“En todo el mundo, cuando hay circulación comunitaria, se cierran las ciudades” - LA GACETA Tucumán

“En todo el mundo, cuando hay circulación comunitaria, se cierran las ciudades”

Santiago Neme hace 22 años que vive en los EEUU; señala que hay mucha desinformación o mala información sobre las vacunas.

19 Jul 2021 Por Juan Manuel Montero
2

CIUDADANOS. “Hoy la gente que más transmite es la que no usa vacunas; es el reservorio de la infección”, dijo la gaceta / foto de Analía Jaramillo

Fue de los primeros que vio y enfrentó al virus en Estados Unidos. Ya en febrero del año pasado en la ciudad que reside, Seattle, llegaron al hospital pacientes con una extraña enfermedad de la que ya se tenía noticias, pero en otros países y no en América del Norte. Y su experiencia en los tratamientos lo convirtieron en una fuente de consulta para varios especialistas argentinos.

Santiago Neme es tucumano, educado en la UNT, pero hace 22 años que vive en Estados Unidos, donde hizo su residencia en Medicina Interna, subespecialidad en Infectología y Master en Salud Publica y Epidemiologia, todo en la Universidad de Washington.

Hoy es el Director Médico del University of Washington Medical Center - Northwest y Profesor Asociado en Medicina Interna e Infectología de la Escuela de Medicine de la Universidad de Washington en Seattle, WA (EEUU). Un orgullo para nuestra provincia. Y en diálogo con LA GACETA desde su casa, el profesional asegura que la única solución contra la pandemia son las vacunas.

“No importa cuál, ya que todas son buenas. Pero hay que ponérselas y hay que completar los esquemas de vacunación. Es la única forma de estar protegidos y de evitar casos graves o incluso mortales”. Esta fue la charla:

- A 17 meses de la llegada de la pandemia a Estados Unidos, ¿qué situación están viviendo allá?

- El problema que tuvimos es que la situación del país en general es bastante variable. Hay estados y ciudades donde la vacunación fue un gran éxito, como en Seattle con más del 85 % de las personas vacunadas, y eso se refleja en los niveles de hospitalización, que bajaron en una forma significativa. Pero no pasa lo mismo en otros estados como Tennessee o Missouri, donde la vacunación fue menos adoptada o mal recibida y allí hay un montón de hospitalizaciones y casos de muertes que son prevenibles. El 99% de las hospitalizaciones son por personas que no fueron vacunadas. Si la gente no está vacunada vas a seguir teniendo muertes que son prevenibles. Aquí el suministro de vacunas es excelente y son gratuitas, por lo que no hay razón para no querer vacunarse que no sea específicamente estar en contra de la ciencia, lo cual es preocupante. Hay una variabilidad, dependiendo del lugar, de más del 80% de vacunados, muy pocos pacientes con covid y los que están internados es porque no se vacunaron.

- ¿Por qué cree que aún hoy hay gente que en todo el mundo no quiere vacunarse?

- Hay mucha desinformación o mala información y eso es un fenómeno global. Aquí nos llegan videos de Argentina, de médicos hablando en contra de las vacunas, cosas insólitas que no se basan en la ciencia, como que las vacunas transforman a la gente. No tienen fundamento científico. En Estados Unidos lo que se ve es que las tendencias políticas tienen una preponderancia a la hora de vacunarse o no, lo cual es problemático. En lugares más republicanos hubo menos adhesión a las vacunas, pero en otras ciudades como Seattle o Boston fue una prioridad. Hay una politización en el deseo de vacunarse. Pero todo el tiempo estamos desmitificando un montón de ideas que no tienen ningún fundamento científico, como la de que imantan el cuerpo. Insólito.

VACUNA. “La combinación de AstraZeneca y Pfizer es efectiva”, expresó.

- ¿Cómo llegaron a ganarse la confianza del ciudadano para que la gente concurra a vacunarse?

- Pasaron siete meses desde que comenzó la campaña y se pudieron elaborar muchísimos datos científicos sobre la seguridad de las vacunas y sobre el gran efecto que tienen. Y hasta tenemos datos de la efectividad en mujeres embarazadas y no hubo ningún problema con sus hijas, o para ellas con el embarazo. Hay mucha información que confunde a la gente, por eso repito, todos deberían decidir vacunarse cuanto antes y evitar la hospitalización y la muerte por covid.

- A pesar de la vacunación en todo el mundo, el virus sigue circulando y la situación se agrava además por el tema de las variantes...

- Hoy la gente que más transmite es la que no usa vacunas y es el reservorio de la infección, es fundamentalmente la que sigue transmitiendo la infección y una proporción menor los que fueron vacunados pero tienen una menor producción de anticuerpos. La gran mayoría de los vacunados no llega al hospital por el gran efecto de la vacuna. Hoy estamos lidiando con la variante delta, que tiene una transmisibilidad mucho mayor, con más dificultad en el tratamiento. Los no vacunados se están infectando más rápido y eso es muy problemático-. Hay que tener mucha cautela, hacer secuenciación genética de las variantes. Es un problema significativo. Todas las vacunas que hoy existen tienen gran efectividad contra la variante Delta, pero insisto que el problema que tenemos hoy son los no vacunados. Después la protección es excelente. Ahora se está analizando la posibilidad de tener que poner un refuerzo, sobre todo en personas inmunodeprimidas, pero esto está en estudio. Igualmente no me sorprendería que debamos pensar en otra dosis para completar la protección.

- ¿Cree que sucederá como con las campañas de vacunación contra la gripe o el neumococo que son anuales?

