Jaime Katz: “mi corazón es rojo y blanco” - LA GACETA Tucumán

Jaime Katz: “mi corazón es rojo y blanco”

15 Abr 2021
1

ENCUENTRO. Katz (al centro), ex jugadores y dirigentes, en un encuentro para recordar lo hecho del 87 al 90.

Jaime Elías Katz tiene 69 años. Hace 38 que llegó por trabajo desde Santa Fe. Se instaló con su familia en Tucumán y, con el paso del tiempo, se convirtió en presidente de Sportivo. Lo fue durante 17 años (desde 1987 a 2004). Hoy, una de las tribunas del estadio lleva su nombre.

“Sportivo es una parte muy importante de mi vida. Mi familia siempre me acompañó; mi esposa, Juana Torres, y mis hijas, Silvina Paola y Andrea Verónica, además de mi madre, Elena, pasaron por las tribunas del club. Mi vida en él era estar de lunes a domingo; a la mañana trabajaba, y de 16 a 21, en la sede. Mi corazón es rojo y blanco. Siempre lo quise, y lo voy a querer. Hoy lo sigo ayudando”, contó el ex dirigente.

Katz contó que, bajo su presidencia, se hacían dos cenas por año. Y los premios eran autos, motos y electrodomésticos. “El esfuerzo fue grande. Pero fui feliz”, asegura. También cuenta que, hace pocos días, le mandaron la imagen de la camiseta de los 100 años, que tiene logos antiguos y el nuevo. “Lleva mi nombre y palabras en hebreo: muchas gracias”.

Katz estuvo en una época de gloria. En el ascenso de 1987, cuando Humberto Rizza (el estadio lleva su nombre) era presidente y él vice; en el título de la de 1990; en el gran Torneo del Interior que lo puso muy cerca del Nacional B. “Compramos tres hectáreas en la Circunvalación, con la venta de un terreno y un subsidio. Armamos canchas, un quincho grande, pileta. Después decidieron venderlo para hacer obras en el estadio”, recuerda.

Para el final, su mensaje: “Sportivo tiene historia e hinchas que lo aman con lo más profundo del alma. Le deseo un feliz aniversario”.

Comentarios