Rugby: Argentina vs. Inglaterra, con tonada tucumana - LA GACETA Tucumán

Rugby: Argentina vs. Inglaterra, con tonada tucumana

En el radar se enciende alguna luz de advertencia cuando argentinos e ingleses se enfrentan. Las ganas de vencer son obvias y más cuando se trata de los creadores del rugby.

26 May 2021 Por Mariana Apud

Suena diferente cuando se anuncia un “Argentina vs. Inglaterra” en algún deporte. Es inevitable que se cuele un extra de rivalidad que no se siente ante otro contrincante. Además de lo deportivo, hace eco lo geopolítico signado por el conflicto de las Islas Malvinas. El episodio de la expulsión de Antonio Rattín en el Mundial de fútbol de 1966, posterior apretujón del banderín inglés por parte del capitán de esa selección argentina, es la situación apuntada como la que generó una enemistad que decantó, aunque en menor medida, hacia otros deportes.

Por caso, es el rugby el que nos cita, luego será el turno del fútbol y otras disciplinas. En el “deporte de la ovalada” , el gusto distinto al “Argentina vs. Inglaterra” lo pone las ganas de vencer a los inventores del deporte que, en 24 enfrentamientos, 18 veces salieron victoriosos. Como cuna del rugby argentino, Tucumán siempre aportó jugadores a Los Pumas que estuvieron en duelos contra los ingleses. “Me acuerdo claramente de los dos partidos”, reconoció José Santamarina. “Con la selección de Tucumán en 1.990 y con Los Pumas, en el Mundial 1.995”, hizo el detalle “El Cheto” de aquellos juegos. “En el de 90 les hice un try y en la inauguración del Mundial también, pero lo anularon”, rememoró por su parte Martín Terán. Como Santamarina, formó parte de los equipos que cayeron en esos dos partidos: Tucumán que perdió el 18 de julio de 1990 en Atlético, por 19-14 y Los Pumas, fueron derrotados el 27 de mayo de 1995, por 24-18 en Durban, Sudáfrica.

RECUERDO. Gabriel Terán guarda como un tesoro la foto del try a Inglaterra.

“Recuerdo tanto ese try porque eran mis comienzos. La cancha estaba llena; impresionante”, aportó Terán. En la misma línea de sensaciones quedó el primo de Martín, Gabriel. Pocos rugbiers argentinos pueden decir que vulneraron el ingoal de Inglaterra. “Jugué esa única vez contra ellos. Era un partido internacional que, para un Seleccionado Provincial poder jugarlo, era muy significativo. Fue un try muy importante para mí por el rival y también por hacerlo con Tucumán, ante una multitud”, explicó el ex wing. “La trascendencia y lo emotivo de jugar ese partido fue porque era una de las mejores selecciones del mundo”, destacó Gabriel.

EN SUDÁFRICA. “El Cheto” y Martín Terán estuvieron en el Mundial 1995.

Su primo, pese a que reconoció que para cada test match o duelo amistoso contra alguna nación se mentalizaba de la misma manera, sí hubiese guardado en un lugar especial de su memoria una victoria ante los ingleses. “No tuve la suerte de ganarles, pero… me hubiese encantado. La verdad que para mí todos los tests tenían una carga muy emotiva, no me importaba el rival. ”, reconoció el también ex futbolista.

En la edición del 19 de julio de 1990 de LA GACETA, la crónica deja en claro que el partido fue dominado casi todo el tiempo por Tucumán. El parcial fue favorable a “La Naranja” por apenas dos puntos de diferencia. “Una derrota duele, pero si se cae con la dignidad con la que lo hizo Tucumán ante un rival tan solvente como Inglaterra, casi pasa a ser intrascendente”, fue la manera en que abrió su análisis en la página el prestigioso periodista especializado en rugby, Nicanor González del Solar. En la nota central, posiciona a la acción del try de Martín como “un estallido en el estadio a los nueve minutos luego de una combinación de pases entre los fowards”. Mientras que, en la anotación de Gabriel se destacó su “oportunismo”. “Fue una pelota al fondo, presionando al apertura inglés, tapando la patada y asentando como muestra la foto”, relató Terán.

TAPA. La derrota de Tucumán tuvo la misma relevancia que el tema central. Entre otras privatizaciones, se adjudicaba Aerolíneas Argentinas a Iberia.

“Nunca vi la rivalidad más allá del juego. Para mí no era distinto jugar contra Inglaterra, Francia, Nueva Zelanda, Australia o cualquier equipo top”, explicó Santamarina. Según lo que recuerda “El Cheto”, en el partido que se disputó en tierras tucumanas, en el público había algo más que se jugaba. “No me acuerdo qué cantaba la gente, pero había un sector muy agresivo contra ellos. Estuvo mal. Eran jugadores de rugby, no personas que deciden una guerra absurda”, reflexionó el ex tercera línea. “Me impactó que se quemara una bandera de Inglaterra. Una idiotez”, sentenció Santamarina. Y agregó: “creo que se exacerba mucho en Argentina, desde todos lados, el tema de los conflictos y eso genera una carga negativa en los deportistas argentinos. Los ingleses no lo sienten así: juegan de una forma práctica y uno queda peleando con la sombra y sus prejuicios”.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios