El huracán Grace cae con fuerza en México - LA GACETA Tucumán

El huracán Grace cae con fuerza en México

El impacto del cambio climático se siente en América Latina y el Caribe, donde se anticipan fenómenos meteorológicos extremos.

21 Ago 2021
1

TECOLUTLA, México.- Grace seguía fortaleciéndose y para anoche se esperaba que toque tierra en la costa oriental de México, como un huracán de categoría 2, advirtieron autoridades locales y el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

Tras cruzar el Caribe, el ciclón se convirtió por primera vez en un huracán de categoría 1 en la escala de Saffir-Simpson, antes de tocar tierra en la turística costa caribeña mexicana. Después, se degradó temporalmente a tormenta tropical y se adentró en el Golfo de México.

Al final de la tarde de ayer, Grace -convertido otra vez en huracán- al noreste de Veracruz, soplaba vientos máximos sostenidos de 150 kilómetros por hora, con ráfagas más fuertes, mientras seguía avanzando hacia el oeste. “Se pronostica un fortalecimiento hasta que Grace toque tierra, con un rápido debilitamiento esperado a medida que Grace se mueve tierra adentro sobre las montañas del centro de México”, informa el centro de seguimiento.

Una vez que avance, hoy, sobre el centro de México, se espera que Grace descargue fuertes lluvias en la zona del Valle de México, formado por la capital y decenas de municipios adyacentes que alojan a más de 22 millones de habitantes.

Por el momento, no hay víctimas mortales, aunque quedaron temporalmente sin luz cerca de 700.000 personas en la Península de Yucatán, donde también hubo inundaciones, caída de árboles y desprendimiento de techos.

El avance destructor de este huracán es parte del escenario del calentamiento global, tal como lo evaluó el informe presentado ante Naciones Unidas.

Según dio a conocer el martes el nuevo Reporte del Estado del Clima en América Latina y El Caribe 2020 de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), la región de América Latina y el Caribe estará entre las más afectadas del mundo por el cambio climático y “los fenómenos meteorológicos externos que están causando graves daños a la salud, a la vida, a la comida, al agua, a la energía y al desarrollo socioeconómico”.

El reporte señala que los eventos relacionados con el clima y sus impactos cobraron más de 312.000 vidas en América Latina y el Caribe y afectaron a más de 277 millones de personas entre 1998 y 2020.

“El futuro ya está aquí: las peores sequías en 50 años en el sur de la Amazonia y el récord de huracanes e inundaciones en Centroamérica durante 2020 son la nueva normalidad que espera a América Latina”, se puede leer en la página oficial de Naciones Unidas en internet.

América Latina se proyecta como donde los efectos e impactos del cambio climático, como las olas de calor, la disminución del rendimiento de los cultivos, los incendios forestales, el agotamiento de los arrecifes de coral y los eventos extremos del nivel del mar, serán más intensos.

El informe señala fuertes efectos relacionados al aumento de temperaturas, cambios en los patrones de precipitación y tormentas, así como un marcado retroceso de los glaciares. Destaca que 2020 fue uno de los tres años más cálidos de América Central y el Caribe, y el segundo año más cálido de América del Sur, con 1,0 grados centígrados, 0,8 y 0,6 por encima del período 1981-2010.

La sequía tuvo un impacto significativo en las rutas de navegación, el rendimiento de los cultivos y la producción de alimentos, lo que provocó un empeoramiento de la seguridad alimentaria en muchas áreas.

Mientras la sequía afectaba a gran parte de México y América del Sur, 2020 trajo un inédito récord de 30 tormentas con nombre en la cuenca del Atlántico.

Usualmente en noviembre la temporada de huracanes está por terminar. Pero 2020 presenció a los huracanes de categoría 4 “Eta” e “Iota” tocar tierra en la misma región con apenas una semana de diferencia.

Siguieron caminos casi idénticos a través de Nicaragua y Honduras, sobre las mismas áreas. Estos huracanes sin precedentes afectaron a más de ocho millones de personas en Centroamérica.

Guatemala, Honduras y Nicaragua fueron los países más afectados con más de 964.000 hectáreas de cultivos dañadas.

Sólo en Honduras los daños al Producto Interno Bruto de estos dos huracanes fueron calculados en más de 2.000 millones de dólares. (Especial)

Comentarios