Tras las nuevas críticas, ¿es eficaz o no la Sputnik? - LA GACETA Tucumán

Tras las nuevas críticas, ¿es eficaz o no la Sputnik?

Un grupo de científicos dijo que había inconsistencias en los informes, pero en todo el mundo los resultados son muy alentadores.

14 May 2021 Por Juan Manuel Montero
1

EFICACIA. Con una dosis, el 94% de los vacunados ya tiene anticuerpos.

Una carta en la revista de divulgación científica Lancet volvió a abrir el debate acerca de la eficacia de la vacuna Sputnik, sobre todo en Argentina, uno de los principales compradores de la fórmula que se desarrolla en el Instituto Gamaleya en Rusia. Y la cuestión geopolítica volvió a hacerse presente ya que una de las principales críticas tiene que ver, según afirman, con la falta de claridad en los informes de la fase tres de la vacuna que se administra en nuestro país desde enero y de la cual ya van llegando 7.033.290 dosis. La pregunta que se impone, teniendo en cuenta la cantidad de argentinos que fueron inmunizados con esa vacuna, es ¿tiene o no la eficacia que se había informado para enfrentar el coronavirus?

De acuerdo con los autores, Enrico Bucci, Johannes Berkhof , André Gillibert, Gowri Gopalakrishna, Raffaele A Calogero, Lex M Bouter, Konstantin Andreev, Florian Naudet y Vasiliy Vlassov, los resultados de los estudios de fase 3 de la vacuna Sputnik V tienen inconsistencias y sus números resultan “problemáticos”. Advirtieron además de que sus pedidos para acceder a la base de datos del ensayo clínico no habían sido respondidos. Y concluyen que “los resultados inspiran preocupaciones serias”; entre otras cosas, por la homogeneidad que se informa en los diferentes grupos etarios. Hay un dato que no deja de tener su peso en esta pelea entre laboratorios por hacerse de más mercados de ventas y es que las dos principales agencias del mundo, la Administración de Medicamentos y Alimentos de los EEUU (FDA) y la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) no han aprobado la vacuna de origen ruso. Sin embargo, la vacuna ya fue aprobada en 64 países, que reúnen una población de más de 3.200 millones de personas, y la mayoría ha sido inoculada con esta vacuna. Entre estos, Argentina.

En febrero de este año The Lancet publicó datos sobre la vacuna rusa Sputnik V: mostró una efectividad de 91,6 % y no registró efectos adversos graves. La revista científica difundió finalmente información técnica, tras lo cual comenzó a ser aprobada en distintos países.

En una nota publicada ayer en LA GACETA, la bióloga Sandra Pitta también había sumado críticas a Sputnik: “La vacuna Sputnik tuvo una fase dos muy deficiente y la fase tres también. Hubo una confusión muy grande cuando apareció la publicación de (la revista científica) Lancet. Los organismos regulatorios no se basan en publicaciones científicas, sino en investigaciones, se estudia todo el detalle y acá no ocurrió. La Anmat no la estudió con detalles, tuvimos la información cuando no se la autorizó en Brasil. Tienen problemas de controles básicos, que no se hicieron”, había asegurado. “Ahora sacaron la Sputnik Light que es como la segunda dosis, pero lo que más me preocupa es la eficacia, dicen que es del 92% pero creo que mienten. Se desplegaron en países con baja vigilancia. Si la vacuna hubiera pasado por todos los controles, sería un producto importante, pero se apuraron para sacarla”, afirmó.

Sin embargo, los estudios que se realizan en fase cuatro, es decir en pacientes reales y no en voluntarios, arrojan altos niveles de protección en personas inmunizadas, según informes de investigadores del Instituto Leloir y de siete hospitales públicos de la provincia de Buenos Aires. Utilizando el test CovidAR, tres semanas después de recibir la primera dosis de la Sputnik V, el 94% mostró presencia de anticuerpos específicos neutralizantes. El esquema completo de dos dosis generó respuesta de anticuerpos en el 100% de los vacunados. Con una dosis, las personas previamente infectadas producían cinco veces más anticuerpos que los que recibían el esquema completo.

Luego de la publicación de los científicos en Lancet, la respuesta del Gamaleya no tardó en llegar. Según explicaron los creadores de la Sputnik V, esas “inconsistencias numéricas” a las que hacen referencia los investigadores “eran simples errores tipográficos”. Y recordaron que “existen estándares regulatorios claros y transparentes para el suministro de datos de ensayos clínicos, incluidos los datos informados en informes de estudios clínicos que se consideran suficientes para la revisión y aprobación regulatorias”. “Un detalle importante es la observación de que la vacunación de personas con antecedentes de Covid-19 conduce a un aumento rápido y significativo de anticuerpos después de una sola dosis de la vacuna. Así entonces, hasta la fecha, la seguridad e inmunogenicidad de la vacuna Sputnik V ha sido confirmada en múltiples estudios”, afirmaron.

Llegaron nuevas dosis: otro embarque de Sputnik arribó a Ezeiza

Una nueva partida de 500.000 vacunas contra el coronavirus Sputnik V llegó ayer en un vuelo de Aerolíneas Argentinas desde Moscú y así el país ya recibió más de 12,6 millones de dosis para inmunizar a su población. Los embarques de Sputnik V que llegaron esta semana permitirán terminar de vacunar con una dosis a todos los mayores de 60 años que se inscribieron a lo largo del país. El país recibió hasta el momento un total de 6.535.850 de dosis de la vacuna Sputnik V, de las cuales 5.475.690 corresponden al componente 1, mientras que 1.060.160 son del componente 2. Con este embarque, la Argentina lleva recibidas un total de 12.698.145 dosis de vacunas.

Panel coronavirus Tucuman

Estadísticas actualizadas de nuestra provincia Ver panel covid

Temas

Coronavirus
Comentarios