Putin está vacunado, pero solo unos pocos pueden reunirse con él - LA GACETA Tucumán

Putin está vacunado, pero solo unos pocos pueden reunirse con él

El secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, sólo obtuvo una videollamada. Sputnik, ¿sí o no?

17 May 2021
1

A TRAVES DE LA PANTALLA. Aunque Guterres estaba a unos pasos del Kremlin, todo lo que obtuvo de Putin fue un llamado. REUTERS REUTERS (ARCHIVO)

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, le concedió al  secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, una videollamada. Aunque éste último estaba a unos pasos del Kremlin, jamás lo recibió, aunque el líder ruso había anunciado el 14 de abril que ya tenía su segunda dosis de la vacuna contra la covid-19. No obstante, las reuniones en persona con él siguen siendo un privilegio para unos pocos y es difícil prever quién califica.

Aliados cercanos como los líderes de Bielorrusia, Armenia y Tayikistán, y el jefe de la federación de hockey de su país, en cambio, sí disfrutaron de una reunión con Putin la semana pasada. Incluso, el presidente jugó un partido de hockey sobre hielo con altos funcionarios y exjugadores.

El Kremlin dice que cada caso se decide individualmente en consulta con los epidemiólogos. El portavoz Dmitry Peskov no quiso dar más detalles sobre si Guterres había levantado sospechas, dado que el jefe de la ONU mantuvo conversaciones en persona sin tapabocas con muchos otros altos funcionarios. El estándar para su jefe de Estado es bastante alto, dijo en declaraciones que fueron reproducidas por el diario Perfil.

"Cualquiera puede ser portador del coronavirus", añadió Peskov a periodistas en una conferencia telefónica. "Si una persona se mueve activamente por todo el mundo, está volando y celebra muchas reuniones, entonces esta es una razón para tomar precauciones adicionales", prosiguió. Guterres no mostró ninguna decepción con la decisión del Kremlin.

Putin ha alabado repetidamente la efectividad de la vacuna rusa Sputnik V frente a otros líderes mundiales, pero se ha negado a decir cuál de las tres vacunas de producción nacional ha recibido él.

Algunos funcionarios que se han reunido con Putin dijeron que primero tuvieron que pasar días en cuarentena, al igual que los periodistas que están muy cerca del presidente en eventos públicos. Además, el mandatario ruso no usa tapabocas.

Las decisiones sobre las reuniones de Putin son guiadas por especialistas médicos, e incluso el formato de una cumbre con el presidente Joe Biden, de Estados Unidos, que podría tener lugar el próximo mes será un tema a considerar por los epidemiólogos, finalizó Peskov.

La vacuna Sputnik V nació en el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, en las afueras de la capital rusa. Lleva más de dos décadas bajo la dirección del biólogo Alexander Ginzburg. El instituto que dirige empezó a desarrollar su vacuna de vector viral en febrero de 2020. Esta técnica usa un virus gripal atenuado como vehículo para introducir en las células humanas material genético del patógeno que causa la enfermedad.

A la vacuna rusa, la Unión Europea le sigue reprochando la falta de transparencia con la que se llevó a cabo el proceso de autorización. Rusia la patentó en agosto del año pasado, la primera en el mundo, antes incluso de comenzar los ensayos de la fase III, imprescindibles para la aprobación en cualquier otro lugar. Según información que circula en los medios y revistas especializadas, los investigadores se pusieron la vacuna antes que los monos y después que los ratones. De creerlo, el procedimiento no habría sido tan temerario porque hacía tiempo, en 2012, el instituto había desarrollado una vacuna igual contra otro coronavirus, concretamente contra el causante del Mers.


Comentarios