La puesta en valor de la ex estación El Provincial - LA GACETA Tucumán

La puesta en valor de la ex estación El Provincial

Este valioso inmueble dará vida, junto al parque ya inaugurado, al Barrio Sur y a su vez se convertirá en un nexo entre este y la populosa barriada de Villa Alem.

23 Jul 2021

Dicen que renovarse es vivir. Losyores suelen decir que cada tanto es bueno cambiar de lugar algunos muebles en una casa para oxigenar la circulación y la convivencia. Del mismo modo, siempre es positiva una brisa de aire fresco en una ciudad porque sacude hábitos anquilosados a través del tiempo, y mucho más lo es cuando el objetivo es revalorizar un inmueble con valor histórico que ha sido un ícono en Barrio Sur de San Miguel de Tucumán, como la ex estación ferroviaria El Provincial, que yacía abandonada desde hace varios años.

El emblemático inmueble, que ha sido totalmente restaurado, se ha convertido ahora en un polo gastronómico: va a contar con bares y restaurantes y con un área de servicios. Se han creado dos plazas secas en los laterales, equipadas con bancos, iluminación LED, arbolado, césped y piso podotáctil. Con esta obra concluye la cuarta y última etapa del plan de recuperación del predio de cuatro hectáreas, donde funcionó hasta 1978 la estación del ferrocarril El Provincial; allí la Municipalidad construyó el primer parque cerrado e íntegramente inclusivo de Tucumán, con el objetivo de jerarquizar la zona sur de la ciudad. El secretario municipal de Obras Públicas afirmó que con esta obra se recupera parte de la historia, del patrimonio y de la memoria de Tucumán. Indicó que se rescataron algunas partes de la edificación original, como las molduras, la carpintería y las tejas de la vieja estación. El resto se restauró desde cero, porque el edificio estaba en ruinas.

En las últimas décadas, el inmueble padeció una serie de vicisitudes burocráticas que incidieron en su deterioro. La estación se inauguró el 8 de septiembre de 1889 en la gobernación de Lídoro Quinteros y dejó de operar en 1978 durante la dictadura militar. El Ferrocarril Noroeste Argentino, la compañía propietaria, le vendió sus acciones al Ferrocarril Central Córdoba en 1899.

En 2002, el Organismo Nacional de Bienes del Estado lo transfirió a la Provincia con la condición de que fuera destinado a un museo ferroviario. En 2005, el Gobierno provincial solicitó la ampliación del destino de los predios para poder construir dos escuelas, lo cual fue concedido: se levantaron la Luis Braille, para niños ciegos, y la Próspero García, para chicos sordos. También se solicitó un plan de financiación para el pago de lo que el Onabe pedía por la transferencia de dominio, pero ello no se concretó, por lo que la Provincia no disponía del título de propiedad. El edificio está protegido por la ley 7.535, de Patrimonio Cultural. En 2012, una experta en patrimonio había cuestionado la desidia del Gobierno en torno de la sede ferroviaria: “no se trata solo de un edificio sino de un hito en la historia social de Tucumán... el Estado debería poner en pie el viejo edificio y darle un uso integrado al funcionamiento actual de la ciudad”. Finalmente, en agosto de 2017, la Agencia de Administración de Bienes del Estado le transfirió el predio al municipio capitalino, que tiene una extensión de 42.737,51 m2, ubicado entre las calles Alsina, Ayacucho, avenida Roca y 9 de Julio.

Nos parece auspiciosa la puesta en valor de este valioso inmueble, que dará vida, junto al parque ya inaugurado, al Barrio Sur y a su vez se convertirá en un nexo entre este y la populosa barriada de Villa Alem. La obra se suma a la reciente remodelación de la Plaza Independencia y a la semipeatonalización de varias cuadras del microcentro que buscan remozar el rostro de nuestra ciudad.

Temas

Tucumán
Comentarios