Buscan redistribuir los subsidios a los colectivos - LA GACETA Tucumán

Buscan redistribuir los subsidios a los colectivos

Por ley, proponen crear un fondo que asigne subsidios a las empresas del interior para acabar con los conflictos entre sindicatos y las firmas.

15 Jun 2021 Por Martín Dzienczarski
1

La inequidad en el reparto de subsidios nacionales entre las empresas de colectivos porteñas y las de las provincias debe corregirse. Por ello, el radical José Cano presentó -junto a otros diputados- un proyecto de ley para corregir el reparto y sanear los conflictos del transporte público en las provincias.

“Si no damos un debate serio sobre la federalización de recursos y la transparencia en sus mecanismos de distribución, vamos a sostener un problema que afecta a millones de usuarios de todo el país, que pone en peligro de extinción a miles de fuentes de trabajo entre las empresas de transporte público”, planteó el diputado tucumano, titular de la comisión de Transporte en la Cámara baja.

Por eso, Cano propuso la creación un fondo federal para atender las asimetrías en el transporte. De acuerdo a un estudio elaborado por técnicos que asesoran al radical, sólo por compensaciones tarifarias (subsidios al transporte), las empresas del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA, por la ciudad de Buenos Aires y las intendencias del conurbano) recibieron $ 100.000 millones más que todas las provincias durante el año pasado. En lo que va del 2021, de acuerdo al reporte, la diferencia entre AMBA ya supera los $ 44.000 millones en relación al resto del país.

“Si se toma como referencia para el cálculo de los subsidios al personal afectado por la actividad, y se compara con los montos aportados al AMBA en 2020, el interior debería haber recibido $72,5 millones en todo el año pasado. Pero recibió un 379% menos. Si el cálculo se basa en el parque automotor, la diferencia entre lo que se mandó y lo que debería haber llegado supera el 500%, es insostenible”, precisó Cano.

El diagnóstico de Cano (UCR-Juntos por el Cambio) coincide con los reclamos planteados por el sindicato de los trabajadores del sector (Unión Tranviarios Automotor) y por los empresarios del transporte público de las provincias, que reclaman un reparto equitativo de subsidios nacionales. Por ello, argumentan, el boleto mínimo urbano en la ciudad de Buenos Aires es de $ 18 mientras que el promedio de las provincias está en $ 37 (en San Miguel de Tucumán el urbano se elevó ayer a $ 45). A nivel nacional, UTA mantiene su reclamo para que la paritaria de las provincias iguale el incremento adquirido para los trabajadores porteños (37%). Las empresas de las provincias demandan que, ante la crisis del sector, la Nación aumente los subsidios nacionales para cubrir la paritaria, tal como pasó con la discusión salarial para los choferes del AMBA.

Iniciativa

De acuerdo al reporte de subsidios nacionales distribuidos que consigna Cano, la brecha en la asignación de subsidios nacionales en 2020 asignó el 87% de los fondos a las firmas del AMBA, mientras que el 13% restante se asignó a 23 provincias. Sin embargo, esa disparidad no se refleja en la comparación entre personal y parque automotor. El AMBA concentra 54.000 trabajadores (el 62%) mientras que el interior emplea a 33.746 (38%). Respecto a la flota de coches, el AMBA brinda servicio con 18.000 unidades (59%), mientras que el interior hace lo propio con 12.339 (41%).

Las últimas estadísticas de los empresarios del transporte del interior, incluyendo el incremento de subsidios por la paritaria, sostienen que el 90% queda en AMBA y el 10% restante se asigna a las provincias.

En siete artículos, el proyecto de Cano propone la creación del Fondo Federal de Transporte Automotor (Fofetra). El objetivo será “asistir transitoriamente al transporte público interurbano automotor de pasajeros que se desarrolla en todo el territorio nacional”. El Fofetra administrará fondos del impuesto al gasoil creado por la ley 26.028, de 2005. La norma establece que los fondos pueden ser utilizados para el desarrollo de proyectos viales, eliminar peajes o a compensar tarifas, por lo que no se creará una nueva carga impositiva. A la caja se sumarán los fondos que pueda aportar la Jefatura de Gabinete de Ministros reasignando partidas al Ministerio de Transporte de la Nación.

La vigencia del fondo creado quedará sujeto a los plazos que determine el Ministerio de Transporte, que deberá asignar los fondos con una nueva metodología. Además, el proyecto de ley establece que se deberá fomentar el uso generalizado del Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE) en todo el país. Esto permitirá que no sea necesario comprar una nueva tarjeta para usar el transporte público de Tucumán, Córdoba, Misiones o la ciudad de Buenos Aires.

Amparo de la izquierda: piden frenar la suba del boleto

Dirigentes del Frente de Izquierda - Unidad presentaron un recurso de amparo en la Cámara en lo Contencioso Administrativo para frenar el incremento en el transporte público dispuesto por el Concejo Deliberante de San Miguel de Tucumán, que llevó la tarifa de  $30 a $ 45. “Cuando quieren, todos los bloques se ponen de acuerdo para dar un tarifazo”, planteó Alejandra Arreguez. “Los empresarios reciben millonarios subsidios al año para renovar unidades y pagar los sueldos, pero no pagan los sueldos y las unidades son un desastre. Desde el Frente de Izquierda planteamos como salida de fondo la estatización y que funcione bajo control de los trabajadores y usuarios”, planteó Lita Alberstein.

Saldo negativo: incrementarán el tope para viajes sin fondos

Tras el aumento en el boleto de las 14 líneas urbanas de San Miguel de Tucumán, que llevó el viaje hasta $ 45, también se aumentará el tope de viajes sin saldo de la Tarjeta Ciudadana. María Elena Gerk, titular de la Coordinación de Subsecretaría de Tránsito y Transporte de la capital, informó a LA GACETA que hay más de un millón de tarjetas Ciudadana activas, y que entre hoy y mañana culminará la actualización del tope máximo de viajes en saldo negativo. Ese límite, desde diciembre de 2019 cuando la tarifa se llevó a $ 30, estaba puesto en $ 60. Con el incremento de la tarifa, llevando el boleto a $ 45, se requieren ahora $ 90 para realizar dos viajes.

Aumento en interurbanos: El PE subió un 50% las tarifas

Quienes viajan en líneas de colectivos interurbanas, metropolitanas y rurales se sorprendieron ayer: la Secretaría de Transporte y Seguridad Vial igualó el incremento que la semana pasada habían autorizado los concejales de la capital para las líneas urbanas, del 50%, pero no había informado los cambios en el cuadro tarifario. El boleto mínimo urbano, a $ 45, marcó el incremento de todo el cuadro tarifario: trasladarse desde Yerba Buena hasta la capital aumentó a $ 55,60 y desde Tafí Viejo o Alderetes, $ 59.50. Un viaje entre Lomas de Tafí hasta la Capital aumentó desde $ 32 a $ 48,50. Un viaje entre Yerba Buena hasta Banda del Río Salí ascendió de $ 54.50 a $ 82

Comentarios