Si salís de vacaciones con el auto, tené en cuenta estas 10 sugerencias

Para no tener ningún imprevisto, es fundamental asegurarse de que el vehículo esté a punto.

08 Dic 2021
1

Llegaron las vacaciones de invierno. Muchas personas ya deben haber determinado un destino al cual viajar en auto.  Además de planificar qué elementos son necesarios llevar, hay otra cosa que es fundamental para que ningún imprevisto pueda aguar las vacaciones: asegurarse de que el auto se encuentre en excelentes condiciones antes de salir a la ruta.

En este nota te compartimos 10 tips que brinda OLX Autos, el sitio web de compra de vehículos usados. Son consejos para el mantenimiento del vehículo que todo conductor debe tener en cuenta a la hora de circular por la calle y, especialmente, al irse de viaje en un auto:

    Chequear el aceite: para corroborar que el nivel de aceite sea el correcto hay que sacar la varilla y observar si se encuentra marcada entre los límites determinados de la misma. Si se encuentra por debajo significa que falta aceite, y por encima del límite hay que sacar aceite para evitar problemas en el auto. Sumado a esto, se debe analizar el color del aceite, ya que si posee un color marrón muy oscuro esto significa que es momento de cambiarlo.

    Verificar los neumáticos: antes de emprender cualquier viaje es importante chequear la presión de los neumáticos en la estación de servicio más cercana. Se estima que un auto mediano es ideal que cuente con una presión de 32 o 33 libras para soportar el peso de valijas y ocupantes; entre tres y cinco libras más que lo habitual para conducir por la ciudad. De todos modos, todos los autos cuentan con una referencia de presión en la tapa de nafta o en el borde de la puerta del conductor. Además, asegurarse de que no haya indicios de desgaste o pequeños objetos incrustados que puedan provocar pinchaduras, ya que en ese caso deben ser emparchados o reemplazados.

    Controlar el sistema de enfriamiento: revisar constantemente el nivel en el que se encuentra el líquido anticongelante, ya que éste circula a través del motor logrando que tenga la temperatura ideal para funcionar.

    Identificar el estado del filtro del combustible: revisar cuándo fue la última vez que se cambió el filtro del combustible, dado que es recomendable cambiarlo cuando se hayan recorrido más de 30 mil kilómetros para garantizar que los inyectores, la bomba de presión y los circuitos se mantengan en buen estado.

    Chequear la carga de la batería del auto: se estima que la duración aproximada de una batería es de cinco años, pasado ese período de tiempo se sugiere cambiarla. Además, es importante asegurarse de que no se encuentre sulfatada y verificar que esté cargada, ya que su buen estado evitará problemas que pueden dificultar o demorar el viaje programado. Para eso se necesitará un multímetro, en caso de no contar con uno se recomienda ir al mecánico de confianza para hacer el chequeo.

    Analizar el estado de los frenos: cuando las pastillas de freno están gastadas se puede sentir una vibración en el pedal o en el volante al momento de frenar. Para saber el estado de las mismas, se puede ver la pastilla a través de la rueda y determinar su espesor, si se observa que mide menos de 6.35mm es probable que necesite ser reemplazada.

    Revisar las bujías y cables: chequear si tienen algún daño, ya que en caso de estar gastadas o con algún corte esto podría dificultar el encendido del auto. A su vez corroborar con un multímetro si la resistencia de cada cable cumple con las pautas del fabricante, en caso de no tener la herramienta o no estar seguro del autochequeo se recomienda acudir a un especialista.

    Garantizar el buen estado de los elementos de seguridad: tener en el auto los triángulos de señalización, matafuego, chaleco luminoso y rueda de auxilio, para estar preparados ante una eventual emergencia y evitar multas o sanciones, y revisar que se encuentren en buen estado, al igual que los cinturones y airbags.

    Revisar luces bajas, altas, antiniebla y limpiaparabrisas: chequear que todas las luces funcionen correctamente para tener un viaje nocturno o con niebla claro, siendo también una obligación reglamentada llevarlas encendidas en la ruta. El limpiaparabrisas debe estar en buenas condiciones para que en caso de lluvia se pueda continuar el viaje sin ningún problema.

    Tener la documentación al día: llevar siempre encima y vigente el DNI, la Licencia Nacional de Conducir, cédula verde o cédula azul, comprobante de seguro, comprobante de pago del impuesto a la radicación del vehículo, RTO o VTV y patentes legibles, normalizadas y sin aditamentos.

Comentarios