En vez de “Tres empanadas”, prometen repartir risas, emoción y show - LA GACETA Tucumán

En vez de “Tres empanadas”, prometen repartir risas, emoción y show

Florencia de la V, Juan Pablo Geretto y cuatro bailarines acompañan a Flavio Mendoza en el exitoso music hall creado por el popular coreógrafo.

15 May 2021 Por Alicia Liliana Fernández
1

TRÍO EN ESCENA. En el music hall hay humor, emoción, acrobacia, danza, cuerpos esculturales y una puesta que combina comedia y tecnología.

Producción, espectáculo, y gira son algunas de las palabras favoritas en la voz de Flavio Mendoza. El coreógrafo, que le puso el cuerpo al coronavirus este año, con internación incluida, se sobrepuso para volver a enfrentar otras complicaciones con que la pandemia limita al teatro, a través de sus puestas.

Luego de una exitosa temporada veraniega en Villa Carlos Paz, Córdoba, su music hall “Tres empanadas” recorre los escenarios del país. Hoy, a las 21, llega al del teatro Mercedes Sosa (San Martín 479), con gran puesta en escena y junto a figuras como Florencia de la V y Juan Pablo Geretto, en busca de la risa y de la emoción, como le contó a LA GACETA.

- ¿Cómo ves el panorama del espectáculo en este momento?

- La verdad es que seguimos en la lucha, no sólo por mí sino por mucha gente que necesita trabajar. En este país, me parece que no estamos siendo equitativos con todos los sectores. El arte está muy golpeado y hay cosas que no se entienden. Por ejemplo, cuando nosotros volvimos a trabajar cumplimos con todo el protocolo sanitario requerido y demostramos que era seguro. El nuestro es uno de los mejores protocolos en Argentina porque los teatros y los circos tenemos capacidad reducida, distancia adecuada, barbijo permanente, etcétera. Y después no podemos creer que hay otras actividades abiertas con muchos menos controles o seguridad. La verdad, no es equitativo. Y este año de nuevo, con el cierre en Capital Federal, nos perjudican muchísimo. Y ya creo que es un golpe fatal porque hay mucha gente que no se va a poder levantar.

- Hoy llegás con “Tres empanadas” en gira...

- Gracias a Dios podemos hacer algunas giras en algunos lugares del interior, como Jujuy, Salta y Tucumán. La idea es apoyar también la industria. Cuando uno encara este espectáculo no lo hace por uno sino por mucha gente que vive de esta gran industria del arte, desde boleteros y acomodadores a técnicos, iluminadoras y vestuaristas, entre otros.

- ¿Cómo concebiste el music hall?

- Es un show muy hermoso, con Flor y Juan Pablo y elenco. Estamos muy contentos porque no es un show tradicional de gira. Yo no hubiera ido con un telón y una luz a pararme sobre el escenario y ya. Es un espectáculo que tiene tres cubos led en el escenario; interactuamos con esos elementos; el vestuario es muy lujoso y hay bailarines, por eso digo que no es normal que un espectáculo así salga en gira nacional.

- Es un show acotado a los tiempos de pandemia, no multitudinario, como acostumbrás.

- Arriba del escenario somos nosotros tres, junto a tres bailarines varones más una mujer, porque quería mantener en todo momento el concepto de tres del título por la estética del show. La bailarina está porque hace algo especial. No es un show con una gran cantidad de gente, pero no siempre la cantidad hace la calidad. Este espectáculo salió porque respetamos la burbuja; nos cuidamos muchísimo nosotros y el público.

- ¿Cuáles son tus antecedentes con Flor de la V y con Geretto?

- Con Flor habíamos trabajado, pero no habíamos compartido escenario. Ella estuvo en un espectáculo mío, pero Juan no. Sólo actuamos en “Edha”, una serie de Netflix, pero no compartimos ninguna escena. En ellos encontré ahora dos compañeros maravillosos, donde nos apoyamos entre nosotros.

- ¿Qué podes adelantar?

- Es un espectáculo en el que el público no sólo se va a divertir mucho, sino que también se va a emocionar porque hablamos muy desde el corazón. Hay partes actorales en que nos expresamos en primera persona. Eso se festeja mucho; nos llevamos muy bien. Lo disfrutamos, a tal punto que estamos rogando que la gira continúe, porque hacemos un gran respiro cuando nos vamos de la capital. Y no sólo compartimos escenario sino hasta las comidas; estamos muy unidos y eso se nota mucho en el escenario.

- Llamó la atención tu participación actoral en “Edha”.

- Disfruté de hacer un trabajo tan distinto. Estaba prevista una segunda temporada donde mi personaje crecía muchísimo, pero lamentablemente quedó en la nada. Fue una experiencia maravillosa, que ojalá se pueda repetir en algún momento.

- ¿Cómo surge el nombre “Tres empanadas”?

- Cuando empezamos a tirar nombres con Flor y Juan. Fue él quien dijo que, comparado con otros de mis espectáculos que convocan a tantos artistas, esto era “tres empanadas”. Entonces pensé: es real, y quedó ese nombre porque da como “qué miseria”. Sin embargo el espectáculo es justamente opuesto a esa idea. La frase es un guiño divertido, tan argentina que quedó de “Esperando la carroza”, y un poco también era hacer un show en plena pandemia. Estoy muy orgulloso del producto; el público se lleva una sorpresa. Sobre todo en estos tiempos en que necesitamos reírnos y pasarla bien, disfrutar un poco.

- ¿Cuáles son los temas?

- En realidad los que más hablamos de nosotros somos Florencia y yo; Juan hace una tercera persona. Yo cuento la historia del circo, porque si bien la gente sabe que yo nací en un circo, no sabe detalles de cómo viví allí. Ese es un momento muy emotivo de la obra, que tiene que ver con mi madre, que me encanta hacer y que me cuesta porque quedo con un nudo en la garganta. Y por más que lo venga haciendo desde hace mucho, me conecta con un lugar muy especial. Creo que al público también, porque se les cae un lagrimón. Es bueno conectar con la parte verdadera de cada uno.

Mendoza aclara, por enésima vez, que no es tucumano sino entrerriano. Pero que como su hermana Silvina vive en El Mollar con su familia, él está muy conectado: “suelo venir seguido a Tucumán, pero con las restricciones hace rato que no llego. Aprovecharé esta vez para ver sobre todo a mis sobrinas; será un buen momento para darnos un abrazo familiar”.

Propuestas tucumanas
Dos obras locales suben a escena

El teatro independiente tucumano suma sus propuestas para la cartelera de esta noche. En el teatro Armando Díaz de El Cadillal (ruta 304, frente a la escuela Ramón Carrillo) a las 20 se repondrá “Corazón sin oreja”, la obra escrita y dirigida por Rubén Ávila y con las actuaciones de Sergio Arias y Gitano Reyes como el médico René Favaloro y el pintor Vicent Van Gogh. La entrada es a la gorra. A las 20.30, en La Veleta Cultural (Crisóstomo Álvarez 124) Marcos Acevedo y Diego Ledezma protagonizarán “La moribunda”, un texto de Alejandro Urdapilleta considerado un clásico del grotesco contemporáneo.

Comentarios