- Es muy probable que la decisión sea hacer un calendario anual o cada dos años. Esto va a seguir ocurriendo mientras haya transmisión comunitaria del virus. Se deberían tener refuerzos para atacar las nuevas formas del virus. Hoy no hay suficiente información científica para saber si es necesario, pero calculo que vamos a necesitar refuerzos.

- ¿Por qué cree que a la gente en principio le tomó tanto tiempo tener confianza en las vacunas? ¿Cree que hay que desconfiar de algunas?

- Voy a contestar con una cita de mi amigo el doctor Roberto Debbag: “la mejor vacuna es la que atraviesa la piel del argentino”. Hoy sabemos que todas las vacunas tienen una gran protección, que previenen de la muerte y de las formas graves de la enfermedad, vemos diferencias en algunas vacunas en prevenir las enfermedades leves, lo muy importante es destacar que todas los que tienen informes publicados protegen las enfermedades severas, mi recomendación es que la gente se vacune con la vacuna que haya.

- ¿Tiene información de lo que está sucediendo en Tucumán?

- La verdad es que manejo con lo que me cuentan familiares o amigos, pero no tengo datos científicos. Sí puedo decir que Tucumán fue afectado de una forma bastante severa, hubo muchas personas que conozco que murieron por covid y se que en mi provincia la pandemia sigue siendo un problema muy grave del que ojalá puedan salir lo antes posible.

- Desde el año pasado se insiste con medidas de seguridad básicas, que cada vez se cumplen menos. ¿Siguen siendo importantes el uso del barbijo, el distanciamiento social, la ventilación y la higiene de manos?

- Hoy en día la gente sabe lo que tiene que hacer. Sabemos que hay herramientas muy efectivas como el barbijo, el distanciamiento, el aire libre. Estas herramientas funcionan, son primordiales. El barbijo de dos o más capas o ponerse dos barbijos, y que estén bien ajustados, para que calce bien, y que haya circulación en el aire, aunque estén en invierno. Son herramientas que todos conocemos, pero la verdadera solución es la vacuna, pero llegaron muy lentamente a la Argentina. Por eso hay que vacunarse con la vacuna que esté disponible. Todos tenemos que vacunarnos, es la solución, y hay que seguir con las herramientas que mencionamos antes. En Estados Unidos en lugares donde hay pocos vacunados hay que seguir con barbijo. Pero en otros la gente ya se lo saco al barbijo, y no me parece conveniente ya que está habiendo más infecciones por eso. Creo que debemos seguir con el barbijo un tiempo más. Vamos a dejar de usarlo cuando tengamos a toda la población vacunada. Por suerte hoy están llegando más vacunas a Argentina, pero aún hay mucha gente con una sola dosis y muchos sin ninguna dosis. Vale la pena seguir cuidándose

 ¿Cómo analiza usted la posibilidad de combinar vacunas si, por ejemplo, no hay para seguir poniendo en nuestro caso el segundo componente de Sputnik? ¿Cree que sea posible?

- Hoy hay mucho enfoque en la combinación de vacunas. De hecho sabemos que la combinación de AstraZeneca con Pfizer es muy efectiva. También estamos estudiando otras combinaciones en nuestra universidad de Washington. Es una posibilidad totalmente concreta. Ya se están dando dos tipos de vacunas en Europa. Una de ARN mensajero (como Pfizer o moderna) con una de adenovirus como AstraZeneca

- Una de las mayores polémicas en Argentina tuvo que ver con las restricciones, cierre de actividades y cuarentenas como las formas más utilizadas para evitar la circulación del virus. ¿Qué hicieron en Estados Unidos? ¿Hay otras alternativas?

- En Washington tenemos tres niveles de apertura, que tienen que ver con la tasa de transmisibilidad en la comunidad, con la cantidad de casos. Cuando teníamos en diciembre del año pasado muchos casos, la ciudad estaba casi cerrada, no había casi ninguna actividad, para bajar los contagios. Cuando comenzaron a caer, fuimos a la fase dos, con gimnasios o piletas públicas abiertas. Y hoy, con muy pocos casos, ya no hay ninguna restricción. Pero la regulación es que si uno no está vacunado debe seguir usando barbijo, el no vacunado no puede tener acceso a todas las actividades. Pero les diría que es común que las ciudades se cierren cuando hay mucha circulación, pero tiene que ser en función a parámetros epidemiológicos. Tengo decidido cuál es mi métrica, donde estoy parado, y así se lo organiza, y funciona muy bien. Hay que hacer las cosas con responsabilidad y focalizada en cada lugar dependiendo su situación sanitaria.

- Hace pocas semanas la ex presidenta Cristina Fernández lo mencionó a usted por su defensa de la educación pública en Argentina y lo puso como ejemplo. ¿Qué sintió en ese momento?

- Me sorprendió el comentario, pero me parece que todos los argentinos tenemos que tener orgullo de la educación pública y gratuita que recibimos. Siempre subrayo eso de Argentina. Tenemos médicos excelentes que salen de universidades públicas, y me parece bueno destacar que se hablara de los beneficios de la educación pública y gratuita que tan bien nos hace quedar en todo el mundo.

- Todavía no hemos salido de esta situación, pero ¿usted cree que se puede volver a repetir?

- Este tipo de pandemias son infrecuentes, y espero que en nuestras vidas no volvamos a ver algo similar, pero hasta que podamos tener a la población vacunada va a ser un problema de todos. Tenemos que trabajar para que esto no vuelva a suceder. Hay que poner mucho énfasis en los cambios climáticos, en el respeto por la naturaleza, en cuidar nuestro mundo. Eso nos va a ayudar a estar mejor. Pero para eso necesitamos una gran responsabilidad social.

Panel coronavirus Tucuman

Estadísticas actualizadas de nuestra provincia Ver panel covid

Temas

Coronavirus
Comentarios