Son 404 los vacunos secuestrados en el campo de los Alperovich - LA GACETA Tucumán

Son 404 los vacunos secuestrados en el campo de los Alperovich

Al peritaje judicial por un abigeato le falta aún controlar las marcas de 2.300 animales.

15 Abr 2021 Por Daniel Salvador
1

BLOQUEO. La Galesa recuperará su actividad cuando termine el peritaje

Los agentes del Senasa y de la Policía de Santiago del Estero detectaron ayer 115 vacunos más con marcas ajenas a La Galesa, el establecimiento ganadero de la familia del senador José Alperovich. Desde el sábado pasado, cuando se allanó el campo por orden de la Justicia santiagueña, se verificaron 6.559 animales y se apartaron 375 para constatar la propiedad de las empresas que denunciaron el abigeato de 4.500 ejemplares.

También fueron secuestrados de la finca familiar ubicada en la localidad de Pozo Hondo (Santiago) 29 vacunos que tienen marca confusa, para que los peritos judiciales determinen quiénes son los dueños.

Anoche, el gerente de La Galesa SRL, Daniel Alperovich, confirmó a LA GACETA que faltan controlar unos 2.300 ejemplares y estima que la tarea judicial podría concluir entre mañana y el sábado. El ganado total en corral ronda las 10.000 cabezas.

Después, desmintió publicaciones referidas a que la empresa familiar está en la nómina de acreedores para reclamar $ 700 millones a la concursada empresa de hospedaje y engorde de ganado Oleos del Centro (ODC), de Luis Magliano, a la que le entregaron 11.515 vacunos y lograron retirar 10.772.

“También leí en Clarín que la empresa ODC nos pagó con hacienda estando concursada y no es así. Magliano nos compensó con hacienda antes de pedir la quiebra”, resaltó.

Consultado sobre las declaraciones Hernán González, apoderado de las firmas damnificadas, San Eugenio SA, el Tránsito SA y el 38 SA, enfatizó: “no tengo idea de lo que habla”. González dijo ayer: “no pedimos nada contra Alperovich todavía, pero seguramente la Justicia va a actuar de oficio”.

En este sentido, al ser consultado por nuestro diario el otro apoderado de las empresas denunciantes, el ex juez santiagueño César Turk, apuntó que la Justicia pondrá claridad sobre el tema. “Nosotros no tenemos nada contra Alperovich y su empresa; nuestro objetivo es Magliano y recuperar el ganado que se le confió y que todavía no aparece”, subrayó.

Anoche, Turk iba a reunirse con los titulares de las empresas damnificadas -según adelantó- para evaluar las actuaciones de la Justicia y resolver sobre las acciones que puedan aportar a la investigación en curso.

La síntesis

Según los hechos y declaraciones que rozan a la empresa familiar de Alperovich en el caso del abigeato, la cronología fue la siguiente: en 2020, antes del confinamiento por la pandemia, La Galesa SRL entregó para engorde 11.515 cabezas de ganado a Oleos del Centro SA, del empresario cordobés Magliano, quien entonces era presidente de la Sociedad Rural de Jesús María.

Cuando se levantaron las restricciones sanitarias para ingresar y salir de Santiago del Estero, entonces la familia Alperovich pudo acceder al campo de feetlot de ODC y verificó su hacienda en malas condiciones, con bajo peso y gran mortandad. Se reunieron con Magliano y acordaron rescindir el contrato, trasladar el ganado y el pago del faltante con animales propios.

En el traslado de la hacienda de los Alperovich se logra recuperar 10.772 cabezas. En tanto, la Justicia inicia la causa por abigeato, denunciado por las sociedades anónimas San Eugenio, El Tránsito, El 38 y La Permanencia, por otro faltante de ganado (unas 4.500 cabezas).

Según los abogados de Magliano, en diciembre de 2020 los animales habían sido sacados de los campos de ODC y vendidos “por un apremio económico”. En los allanamientos en Santa Fe y Salta no hubo novedades.

Puntos centrales

La gerencia del campo ganadero de los Alperovich denunció en la Justicia santiagueña que fueron víctimas de una estafa, luego del allanamiento.

Daniel Alperovich reveló que la investigación del robo de ganado llegó a La Galesa por las guías que tramitaron y exige el Senasa para transportar ganado.

En la firma familiar afirman que su actividad comercial es 100% legal, y los denunciantes del abigeato hablan de complicidad y hasta involucran a la Policía.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios