San Martín: que no se corte el envión - LA GACETA Tucumán

San Martín: que no se corte el envión

Aún no hay reprogramación oficial, pero la suspensión llegó en el mejor momento del equipo.

24 May 2021
2

FIGURA. Juan Imbert es clave en el “11”. El ex Boca y Atlético lleva convertidos tres goles en lo que va del torneo.

La suspensión del fútbol encuentra a San Martín intentando enderezar su camino. Empezó el semestre bajo la dirección técnica de Favio Orsi y Sergio Gómez. La dupla dirigió los primeros cuatro partidos del torneo (tres empates y una derrota). El 1-2 con Atlanta forzó una despedida anticipada.

El 0-0 frente a Alvarado auguraba un buen inicio. A pesar del resultado, el “Santo” había merecido largamente la victoria, creando nueve situaciones de gol y convirtiendo al arquero rival en figura.

En Caseros, tuvo las mejores chances, pero no pudo traer un triunfo. El equipo contó con 11 disparos al arco, sin embargo fue Pedro Ramírez, en contra, el que sentenció el empate a favor del “Santo”. Aquella tarde, contó con 15 tiros de esquina, fue dominador, pero el 1-1 terminó con gusto a poco. Una semana después, frente a los santiagueños la historia fue similar, Mitre llegó como puntero a La Ciudadela y San Martín le hizo fuerza. A los 83’ llegó el gol de Lucas González que parecía darle el triunfo al local, pero el empate final puso contra las cuerdas a la dupla.

Daba la sensación que el funcionamiento de San Martín iba de mayor a menor. Frente a Atlanta fue el peor partido, a pesar de empezar ganando por el gol de Juan Imbert, lo del “Santo” fue pobre. Sólo una situación clara de gol (que se concretó) y apenas un tiro de esquina. Aquella derrota tenía aroma de final de ciclo. Así fue.

El interinato de Floreal García fue positivo: se promovieron juveniles y se volvió al triunfo. Por la fecha cinco, fue Chacarita el que se llevó los puntos de La Ciudadela. Casi sin atacar, el “Funebrero” ganó por una desatención defensiva, sobre el final del partido. Una semana después, San Martín fue el justo ganador en “Mataderos”. Aquel 1-0 fue justificado por lo que se mostró en la cancha. Creó más de una docena de situaciones peligrosas, además tuvo siete tiros de esquina y le ganó a su rival, también, en la posesión de pelota.

El debut de Pablo De Muner fue en el 2-2 con Almirante Brown. El “Santo” siempre fue corriendo desde atrás en el marcador, aunque, sobre el final casi se queda con el triunfo, lo que hubiera sido justo. Esa tarde, San Martín tuvo el 69 por ciento de posesión, creó cinco situaciones claras de gol, además de intentar casi 40 centros -explicado por ir abajo en el marcador durante gran parte del partido-.

El premio para De Muner llegaría luego de quedar libre en la fecha ocho. Dos triunfos consecutivos. 1-0 en Córdoba, donde San Martín hizo gala de su efectividad. Se puso arriba en el marcador por Imbert y luego se replegó ante un Belgrano con pocas ideas. 39 por ciento de posesión para esa tarde de sábado, además de crear tres situaciones de peligro y de contar con ocho tiros de esquina.

En la décima, luego del gol anulado a Riestra, fue todo de San Martín. Lo ganó desde la convicción de saber que se metía nuevamente en la pelea. La suspensión llegó en el mejor momento del equipo. Veremos como sigue esta historia. (Producción periodística: Daniel Coronel)

Comentarios