo adaptarse, bien asesorado por el maestro Buriek”.

“Hacemos un cruce entre distintas artes, como el teatro, la ópera y el cine. El aporte del equipo de grabación, encabezado por Dulci, le da impronta propia, y el resultado es una producción donde cada fotograma está justificado porque se narra una historia”, señala, y se entusiasma: “creo que vamos a lograr que cualquier tucumano se enganche viendo una ópera en su idioma casi sin darse cuenta; va a reconocer sus cerros, su cultura y hasta sus amistades. Creo que vamos a volver a cumplir el objetivo de exportar cultura”.

Equipo técnico

Asistente de dirección: Fede Piazza. Dirección de fotografía: Mauricio Asial. Cameraman: Valentín Álvarez Sabouret. Asistente de cámara: Sofía Paola Reinoso. Gaffer: Adrián Ditoro. Sonido directo: Martín Ale. Dirección de arte: Mariana Delgado. Maquillaje: Cecilia Delgado. Drone y Back: Blas Muro. Posproducción y mezcla de audio: Juan Argañaraz. Posproducción de color: Sebastián Suárez; Animaciones gráficas: Gonzalo Tórtola. Diseño gráfico: Leandro Piazza. Producción ejecutiva: Oscar Zamora. Producción general: Ente Cultural.

Comentarios