Cinco riesgos a la hora de invertir en criptomonedas - LA GACETA Tucumán

Cinco riesgos a la hora de invertir en criptomonedas

Los millennials se inclinan más hacia el Bitcoin, cuyo valor sigue siendo volatil.

28 Jul 2021 Por Marcelo Aguaysol
1

IMAGEN ILUSTRATIVA

El precio del Bitcoin sigue con elevada volatilidad. De acuerdo con los datos de Cointelegraph Markets Pro y TradingView, la criptomoneda comenzó a registrar signos de recuperación tras dos semanas de tendencia a la baja. En sólo una semana, subió 34%, hasta llegar a los U$S 39.000. 

¿Qué sucedió? Los criptoinversores atribuyen esta volatilidad a la acción directa de bancos tradicionales en el mercado y a la apuesta de grandes jugadores como Elon Musk y Michael Saylor. Esta semana, la supuesta participación de Amazon en las criptomonedas también elevó el precio, aunque el gigante tecnológico luego negó esos rumores .

En una encuesta realizada por CNBC, el portal de noticias de negocios globales, a un grupo de administradores de carteras y estrategas de acciones, el 44% de los encuestados sintió que el precio de Bitcoin caería por debajo de los U$S 30,000. El otro 56% de los inversores mostró una perspectiva más optimista, con un 6% esperando que Bitcoin alcance los U$S 60,000, cerca de su máximo histórico de U$S 65,000.

Según la plataforma de noticias de inversiones The Tokenist, los millennials, nacidos entre 1981 y 1996, tienen más confianza en las criptodivisas que en el mercado de valores, en el sector inmobiliario o en el oro. Aunque no son los únicos que se han sentido atraídos por las divisas digitales. Cada vez hay más inversores en criptomonedas en todo el mundo, y América latina no es ninguna excepción: según una encuesta publicada en Statista, el  16% de la población peruana ya usa o posee criptomonedas como el bitcoin, seguido por Argentina, Chile, México con el 14%, 12% y 10% respectivamente.

Uno de sus principales atractivos es que su valor ha ido creciendo progresivamente desde que el 1 de enero de 2009 se consiguió el primer bloque de bitcoins: si en 2013 ya se pagaban más de U$S 100 por bitcóin, en 2017 se superaba la barrera de los U$S 1.000 y hace solo unos meses, el 13 de marzo, alcanzaba los U$S 60.000. Sin embargo, las criptomonedas también tienen sus riesgos, y de hecho a 7 de junio su valor ha bajado casi a la mitad: U$S 36.000. 

Si bien algunos criptoinversores consideran que el "oro digital" puede ser muy rentable, advierten que hay que tener en cuenta sus riesgos. Elisabet Ruiz-Dotras, profesora de los Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) e investigadora del grupo DigiBiz, señala estos cinco peligros:

1. Afrontar la inversión como un "juego". Para un porcentaje importante de inversores jóvenes, el bitcoin se asimila a un juego de apuestas o a un Monopoly digital, pero lo cierto es que es una alternativa seria de inversión en la que se puede ganar, pero también perder, mucho dinero. "Las criptomonedas no tendrían mucho sentido si simplemente fueran una opción de inversión para la especulación. Lo que les cobra de valor es el hecho de ser aceptadas como medio de pago", señala la profesora Ruiz-Dotras, que advierte que, como toda inversión, se debe estudiar a fondo.

2. Creer que no es necesaria educación financiera. El valor de la moneda digital y sus movimientos son fáciles de identificar, lo que ayuda a su fácil comprensión. Sin embargo, invertir en criptodivisas no es tan simple como fijarse exclusivamente en su valor. "Como en cualquier otra inversión, uno debería conocer los riesgos asociados, aspecto que desconocen la mayoría de los jóvenes que compran criptomonedas dado el limitado conocimiento financiero de la sociedad", afirma.

3. Confundir la formación digital con conocimientos en criptomonedas. Los millennials comparten algunas características, como el hecho de ser altamente digitales y estar hiperconectados. Por eso, tienen la mente programada para entenderlo todo en formato digital. Pero el hecho de saber abrir una cuenta para comprar criptodivisas, para lo que basta registrarse en una plataforma destinada para ello, no significa que no haya que conocer el mercado, aunque estas plataformas se anuncien como un espacio en el que se puede conseguir dinero sin necesidad de ser un experto.  

4. Sucumbir ante el peso de la atracción por lo inmediato. Las tecnologías permiten tener acceso a prácticamente todo en un tiempo récord, lo que fomenta los hábitos de consumo de la inmediatez. Por eso, en opinión de la profesora de la UOC, no sorprende que los millennials se sientan atraídos por unas monedas que pueden negociarse las veinticuatro horas de los siete días de la semana a lo largo de 365 días del año. Si a eso se añade que fueron creadas como alternativa al sistema tradicional para dar una respuesta a los problemas económicos actuales, aspecto que está en sintonía con los valores sociales de esta generación, se entiende por qué las criptomonedas encajan a la perfección con los millennials, que pueden pasar por alto sus riesgos atraídos por las virtudes de un sistema alternativo de inversión.

5. No tener en cuenta la volatilidad de las criptomonedas. Hace unos meses, cuando Elon Musk y Tesla decidieron apostar por las bitcoins con una inversión de U$S 1.500 millones, el valor de las criptomonedas alcanzaba su máximo histórico. Sin embargo, tres meses después la situación ha cambiado. Tras algunas desavenencias, Musk decidía retirar su apoyo a este modo de inversión, y ahora cada uno de sus tuits relativos a su ruptura con el bitcoin basta para que el valor de la criptomoneda caiga. Esa volatilidad es la que, en opinión de los expertos, debe estar presente cada vez que se haga una inversión en esta divisa.

Comentarios