Por una cartera, motochorros causaron terror en barrio Sur - LA GACETA Tucumán

Por una cartera, motochorros causaron terror en barrio Sur

Los delincuentes, que permanecen prófugos, efectuaron tres disparos para amedrentar a su víctima. La Policía analiza las cámaras de seguridad de la zona para dar con los sospechosos.

26 Jul 2021 Por Santiago Re
1

A ESA ALTURA. Una mujer fue asaltada cuando caminaba por Buenos Aires al 500. El ladrón disparó al suelo para amedrentarla y quitarle el bolso. la gaceta / foto de antonio ferroni

Los delincuentes vieron su oportunidad y atacaron a una mujer que caminaba sola por Buenos Aires al 500, en barrio Sur. Uno de los agresores tomó la cartera de la víctima y comenzó a forcejear con ella hasta tirarla al suelo. Según contó una testigo, aún en el piso, la dueña del bolso se resistió al robo: tomó del tobillo al ladrón y lo hizo trastabillar, por lo que el malhechor, sin pensarlo dos veces, sacó un arma de fuego y disparó tres veces a la vereda (a centímetros de donde ella yacía) para amedrentarla. El hecho ocurrió el sábado antes de las 21.

“Esto ya se nos fue de las manos, la chica se resistió como pudo, pero no tenía oportunidad. No creo que se olvide nunca que le gatillaron por un bolso. Da muchísima impotencia porque uno sabe lo que cuestan las cosas hoy por hoy y lo que hay que trabajar para conseguirlas. En dos segundos estos tipos hicieron daño, se subieron a una moto y dejaron a una mujer que lloraba y temblaba”, contó Ariel Zelarayán, uno de los vecinos de la cuadra.

Francisca atendía su almacén cuando las detonaciones la obligaron a esconderse tras el mostrador. “Yo escuché dos disparos, parece que fueron más. Vi que la gente corría y gritaba y ya me imaginé lo que pasaba. Le puse llave a las rejas y me fui para atrás”, le contó a LA GACETA la comerciante. “Todo el tiempo están robando, no me sorprendió enterarme del ataque de los motochorros pero sí de la violencia e impunidad con la que actuaron”, agregó.

Por su parte, Guadalupe Albornoz, reconoció que es la primera vez que se entera de algo así. “Atiendo hace poco aquí, me llama mucho la atención porque la Lavalle y la Buenos Aires son transitadas y están bien iluminadas a comparación de otras calles. En horario comercial yo no había escuchado de nada por el estilo”, explicó la vendedora.

Para los residentes si fue un hecho que encendió las alarmas. “Realmente no vivimos tranquilos, ni teniendo la comisaría 2ª una cuadra. Yo mismo sufrí a los delincuentes que me encañonaron en la entrada a mi edificio para sacarme la billetera. Lamentablemente la Policía no cumple con la prevención, no están presentes y eso que esta es una esquina concurrida”, consideró Juan Pablo Hernández.

“No me parece un barrio peligroso a comparación de otros, a mí nunca me pasó nada hasta ahora, pero si se escuchan muchas cosas como estas entre los vecinos. Si hay casos de arrebatos seguido, pero creo que haber asaltado a una mujer a los tiros fue llegar muy lejos. Fijate que para ser una zona ‘tranquila’, todos los locales atienden enrejados a partir de cierta hora y siempre hay que salir de casa mirando a cada costado”, reflexionó Oscar, otro vecino de Buenos Aires al 500.

Siguen la búsqueda

El sábado por la tarde una comisión al mando del subcomisario Oscar Juárez se presentó en el lugar y recogió testimonios en el lugar. Criminalística intervino además para analizar las vainas servidas que se encontraron. En la cuadra la Policía se encontró con una testigo que aportó datos importantes para la investigación y además los videos de una cámara de seguridad que captó a los delincuentes.

Las tareas investigativas continuaron ayer al mando del comisario de la 2ª, Julio Campero, cuyo personal continuó buscando cámaras para analizar y a los motochorros, que hasta ayer a la tarde continuaban prófugos.

Temas

Inseguridad
Comentarios