El nuevo sistema de designaciones también dejó mucha tela para cortar - LA GACETA Tucumán

El nuevo sistema de designaciones también dejó mucha tela para cortar

30 Jul 2021
1

CONTUNDENTE. Durante los últimos minutos del juego con Agropecuario, los jugadores de Gimnasia se quedaron parados en el campo, en señal de protesta. .

“Por disposición del presidente Claudio Tapia y la Dirección Nacional de Arbitraje, con Federico Beligoy a la cabeza, a partir de la próxima fecha se volverán a sortear los árbitros de todas las categorías del Fútbol Argentino. Serán transmitidos por las redes oficiales de la Casa Madre”. El mensaje fue publicado el pasado lunes a las 17 por cuenta oficial de Twitter de la AFA, luego de la polémica generada en el duelo entre Agropecuario y Gimnasia.

Así, las designaciones para el fin de semana ya no fueron “a dedo” como venía ocurriendo desde hace bastante tiempo. Sin embargo, las polémicas no se terminaron.

Para determinar los jueces en los partidos de las diferentes categorías de nuestro fútbol, se procedió a designar dos jueces cada dos partidos. No hubo un bolillero general en el que los diferentes árbitros podían ser designados en cualquier juego.

“Beligoy nos toma el pelo descaradamente. Grilla de dos árbitros para dos juegos, la cámara a no menos de 20 metros, las bolillas no se ven ni por asomo. ¡Pobre arbitraje argentino!”, tuiteó Oscar Luis Blanco, abogado, periodista y analista de árbitros.

Para colmo, hubo una situación que alimentó el manto de sospechas. Carlos Córdoba, un juez que durante el último tiempo estuvo envuelto en varias situaciones polémicas, fue designado para dos partidos: Deportivo Riestra-Tigre, por la Primera Nacional, el sábado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y Cipolletti-Deportivo Madryn, por el Federal A, el domingo menos de 24 horas después, en Río Negro a 1.136 kilómetros de distancia. Si bien algunas horas después, desde calle Viamonte determinaron que Pablo Núñez reemplazaría a Córdoba en el juego del Federal A, las alarmas quedaron encendidas.

Sí: ni el sorteo pudo acallar las críticas generalizadas.

Comentarios