Se acorta el plazo para debatir sobre biocombustibles - LA GACETA Tucumán

Se acorta el plazo para debatir sobre biocombustibles

18 May 2021

Ha pasado una extensa semana desde que se prorrogó la vigencia del Régimen de Promoción para la Producción y Uso Sustentable de Biocombustibles por 60 días, prórroga que fue aplaudida por las autoridades y por empresarios tucumanos, si bien hubo voces que advirtieron que dos meses es escaso tiempo para debatir un proyecto que va a tener enorme importancia en la industria.

Con la prórroga, en principio, se beneficia a un amplio sector agroindustrial del Noroeste Argentino en el que figuran 20 ingenios (15 en Tucumán, tres en Jujuy y dos en Salta), unas 16 destilerías de alcohol, 12 deshidratadoras de alcohol y unos 8.100 productores cañeros, así como unos 65.000 puestos de trabajo. En el decreto presidencial se ratifica la vigencia del régimen de beneficios y promociones y los cortes de biocombustibles que obligan a las petroleras a mezclar el gasoil con un 10% de biodiésel de soja y del 12% en naftas con bioetanol de caña (6%) y maíz (6%).

La prórroga se originó debido a que está en debate en el Congreso de la Nación una ley que es impulsada por el oficialismo y que propone un nuevo marco regulatorio con un corte del 5% para el biodiésel y la posibilidad de reducirlo hasta un 3%. Este cambio, que significaba una alteración importante para los productores de soja, dio lugar al freno del tratamiento del proyecto, que fue diferido en busca de consenso.

En el Gobierno tucumano celebraron el diferimiento “porque esto le da previsibilidad al sector y posibilita seguir generando las inversiones que traen trabajo”, como dijo el Gobernador, y porque les da previsibilidad a los empresarios que proyectan invertir y extender las plantas para producir biocombustibles, en función de los cambios que se prevén con respecto al transporte automotor en el país.

Sin embargo, hay muy poco tiempo para el debate. Legisladores de la oposición plantearon hace pocos días, en el sur tucumano, que sería conveniente que se discuta por lo menos durante un año los cambios a la ley, que se escuche a los cañeros que no han podido expresar sus problemas y mostrar cuáles son sus intereses, y que se involucre al NOA en los debates.

A propósito de la prórroga, el presidente de la Cámara Argentina de Biocombustibles pidió abrir una discusión en el ámbito del Congreso “partiendo de la base del proyecto de ley preparado por la Liga de Provincias Bioenergéticas”, que no es, por cierto, el proyecto que se iba a aprobar, propuesto por un diputado santafesino. “Es clave que en ese debate participen todos los actores relacionados con la energía y se apunte a trabajar en una ley superadora a la actual en donde se consideren todas las externalidades de los biocombustibles y no sólo el precio”, señaló.

Además, en esta cuestión debe tenerse en cuenta el aspecto ambiental, tal como han advertido los representantes de una consultora interesada en montar una planta de tratamiento de vinaza, que es uno de los productos resultantes de la producción de etanol, que es sumamente contaminante. Esta consultora ha planteado específicamente que se debata el tema ambiental. También el titular de la Cámara de Bioetanol de Maíz (Biomaíz) dijo que en la actividad esperan que se abra una instancia de diálogo con todos los actores del sector de los biocombustibles.

Así las cosas, correspondería que las autoridades del Ejecutivo y los legisladores provinciales y nacionales promuevan la discusión pública del tema, así como la estrategia para llevar al Congreso a la hora del debate de la nueva norma. Se trata de un asunto de enorme importancia económica y ambiental para la provincia y para el NOA. Ya ha pasado una semana, quedan poco más de 50 días para que se produzcan definiciones y no hay que desaprovecharlos.

Comentarios