Manzur y Jaldo, lejos de entablar un diálogo - LA GACETA Tucumán

Manzur y Jaldo, lejos de entablar un diálogo

Las diferencias entre el gobernador y el presidente de la Legislatura crecen día tras día, con posturas intransigentes.

15 May 2021 Por Marcelo Aguaysol
1

Las posturas son tan antagónicas que dos frases definen lo que piensa el gobernador Juan Manzur (“no hay vuelta atrás en la relación”) respecto de su compañero de fórmula, el vicegobernador Osvaldo Jaldo (“sigo adelante, más allá de los apoyos nacionales para la Casa de Gobierno”). En el medio de esta disputa, que ya lleva más de dos meses, están algunos interlocutores de uno y del otro lado del mostrador justicialista que se tomarán el fin de semana para analizar una estrategia que permita, en las próximas semanas, converger a sus principales líderes en una cumbre que defina otra tregua hasta después de las elecciones parlamentarias, de medio turno. En medio de tantas diferencias, Manzur y Jaldo coinciden en algo: no habrá diálogo en el corto plazo; uno es más intransigente que el otro.

La única posibilidad de unirlos es a través de una convocatoria de Buenos Aires. Los apoyos recibidos esta semana tanto desde la Casa Rosada como del mismo cristinismo posicionan a Manzur dentro del escenario interno. El gobernador es el presidente del distrito local del PJ y también uno de los vicepresidentes del Consejo Nacional Justicialista. Desde esa perspectiva, el titular del Poder Ejecutivo entiende que quien debe dar el primer paso para un acercamiento es su compañero de fórmula. A lo largo de esta semana, Manzur repitió que sólo se dedicará a gestionar y que no piensa acerca de qué puede pasar con su futuro político hasta 2023. Sin embargo, en las reuniones con su amigo y cotitular de la CGT, Héctor Daer, ha marcado la cancha para aquellos a los que la Casa de Gobierno consideran como la nueva oposición: el jaldismo. “El PJ no se fractura ni se divide, sino que se encolumna tras sus conductores. Eso es el ABC del peronismo”, dijo el lunes pasado. Jaldo niega de que esté fuera de la estructura del Partido Justicialista que lo tiene como vicepresidente partidario en la filial local. Frente a las críticas, el presidente de la Legislatura ha enumerado que, a lo largo de su carrera política, siempre ha ganado elecciones de la mano del peronismo y que seguirá en la misma senda, más allá de los cuestionamientos del manzurismo. Aún más, vislumbra que, como vicepresidente del PJ, reclamará lugares para su dirigencia dentro del armado de las lista de candidatos a diputados nacionales, al considerar que la de senadores se definirá con la impronta K. La novela peronista seguirá filmándose en Tucumán.

1- ¿Qué piensa Manzur de la actitud de Jaldo? Cree que el vice se irá a la oposición

Juan Manzur ha dicho, en reiteradas oportunidades, que Osvaldo Jaldo se alió con la oposición para llevar al recinto a su ministro de Educación, Juan Pablo Lichtmajer. En efecto, el gobernador se convence, día tras día, que su compañero de fórmula se alejará de la estructura justicialista, debido a las diferencias que mantiene con la Casa de Gobierno. De hecho, el mandatario considera que el presidente de la Legislatura se adelantó en los tiempos para discutir la sucesión, a dos años y medio del fin del mandato. En el manzurismo deslizan que Jaldo puede llegar a ser parte de un frente electoral amplio, opositor al Frente de Todos pensando en 2023. “No estoy pensando en candidaturas para 2023; sólo me dedico a gestionar”, dijo esta semana el gobernador.

2- ¿Qué piensa Jaldo de la postura de Manzur? No hay autocrítica en el gobernador

Osvaldo Jaldo sigue convencido de que Juan Manzur no tiene capacidad de autocrítica, ni de reflexión acerca de lo que representa la conducción dentro del Partido Justicialista. Esta semana lo dejó en claro en una frase que lanzó:  “la conducción del temor, del apriete y la chequera no da resultado”. Por esa razón, considera que hay tantos heridos dentro de la estructura partidaria, que el propio gobernador intenta seducir para contenerlos dentro de su espacio político. Las disputas de territorio serán más frecuentes para captar a aquellos dirigentes de base que no se sienten parte de la gestión. Sin embargo, Jaldo advierte: “los que sueñan que iré por fuera del PJ o recalaré en un frente extrapartidario, que lo sigan haciendo,  porque eso no sucederá, no será realidad”.

