Un audio revelaría los contactos de los Caro con la Policía - LA GACETA Tucumán

Un audio revelaría los contactos de los Caro con la Policía

El fiscal López Ávila recibió la grabación de una llamada telefónica. Problemas y sospechas entre acusados de cometer robos y asaltos.

17 Abr 2021 Por Gustavo Rodríguez
1

EN PLENO TRABAJO. Un efectivo realiza el acta donde detalla todos los elementos que se secuestraron en una casa de los Caro que fue allanada.

Las sospechas en contra del clan Caro siguen cobrando fuerza con el correr de los días. No sólo se están sumando indicios para acusarlos de haber cometido varios robos, sino que además ahora surgieron datos sobre cómo y con quién operarían en esta y otras provincias. Y como si eso no fuera poco, también quedaron al descubierto supuestos arreglos con la Policía y la Justicia para poder continuar con su carrera delictiva.

Esos datos surgieron de un audio de una comunicación telefónica mantenida por Francisco “Vikunga” Caro con un tal Ismael, que se encuentra detenido con prisión preventiva acusado de robo agravado. La conversación, que tiene como música de fondo una canción de cumbia, es una de las pruebas que incorporó el fiscal Diego López Ávila al expediente.

En la charla, en la que también aparecen mencionados Marcos “Batore” y Walter “Kuki” Caro -hermanos del interlocutor- puede dividirse en tres partes. En la primera, ambos hablan sobre una supuesta traición que se produjo entre grupos que están acusados de cometer asaltos y “escruches”.

- Ismael: Hola “Vikunga” quería saber que está pasando. Dicen que está todo mal…

- “Vikunga”: ¿por qué decís que está todo mal?

- I: porque me dijeron que ustedes arreglan con la “cana” para que les liberen el centro. Dicen que ustedes me entregaron, que andaba en el C4 blanco que vendí hace mucho.

-  “V”: ¿Cómo vas a decir eso? Hace años que no te vemos. No laburamos con vos. Si somos los informantes de los ‘rati’ (policías), ¿vos crees que me mandan al frente? Están tirando veneno en todas partes.

- I: La banda de “Guachín” me sacó $200.000. Ahí le pregunté que si les pegaba que me dijeran quién me había batido (delatado). Y ellos dijeron que era “Kuki”…

- “V”: Hablá con “Kuki” si querés, pero nada que ver rey. Ya nos vamos a cruzar en la calle y van a ver que somos “rochos” (“chorros”, ladrones) de verdad, que no andamos batiendo a la “cana”. En cualquier momento nos llevan del pelo. Ayer y anteayer se hemos pirado con Zenón (se trataría del padre de Braian Leguizamón, imputado por el crimen de la empresaria Ana Dominé) cuando estábamos en la calles. Nada que ver rey.

Detalles

En la segunda parte de la charla, “Vikunga” Caro, con una increíble frialdad y sorprendente normalidad, no tuvo problemas en contar cómo sobornan a un grupo de policías, pero también reconoce su preocupación al saber que otros investigadores los están buscando para detenerlos por varios hechos.

- I: hablé con “Batore” y me dijo clarito: ‘laburamos con la “yuta” (Policía), pero no batimos’.

- “V”: No. “Batore” te dijo que nosotros arreglamos con la “cana” porque no queremos quedar presos. ¡Ni a gancho! Cuando nos pillan, decimos: ¿cuánto es 100.000, 300.000, 400.000…? Y la ponemos para no caer presos y poder seguir robando.

- I: De una.

- “V”: lo respeto porque que anda robando, pero usted es grande y no se deje “jeringuear” (cizañar).

- I: me parece raro. Vino “Jubilao” y le dijo a otro: ‘con tu compañero Ismael está todo mal’. Los rumores llegaron acá (en la cárcel) que ustedes arreglan con los “rati”…

- “V”: Toda la vida. Siempre vamos arreglar para seguir robando. Todos los días robamos con Zenón. No se deje “jeringuear” con nadie…

- I: Todo bien… Perdí por una “bronca” (asalto) en Leales. No pasa nada, ya vamos a salir. A mí me ha “manoteau” (detuvieron) la Regional Norte…

- “V”: Sí está feo. Robos y Hurtos nos pide la cabeza desde hace rato. Nada que ver que batimos a la “yuta”. Arreglamos con la “patotita” (grupo de policías) cuando nos “canan” (sorprenden) en la zona de laburo. Estamos hasta las manos porque tenemos varias causas sueltas (sin resolver en la Justicia o en plena etapa de investigación). Sí la ponemos para poder laburar en la calle. Nada que ver de que batimos para que nos liberen la zona. Nunca esa carta.

- I: Más vale…

¿Códigos?

En la última parte de la conversación, “Vicunga” e Ismael, revelan algunos detalles sobre cuáles son los códigos que manejan los integrantes de estos grupos.

- “V”: prefiero que me digan ortiba (delator) y no que anden diciendo que ando “tocando pito” (avisando a la Policía quién y dónde cometen ilícitos).

- I: De una.

- “V”: No pasa nada. Yo y mis hermanos tenemos la mejor con usted. Ya me voy a poner pillo (atento). Se va a poner todo mal porque se están hablando giladas (mentiras)…

- I: No ando batiendo…

- “V”: A usted lo han “empaquetau” (lo delataron), son unos cobardes bárbaros.

- I: No arruinamos (perjudican) a nadie…

- “V”: Como tiene que ser…

Planteo: piden que se profundice la investigación

El fiscal Diego López Ávila habría iniciado en las últimas horas una investigación de oficio por las supuestas vinculaciones de los miembros con el clan Caro. El subsecretario de Seguridad José Ardiles ya había anunciado que seguirán avanzando hasta esclarecer el caso. “Tendrán que responder ante la Justicia todos aquellos que estén involucrados, no importa quiénes sean. Se dieron precisas instrucciones para que se descubran quiénes son los efectivos que podrían haber colaborado con ellos para que sean sancionados como corresponde”, señaló el funcionario en una entrevista con LA GACETA. “Confiamos y respaldamos a todos los hombres de la fuerza que trabajan en esta causa”, concluyó.

Los detalles del caso

Los fiscales Pedro Gallo y Diego López Ávila realizan investigaciones en contra de los Caro al sospechar que habrían cometido varios delitos.

Según los investigadores, los sospechados formarían parte de una banda que estaría especializa en robar en casas del Gran San Miguel de Tucumán.

Los pesquisas allanaron varias propiedades que serían de los acusados. Secuestraron varios bienes de lujo. Los investigarían por enriquecimiento ilícito.

Comentarios