Matronatación: amigar a los bebés con el agua - LA GACETA Tucumán

Matronatación: amigar a los bebés con el agua

17 May 2021 Por Camila Carceller
1

En otras oportunidades hablamos de los beneficios de la natación en la salud de las personas, pero no nos centramos en aquellos que recién nacen. La actividad -en este grupo etáreo- se llama matronatación y los expertos explican que es, básicamente, una forma de amigar a los bebés con el agua, con el objetivo de que obtengan herramientas para subsistir ante un accidente, por ejemplo. Hay que recordar siempre que las personas se desarrollan -durante el embarazo- dentro de un espacio con líquido (amniótico), por lo que no les es tan difícil adaptarse a la actividad en los primeros meses de vida, sobre todo dentro del primer año. Es más, trae otros beneficios que pueden ayudarlo en su crecimiento.

Los objetivos son -además de evitar accidentes-: ayudar al desarrollo psicomotor del bebé; mejorar sus experiencias motrices; relajación, el agua les facilita la posterior conciliación del sueño; incrementa la confianza, entre otros. Además, refuerza el vínculo entre el pequeño y sus padres.

Hay que tener en cuenta que, en los primeros años de vida, el bebé que se mete al agua no hace ejercicios de natación. Aprende a respirar, flotar y “sobrevivir” dentro del agua, pero no a nadar.

Lanzarse a esta propuesta puede dar un poco de miedo, sobre todo al ver a nuestros hijos tan chiquitos, pero hacerlo no es algo “así no más”. Las condiciones tienen que estar dadas para que sea seguro que el bebé se meta al agua, más aún en tiempos de covid-19: tienen que asistir con un adulto que se va a meter al agua y lo va a acompañar en todo momento; el bebé debe estar vacunado (esto se debe consultar su pediatra); la temperatura del agua, de unos 32°; consultar el nivel de cloración para evitar problemas en su salud.

La Organización Mundial de la Salud eligió a la natación como el mejor deporte para el desarrollo de niños y adolescentes, el más completo porque los ayuda a ejercitar todos los grupos musculares sin sufrir riesgo. Vos, ¿te animarías a llevar a tu bebé a la pileta?

Comentarios