Crear hábitos para progresar - LA GACETA Tucumán

Crear hábitos para progresar

Incorporar costumbres saludables a la vida es fundamental si se quiere alcanzar objetivos propuestos. Coaches explican cómo se debe actuar para sumar esas acciones cotidianas.

03 May 2021 Por Homero Terán Nougués
1

Postergar la alarma, dejar para mañana lo que se puede hacer hoy, elegir comida insalubre frente a otras más sanas, quedarse en el sillón y ver un capítulo más de la serie en vez de levantarse y hacer ejercicio. Muchas veces resulta difícil hacer eso que nos hace bien y para lograrlo es esencial generar hábitos saludables que ayuden a alcanzar nuestros objetivos.

En este sentido, Luciano Mandli, coach cuántico y director de Potencia Argentina, sugiere que en primer lugar se debe aclarar qué es un hábito y fue claro al respecto: “Una acción repetida y sostenida por aproximadamente 90 días pasa a ser un hábito. Esa acción se transforma en algo cotidiano y simple de aplicar, ocurre automáticamente”.

Y estos hábitos -indicó- tienen que ver con los ámbitos más variados de la vida, desde la alimentación, las relaciones con los demás, cómo se habla y hasta cómo se piensa frente a determinadas circunstancias.

Importancia

“Es importante crear hábitos porque determinan nuestros resultados. Por eso es importante mirar los hábitos que ya tenemos incorporados porque eso habla de quiénes somos y nuestros resultados. Entonces caemos en una frase repetida, pero cierta: ‘somos lo que hacemos’”, señaló Mandli.

Es por esa importancia que muchos reflexionan sobre su situación y admiten que deben adquirir nuevos hábitos o cambiar hábitos negativos (en ocasiones denominados vicios). “A la gente le cuesta crear hábitos saludables porque generalmente estos hábitos tienen que ver con nuestros deseos, con nuestros sueños; pero en el ser humano su prioridad, su condición de supervivencia, es abocarse a lo que necesita. Y muchas veces necesita olvidar lo que está pasando y está bien porque es humano”, dijo el experto, y agregó que, a sabiendas de esto, es fundamental tomar acciones que tengan que ver con cumplir objetivos y no sólo que sean por una cuestión de supervivencia.

“Ahora cuando conecto con lo que sueño y entiendo que eso es desafiante, ahí sí están los hábitos”, continuó.

Cómo crear el hábito

A la hora de crear un hábito saludable, de incorporar esa buena acción al día a día, las personas pueden recurrir a diferentes métodos, normalmente relacionados con la aplicación de la disciplina y la fuerza de voluntad. Para el coach, sin embargo, existen dos formas básicas para sumar esas acciones repetidas en el tiempo.

La primera se guía bajo el axioma de que si se quiere un resultado diferente, entonces se deben tomar acciones diferentes. Esta forma de ver el tema podría, según explicó Mandli, parecer más fácil de aplicar, pero a la larga podría resultar difícil de sostener.

“La segunda opción, en cambio, es mucho más poderosa y sostenible; es simple, pero no es fácil de aplicar. Las acciones son generadas por algo más profundo que son mis pensamientos, lo que yo creo. Entonces, supongamos que quiero comer más saludable, seguramente haya una creencia de fondo que indique que lo no saludable es rico y lo necesito. Que es rico es cierto, sin embargo el ‘necesitarlo’ lo pondría en duda. ¿Qué pasa si empiezo a notar que no necesito esa clase de alimentos? En ese momento las acciones de comer de forma saludable están disponible de modo más simple y sustentable”, expresó.

El hecho de tomar un hábito saludable de este tipo no significa que en ocasiones uno no pueda “darse un gustito”, pues al entender que no lo necesita podrá retomar fácilmente a la costumbre de una alimentación sana.

Por su parte, Fabiana Urueña, magister Coach Organizacional, da una serie de tres pasos a seguir para adquirir el hábito que se desea.

El primer paso que sugiere es reconocer cuáles los cinco principales hábitos que uno tiene en la actualidad, es decir reflexionar introspectivamente para descubrirlos, observarlos y tenerlos en cuenta.

Una vez parados sobre esa realidad, queda preguntarse si esos hábitos conducen al bienestar que uno quiere alcanzar o no. “Pensar si estos hábitos acompañan el logro de nuestras metas laborales y personales”, dijo en una entrevista con LA GACETA.

“El tercer paso se realiza una vez que juzgamos que necesitamos nuevos hábitos. Es ahí cuando llega el momento de reprogramar nuestro GPS y ponernos manos a la obra para crear, con paciencia y fuerza de voluntad, esas nuevas acciones sostenidas en el tiempo”, añadió.

Recomendaciones saludables

A veces algunos no saben cómo comenzar, qué acciones incorporar para enderezar su rumbo y tomar el camino que los acerque a sus metas. Guadalupe Márquez, otra de las coaches consultadas por el tema, indicó lo primero a tener en cuenta es que los humanos se construyen desde el lenguaje. “Lo que yo digo es lo que yo soy, y lo que pienso es lo que digo”, comenzó.

“Las palabras no están dichas desde el sonido, sino desde el pensamiento. Quizás cambiar mi pensamiento pueda ser un acto saludable y hacerlo todos los días lo convierte en un hábito”, sugirió.

Entonces, precisó que uno debe comenzar su día en agradecimiento, bajo una postura que permita apreciar todo lo bueno que se presenta en la vida. “Hay muchas formas de ver la vida desde un lugar esperanzador y construir un hábito desde ahí es muy saludable”.

Eso es lo que la especialista considera “aprender a vivir”. “Tener el hábito de vivir en amor y armonía es uno de los hábitos más saludables que hay. El beber una cerveza cuando tengas ganas, hablar con amigos, que tu vida sea realmente tuya y no que vivas en los zapatos de lo que los demás esperan de vos. Después de esto, lo demás se va generando cuando sos consciente de lo que implica la vida y la creación que sos: ahí es cuando podés decir que tu hábito es el amor y el vivir bien. Ese es el paso fundamental”, concluyó.

Comentarios