3- El futuro del jefe del PE hacia las elecciones de 2023: se siente dentro de la fórmula de 2023

“El nombre de Juan Manzur será parte de la fórmula justicialista de 2023”. Desde que se desató la interna con Osvaldo Jaldo, los dirigentes que responden al gobernador repiten esta frase como un mantra. Incluso, algunos ubicaron al mandatario como posible vicegobernador. Desde hace tiempo, antes de la pandemia de la Covid-19, el titular del Poder Ejecutivo viene proyectando su futuro político si es que se queda en Tucumán. Esa es su prioridad. No obstante, hay funcionarios que consideran que Manzur puede recalar en el gabinete nacional en la medida que se consolide el oficialista Frente de Todos en el poder. El gobernador ha pensado siempre en apelar a la jugada que, en 2019, patentó Cristina Fernández de Kirchner: ser el gran elector a la hora de definir la fórmula.

4- El horizonte del vice dentro de dos años: aspiraciones para suceder a Manzur

Osvaldo Jaldo avisa que no pretende presentar candidatos para una interna del PJ en las PASO y que disputará los espacios que, como vicepresidente del distrito Tucumán del Justicialismo, le corresponden. Gladys Medina es una de las elegidas por el jaldismo para la nómina de postulantes a diputados. Reitera que acompañará institucionalmente al gobernador Juan Manzur hasta el final del mandato, porque se siente parte del Gobierno, más allá de las diferencias. Añade que una muestra de esa conducta es que la Legislatura aprobó y sancionó todos los proyectos que el Poder Ejecutivo necesitaba y que no le puso palos en la rueda. Por trayectoria y militancia, Jaldo señala que es una aspiración natural que quiera ser el candidato a gobernador por el PJ en 2023.

5- Eventuales cambios en la Constitución tucumana: la tentación y el freno a la reforma

La reforma constitucional ha sido siempre una ambición de todo gobierno. Claro que, cuando las aguas se bifurcan dentro de la estructura oficialista, los intereses chocan y, por ende, la probabilidad de introducir cambios en la Carta Magna Provincial. El gobernador Juan Manzur no pierde las esperanzas de que, en algún momento, esa reforma pueda llegar a motorizarse, subiéndose a una ola que está creciendo a nivel nacional. Sólo así puede llegar a aspirar a un tercer mandato como titular del Poder Ejecutivo. El vice Osvaldo Jaldo, en tanto, ya le puso un freno a cualquier intentona de la Casa de Gobierno de avanzar en ese proceso dentro de la Legislatura. “No le dan los números”, dicen en el jaldismo que también cuestiona, constitucionalmente, la posibilidad de que Manzur se postule como vicegobernador.

6- La probable interpelación al ministro de Seguridad: puede ahondar la puja partidaria

Desde hace varias semanas se viene mencionando la posibilidad de que el ministro de Seguridad, Claudio Maley, sea el próximo miembro del gabinete manzurista en brindar un informe ante la Legislatura. El funcionario tiene amplias chances de formar parte del elenco nacional en los próximos meses, según reconoció el propio gobernador Juan Manzur. Éste, no obstante, quiere saber si la Cámara interpelará a su ministro. Osvaldo Jaldo, en tanto, señala que, hasta ahora, no se han cursado pedidos formales para que el titular de Seguridad sea interpelado. Lo considera como un hecho natural, como lo fue el informe presentado por el ministro de Educación, Juan Pablo Lichtmajer. Manzur espera y desliza una probabilidad: que el presidente Alberto Fernández llegue a Tucumán para que constate qué sucede en el oficialismo local.

Repercusiones de la Cámara: Morof anticipó que propondrá crear una comisión de seguimiento para Educación

El legislador Javier Morof (Justicialista de Todos) anticipó que impulsará la creación de una comisión de seguimiento como consecuencia de presuntas irregularidades que dijo haber detectado en el Ministerio de Educación. Durante la interpelación al ministro Juan Pablo Lichtmajer, el parlamentario había asegurado tener pruebas de supuestas anomalías en la designación de miembros del gabinete del titular de Educación. Afirmó que hay casos que se enmarcarían en incompatibilidades o en situación que violarían la legislación vigente. En ese sentido, señaló que la comisión se encargaría de controlar los gastos de planes nacionales en obras y servicios de Educación.

Art. 57 de la Constitución: el bussismo propone que se regule la citación de funcionarios a la Legislatura

Dado a que el Artículo 57 de la Constitución de la Provincia resulta poco preciso en cuanto a las pautas para citar a funcionarios a la Legislatura, el bussismo impulsa un proyecto de ley para que sea regulado. La legisladora Nadima Pecci presentó una iniciativa para darle un marco legal al procedimiento. “Proponemos, entre otras cosas, las consecuencias ante la incomparecencia o la falta de respuestas a las preguntas formuladas, como así también la forma en la que deberá desarrollarse la sesión a la que concurra el funcionario citado”, explicó en el proyecto, que también lleva las firmas de los radicales José Ricardo Ascárate y José María Canelada.En ese sentido, la iniciativa impulsada propone que sea obligatorio asistir con documentación respaldatoria y que, en caso de comparecencia o falta de respuesta a las preguntas de la resolución de citación, será considerada un grave incumplimiento, dando lugar al procedimiento de juicio político.

Comentarios