Una ciudad convertida en laboratorio de vacunación - LA GACETA Tucumán

Una ciudad convertida en laboratorio de vacunación

AstraZeneca inoculó a 80.000 personas en un mismo día, como parte de un estudio.

17 May 2021
1

SAN PABLO, Brasil.- Botucatu es el nombre de la ciudad brasileña convertida en laboratorio de la vacunación en masa contra la covid-19, que lleva adelante el laboratorio AstraZeneca. El estudio, aplicado a 80.000 personas de entre 18 y 60 años de la ciudad del interior del estado de San Pablo, pretende analizar la eficacia de la vacunación masiva y la del inmunizante contra las nuevas variantes del coronavirus en circulación en Brasil.

El experimento tiene una duración de ocho meses e incluye la aplicación de las dos dosis de la vacuna y el seguimiento de los que fueron inmunizados. |

Brasil, uno de los países más castigados por la pandemia en el mundo, vacunó ayer contra la covid-19 a todos los adultos de una ciudad de 150 000 habitantes como parte de un estudio inédito que puede dar referencias mundiales sobre la eficacia de la inmunización masiva.

El proyecto, apoyado por la Fundación Bill y Melinda Gates y que tuvo el aval de la Organización Mundial de la Salud (OMS), forma parte de un estudio promovido por el Ministerio de Salud y la Universidad Estatal Paulista para estudiar la eficacia de la inmunización masiva con la vacuna desarrollada conjuntamente por el laboratorio AstraZeneca y la Universidad de Oxford, que también se sumó al experimento. También lo hace la Fundación Oswaldo Cruz, vinculada al Ministerio de Salud, mayor centro de investigación médica de América Latina y que tiene la licencia para fabricar en Brasil 210 millones de dosis de la vacuna de Oxford.

En este estudio de fase cuatro, además de verificar la capacidad de la vacuna de Oxford para reducir los casos, las hospitalizaciones y las muertes por la covid-19, se pretende analizar la eficacia de la vacunación masiva y la del inmunizante contra las nuevas variantes del coronavirus en circulación en Brasil.

El experimento incluye la aplicación de las dos dosis de la vacuna -con intervalo de tres meses- y el seguimiento de los que fueron inmunizados, así como el de los habitantes de las ciudades vecinas, que serán usados como base para una comparación.

Se realizarán secuencias genéticas de las muestras de todos los residentes de Botucatu que contraigan el coronavirus después de ser inmunizados para identificar las variantes que siguen provocando casos. (Especial)

Comentarios