Cartas de lectores III: acoso vecinal - LA GACETA Tucumán

Cartas de lectores III: acoso vecinal

30 Jul 2021

Hay diferentes tipos de violencia y se incluye el acoso vecinal, que se ven agravados aún más por numerosos hechos delictivos que vienen sucediéndose a diario, y también por el uso que hacen sus actores, en varios casos de estupefacientes, generando división entre los vecinos, ya que no todos andan por caminos torcidos. Las obsesiones de un acosador se dirigen a quienes no piensan como ellos, o a quienes actúan de una contraria a sus intereses, tiende a ser una persona frustrada en su día a día, que desata sus iras con otros vecinos, intentan doblegar una voluntad a través del desgaste emocional, son sujetos de rasgos psicopáticos de personalidad, carecen de empatía y presentan conductas agresivas. Inducir a los vecinos para que perturben al propietario, tanto en edificios como en barrios de todas las clases sociales, es un delito de acoso persecutorio, su conducta es un delito más aún sin perdura en el tiempo, si es intenso pueden existir intereses ocultos, en tanto se deben documentar todas las pruebas posibles. Intimidarle a un vecino con vigilancia, insultos, buscando la cercanía física, intentar establecer contacto, usar indebidamente sus datos personales, como por ej.: contratar servicios para que terceras personas establezcan contacto, atentan contra su libertad, y su patrimonio, alterar la tranquilidad pública con ruidos molestos, con olores fuertes en exceso que afecten el medio ambiente y son nocivos para la salud, o cuando tu vecino no te deje dormir es acoso persecutorio, así como entremeterse en la vida del otro y alterar su vida cotidiana, usurpar o simular la identidad de otra persona. La maldad existe, las actitudes de unos hacen sin querer daño a otros ilusos.

María Ávila

[email protected]

Para publicar en "Cartas al director" escribir a [email protected]

 

Comentarios