Hongo Negro: cuál es el origen de la enfermedad que está haciendo estragos en pacientes con covid-19 - LA GACETA Tucumán

Hongo Negro: cuál es el origen de la enfermedad que está haciendo estragos en pacientes con covid-19

En la India, no se habían reportado más de 10 casos en dos años. En dos meses, hubo más de 600. Los que no pierden la vida, pierden un ojo.

11 May 2021
1

INDIA. Quema de cuerpos de personas que tuvieron covid-19. FOTO TELAM.

LA INDIA.- Los casos de infecciones por mucormicosis en pacientes con covid-19 tras su recuperación son casi cuatro o cinco veces más numerosos que los detectados antes de la pandemia.

La información es oficial y es la que preocupa a los especialistas de ese país.

Quitar un ojo para salvar una vida

El diario bbc.com dio a conocer un caso extremo. Akshay Nair, un cirujano oftalmológico que vive en Bombay, se preparaba para operar a una mujer de 25 años, diabética, que se había recuperado, tres semanas antes, de una infección de covid-19.

En medio de la cirugía, el especialista detectó la presencia del hongo en la paciente. Insertó el tubo y empezó a extraer tejidos afectados por la infección fúngica que ataca agresivamente la nariz, los ojos y, algunas veces, el cerebro. Así estuvo tres horas.

"Le quitaré el ojo para salvarle la vida. Así es como funciona esta enfermedad", dijo el doctor Nair.


¿Qué es la mucormicosis?

La mucormicosis es una infección muy rara causada por la exposición a hongos de la familia de los mucorales, que se hallan comúnmente en el suelo, las plantas, el estiércol y las frutas y verduras en estado de descomposición.

"Es omnipresente y se encuentra en el suelo y el aire e incluso en la nariz y la mucosidad de las personas sanas", indica Nair.

Afecta los senos paranasales, el cerebro y los pulmones y puede ser potencialmente mortal en personas diabéticas o gravemente inmunodeprimidas, como pacientes con cáncer o personas con VIH/sida.

Los médicos creen que la mucormicosis, que tiene una tasa de mortalidad general del 50%, puede estar desencadenada por el uso de esteroides, un tratamiento que salva la vida de los pacientes de covid-19 que se encuentran en estado crítico.

Los esteroides reducen la inflamación en los pulmones causada por covid-19 y parecen ayudar a detener algunos de los daños que pueden ocurrir cuando el sistema inmunológico se acelera para combatir el coronavirus.

Pero también reducen la inmunidad y aumentan los niveles de azúcar en la sangre tanto de pacientes diabéticos como no diabéticos que contraen covid-19.

Se cree que esta disminución de la inmunidad podría estar provocando estos casos de mucormicosis.

"Es una pesadilla dentro de una pandemia"

El médico, que trabaja en tres hospitales de Bombay, una de las ciudades más afectadas por la segunda ola, dice que en abril ya vio a unos 40 pacientes con la infección fúngica.

Muchos de ellos eran diabéticos que se habían recuperado de covid-19 en sus casas. A 11 de ellos se les tuvo que quitar quirúrgicamente un ojo.

El concurrido Hospital Sion de Bombay ha registrado 24 casos de infección por estos hongos en los últimos dos meses, en comparación con los seis casos que se reportan aproximadamente cada año, según la doctora Renuka Bradoo, jefa de la división de oído, nariz y garganta del ese centro médico.

Once de ellos perdieron un ojo y seis murieron. La mayoría de sus pacientes son diabéticos de mediana edad que fueron atacados por el hongo dos semanas después de recuperarse de la covid-19.

"Aquí, ya estamos viendo dos o tres casos por semana. Es una pesadilla dentro de una pandemia", me dijo la especialista.

Los síntomas

Los pacientes que padecen la infección por estos hongos suelen tener síntomas de congestión y sangrado nasal, hinchazón y dolor en el ojo, párpados caídos, visión borrosa y, posteriormente, pérdida de la misma.

También se pueden presentar manchas negras de piel alrededor de la nariz.

Los médicos dicen que la mayoría de sus pacientes llegan tarde, cuando ya están perdiendo la visión, y tienen que retirar quirúrgicamente el ojo para evitar que la infección llegue al cerebro.

En algunos casos, los pacientes han perdido la visión en ambos ojos. Y en casos raros, los doctores tienen que extirpar el hueso de la mandíbula para evitar que la enfermedad se propague.



Comentarios