Las altas emisiones de metano, un problema más - LA GACETA Tucumán

Las altas emisiones de metano, un problema más

Los combustibles fósiles siguen contribuyendo al calentamiento global.

13 May 2021
1

NUEVAS REVELACIONES. El metano retiene hasta 28 veces más la radiación solar. METEORED

La humanidad emite mucho más metano (CH4) del que se creía. Científicos han revelado que la cantidad de esta sustancia generada después de la era industrial es hasta un 40 % más de lo que las investigaciones anteriores habían determinado. Esto significa que la producción de combustibles fósiles está contribuyendo al calentamiento global no sólo a través de las emisiones de dióxido de carbono (CO2).

El metano es uno de los gases de efecto invernadero más intensos. Está formado por cuatro átomos de hidrógeno y uno de carbono. Y retiene hasta 28 veces más radiación solar que el carbono en un lapso de 100 años. Afortunadamente, su concentración es decenas de veces menor y su vida media en la atmósfera llega a nueve años, frente a los 200 años que puede permanecer el CO2. Su reducción tendría un efecto significativo en el calentamiento climático. El problema es que la ciencia aún no posee suficiente información sobre sus fuentes. Sucede que este gas se produce tanto al quemar combustibles fósiles como de manera natural, por la acción de volcanes y filtraciones.

Para achicar esa brecha de desinformación, Benjamin Hmiel y sus colegas del departamento de Ciencias de la Tierra y del Medio Ambiente, de la Universidad de Rochester, en Estados Unidos, se sirvieron de muestras de hielo de Groenlandia y de la Antártida tomadas a 11 metros de profundidad. Las pruebas datan desde 1750; es decir, de décadas antes de que el carbón, y después el gas y el petróleo, alimentaran nuestras máquinas. También extrajeron núcleos de hielo hasta 2013. Ese margen temporal les permitió capturar la evolución del metano atmosférico.

Tras obtener las muestras, en sus laboratorios derritieron el hielo para liberar las pequeñas cantidades de aire antiguo que estaba atrapado.

Así las cosas, establecieron que los niveles que se producen naturalmente son -en realidad- aproximadamente 10 veces más bajos que lo que las investigaciones previas habían demostrado. A partir de ahí, los científicos pudieron deducir cuánto del metano en nuestra atmósfera proviene de la extracción de combustibles fósiles: entre un 25% y un 40% más de lo que se pensaba.

Comentarios